Home > Uncategorized > Chile y la victoria de Humala.

Chile y la victoria de Humala.

June 8, 2011

En la mayoría de las capitales sudamericanas el triunfo de Ollanta Humala ha despertado sonrisas de satisfacción. Es un nuevo avance de la corriente de centro izquierda que gobierna la mayor parte del subcontinente.  En Santiago, en cambio el palacio presidencial es ocupado por una alianza de derecha, la llegada de Humala al Palacio de Pizarro constituye un retroceso en el ámbito vecinal. Esto es independiente de la creciente moderación, e incluso gestos conciliatorios, de Humala hacia Chile.

Desde una perspectiva ideológica y de los idearios populares Chile ha quedado aislado frente a sus tres vecinos físicos. La Argentina de Cristina Fernández, que tiene muchas posibilidades de continuar por otro mandato, la Bolivia de Evo Morales y el Perú de Humala coincidirán en puntos claves. Los tres asignan un rol central al Estado en un papel regulador, como gestor de grandes proyectos de infraestructura y como factor decisivo en la redistribución de la riqueza nacional, tanto por la vía impositiva como a través de servicios de salud y educación. El mismo cuadro se extiende a la mayoría de los países paravecinos como Paraguay, Uruguay, Brasil, Venezuela y Ecuador. En realidad Chile y Colombia son las excepciones.

Es sabido que las afinidades ideológicas a menudo sucumben ante los intereses nacionales. Humala ha asumido el discurso de Estado peruano que no hará nada por impedir un acuerdo chileno boliviano que permita una salida de éste último al Océano Pacífico. La experiencia ha mostrado que Lima, en el pasado, ha interferido para impedir semejante arreglo. Aunque conviene precisar que no es evidente que las intervenciones peruanas hayan sido decisivas  en este sentido. Humala tiene, en todo caso, una fortaleza que le da su proveniencia de las fuerzas armadas y estar asociado con un discurso de franco nacionalismo. En oportunidades con tintes  antichilenos. Ello le da hoy un margen de maniobra mayor que a otros políticos peruanos para respaldar un acuerdo entre sus vecinos australes. De hecho Humala, si se lo propone, puede jugar un papel importante para cambiar la faz del Cono Sur e impulsar una integración modernizadora que sirva al desarrollo de tres regiones con severos problemas del trío de países involucrados. Humala mejor que nadie conoce la pobreza del extremo sur peruano. Arica, por su parte, marcha muy atrás frente a otras regiones. También Tarija, en Bolivia ganaría con un pacto integrador que alcanzaría el  norte argentino y al sur de Brasil. Habrá que esperar la configuración del nuevo gobierno. En todo caso fue un acierto del Presidente Sebastián Piñera contarse entre los primeros mandatarios en felicitar al vencedor.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: