Home > Uncategorized > Libia y los motivos de las guerras.

Libia y los motivos de las guerras.

March 30, 2011

Los bombardeos occidentales contra las fuerzas del gobierno libio descansan en principios humanitarios, dicen los atacantes. En lo que toca Estados Unidos, en su reciente discurso el Presidente Barack Obama dijo que: “Algunos países pueden hacer la vista gorda a las atrocidades en otros países. Estados Unidos de América es diferente. Y como Presidente, yo rehusé a esperar las imágenes de matanzas y fosas comunes antes de tomar acciones”.
Obama, que recibió el premio Nobel de la Paz, invoca dos principios para entrar en guerra contra país distante que no amenaza su seguridad. Uno es el preventivo: actuar antes que sea demasiado tarde. Esta postura es muy problemática pues se actúa sobre la base de presunciones. Los atacantes señalan que el régimen de Muamar Gadafi cometía crímenes a gran escala. Sin embargo, Trípoli invitó a una comisión investigadora de Naciones Unidas para que verificase la situación. El organismo no se hizo presente pero numerosos periodistas aún presentes no han aportado antecedentes que confirmen las denuncias de masacres de civiles desarmados.
El segundo fundamento para atacar Libia señalado por Obama es el derecho a la injerencia. El tema fue muy debatido durante el ataque a Yugoslavia en 1999. Entonces el Presidente francés Jacques Chirac describió la guerra en Kosovo como “una gran victoria para los derechos humanos”. Más explícito para definir la nueva doctrina fue el ministro polaco de Relaciones Exteriores, Bronislaw Geremek, que anticipó: “Esta operación es la primera señal para el siglo venidero… en el siglo XXI los derechos humanos serán la base fundamental para definir las relaciones internacionales. Las relaciones entre naciones ya no pueden basarse en el respeto por la soberanía; deben fundarse en el respeto por los derechos humanos”. Las fronteras de los estados se tornan secundarias. La filosofía humanitaria es universalista y mal podría desarrollar su acción circunscrita a límites nacionales. El sufrimiento humano no sabe de latitudes ni paralelos.
¿Qué juez decidirá cuándo el deber moral impone un bombardeo para defender los derechos de una población? Es una pregunta retórica: los que deciden son los que poseen la fuerza y la voluntad para hacerlo. Las potencias hegemónicas dirimen qué causa amerita una intervención y cuál será ignorada. En lo que toca a Libia David Cameron, el Primer Ministro británico, aclaró que los ataques no estaban motivados por el petróleo. Ese es un mantra que repiten los mandatarios cada vez que bombardean o invaden un país petrolero. En este caso parece aplicarse el dicho de quien se excusa se acusa.

Advertisements
%d bloggers like this: