Home > Uncategorized > El auf Wiedersehen nuclear de Siemens

El auf Wiedersehen nuclear de Siemens

September 20, 2011

Siemens, el gigante industrial alemán, anunció que abandona  el ámbito de la producción núcleo eléctrica.  Su   director  Peter Löscher  señaló que la empresa no se involucrará  “en la gestión total de la construcción de centrales nucleares o en su financiamiento. Ese capítulo está cerrado para nosotros”.  Al explicar la drástica decisión  Löscher dijo que Siemens  respondía  a la “sociedad alemana y su política que expresan una clara posición de abandonar la energía nuclear”.  No es frecuente que grandes corporaciones manifiesten su afinidad con el sentir ciudadano. La norma dicta que las decisiones se fundamenten  en estrictas razones económicas. Pero la realidad es que el clima político es determinante para la viabilidad de las industrias. En especial en un rubro tan debatido como el nuclear,  y a escasos seis meses del desastre de Fukushima.

Hay además un subtexto en la decisión de Siemens que ha participado en la construcción de los 17 reactores atómicos alemanes. El auf  Wiedersehen de Berlín a la energía nuclear, en todos los planos, es una señal de descarte definitivo de un potencial de armas atómicas.  A nadie escapa el hecho que la industria nuclear tiene capacidades duales: produce energía pero en el mismo proceso se puede enriquecer uranio para fabricar ojivas.  Las palabras de Löscher coronan un gran éxito  del partido verde  alemán que puso el fin de lo  nuclear como una de sus metas.

El impacto del viraje de Siemens va mucho más allá de Alemania.  En la última década la empresa teutona trabajó en conjunto con Areva, la   compañía  nuclear francesa. Pero la relación no prosperó y terminó este año en un agrio divorcio que le costó 927 millones de dólares a Siemens por incumplimiento de contratos.  Hace dos años fue anunciada  otra iniciativa internacional  con la compañía rusa  Rosatom . El nuevo consorcio ruso-germano  proyectaba la construcción de unas 400 plantas nucleares hacia el año 2030. Areva llegó a temer la competencia del nuevo polo. Pero la iniciativa viene de quedar en nada pues Siemens adelantó que el proyecto de cooperación con Moscú será anulado. Pero el vendaval post Fukushima también alcanza a  Francia y  Japón donde ahora crece el cuestionamiento a sus respectivas industrias nucleares. 

Siemens, que es el  principal empleador alemán,  abarca  campos como el eléctrico, salud, ferrocarriles, turbinas , entre otros,  por lo que   está bien posicionada para una reconversión de actividades. En este sentido Löscher anunció que la compañía reforzará su sector de energías renovables. En sus palabras: “El giro de Alemania hacia las energías renovables  es el proyecto del siglo” y estimó que el país está bien encaminado  para cumplir con la  meta de generar 35 por ciento de su demanda energética de fuentes renovables  para el año 2020. En la actualidad en  Alemania 23 por ciento de la producción eléctrica proviene de centrales nucleares.  Es claro que donde hay voluntad hay un camino.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: