Home > Uncategorized > Libia: los enigmas de la guerra

Libia: los enigmas de la guerra

March 24, 2011

Las fuerzas internacionales que atacan al ejército regular libio dicen hacerlo, conforme al mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para proteger a la población civil. Para ello han lanzado un potente bombardeo con vistas a neutralizar a las tropas del coronel Muamar Gadafi. La primera interrogante que surge es qué ocurre en Libia. ¿Es efectivo que el gobierno lanzó una ofensiva militar contra manifestantes desarmados? La evidencia sobre esta aseveración es insuficiente. Ha habido abusos y agresiones contra los opositores pero, hasta donde es posible percibir desde el exterior, ellas no exceden a lo ocurrido en Túnez o Yemen. Lo que sí es evidente es que el país árabe esta en medio de una guerra civil entre el este, con Bengasi a la cabeza y el oeste, con su centro en Trípoli. De hecho los rebeldes han tomado como símbolo la vieja bandera de la monarquía del rey Idris, muy popular en este, depuesto en 1969 por, precisamente, Gadafi.
En los hechos la coalición occidental opera como un escudo protector de las fuerzas rebeldes. En dicho rol detuvieron los ataques oficialistas contra Bengasi y al amparo de la protección aérea han montado una contraofensiva. Pero ¿Quiénes son los insurgentes y cuáles son sus credenciales democráticas? Solo se han escuchado voces de algunos funcionarios y oficiales que han abandonado al régimen de Gadafi. A diferencia de lo ocurrido en Túnez y Egipto es difícil aquilatar las intenciones de los opositores.
¿Cuál es objetivo político de Estados Unidos y sus aliados? Sin que lo declaren es claro que aspiran a un cambio de régimen. Esto está fuera del mandato da Naciones Unidas que además prohíbe el empleo de fuerzas terrestre. Habrá que ver si lo bombardeos son suficientes para expulsar a Gadafi del poder. Al respecto hay un debate sobre si es lícito dar muerte al líder libio. Liam Fox, el ministro de Defensa británico, estima que si lo es. Washington discrepa puesto que hay una ley que prohíbe el asesinato de mandatarios extranjeros. En todo caso hasta el momento la iniciativa bélica es casi enteramente de Estados Unidos que ejerce el mando y control sobre el conjunto de las operaciones. En los primeros días fueron disparados 122 misiles crucero Tomahawk, de los cuales 120 fueron estadounidenses y dos bitánicos.

El dicho que reza que nunca digas que de esta agua no beberé le calza al autor de las siguientes palabras: “El Presidente no tiene el poder, bajo la Constitución, para autorizar un ataque militar unilateral en una situación que no signifique detener un ataque o una amenaza inminente para la nación”. Esto es lo que dijo el entonces senador Barack Obama, en 2007, en oposición a un posible ataque contra Irán. En una perspectiva más amplia ha vuelto al debate cuáles son las condiciones que hacen admisible que terceros países intervengan en los asuntos internos de otros. ¿Qué organismo determina que ocurre en un país? ¿Son admisibles criterios selectivos que se aplican a un estado pero no a otros? Naciones Unidas ha sido incapaz hasta ahora de responder estas interrogantes.

Advertisements
%d bloggers like this: