Home > Uncategorized > Chile y Bolivia: no perder de vista lo central.

Chile y Bolivia: no perder de vista lo central.

March 27, 2011

El Presidente Evo Morales anunció que buscará instancias internacionales para ventilar la reivindicación marítima boliviana. Lo obvio sería presentar una demanda ante la Corte Internacional de La Haya, como ya lo hizo Perú. Los bolivianos entienden que su gobierno ha pateado el tablero. Al salir del ámbito de las negociaciones bilaterales, enmarcadas en la una agenda de trece puntos, se abre una incógnita en las relaciones entre ambos países. Es evidente que se ha evaporado la química que existía entre Morales y la Presidenta Michelle Bachelet.
En todo caso Morales es un político realista que a lo largo del tiempo ha mostrado una disposición amistosa hacia a Chile. A diferencia de varios de sus predecesores no ha explotado sentimientos nacionalistas de animadversión contra Santiago. Al parecer La Paz frustrada ante la falta de progreso en las negociaciones busca subir la presión. La amenaza de llevar sus demandas a foros internacionales es una forma de apurar a Chile. El gobierno boliviano, sin embargo, sabe que por esta última vía es más que improbable que algún día logre una salida “soberana y continua” al Océano Pacífico. La única manera de alcanzar este objetivo es con un acuerdo con Chile.
Las crisis y fricciones en las relaciones son también oportunidades. Es preciso no perder de vista lo que conviene a ambos países. Bolivia alega que ya espera demasiados años por su anhelado puerto y correspondiente playa. Este no es el momento de tirar las negociaciones por la borda. Consultadas las más altas autoridades bolivianas sobre detalles de sus exigencias marítimas las respuestas suelen ser vagas. Dejan la impresión que se trata de una reivindicación genérica antes que de una exigencia práctica.
Las negociaciones entre ambos países se han llevado bajo estricto secreto y eso no ayuda. Ello cuadra mal con la “diplomacia de los pueblos” pregonada por Morales. Tanto chilenos y bolivianos deben conocer que está sobre la mesa pues, en definitiva, serán los respectivos pueblos los que deberán aprobar toda decisión que afecte su soberanía territorial. Se sabe, en todo caso, que se han manejado diversas formulas como es la cesión de soberanía administrativa de un puerto chileno. La Paz debe aclarar que beneficios ofrece a Chile. Ello es indispensable para que el mandatario que deba presentar la propuesta logre la aprobación ciudadana y parlamentaria.
Sería lamentable entrar en una escalada de recriminaciones que borren lo avanzado. El objetivo para Chile y Bolivia debe ser la total normalización de las relaciones diplomáticas con miras a la mayor integración posible, incluida una salida al mar bajo condiciones a discutir. Eso es lo central.

Advertisements
%d bloggers like this: