Home > Uncategorized > Colombia: comercio y derechos humanos.

Colombia: comercio y derechos humanos.

October 6, 2011

La economía colombiana marcha viento en popa. Las cosas podrían ir mejor aún si Bogotá lograse firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Washington. Según las estimaciones la firma del TLC podría reportarle a Colombia hasta 250.000 nuevos empleos en los próximos cinco años y un incremento de las exportaciones no tradicionales por unos mil quinientos millones de dólares.
Pero esta vieja aspiración empujada por el país cafetero, desde el año 2000, no se ha podido concretar. El motivo son las acusaciones de permanentes y graves violaciones a los derechos humanos. Durante la campaña electoral el entonces candidato Barack Obama se opuso a un tratado con el Presidente Alvaro Uribe señalando que en su gobierno había una persecución masiva contra dirigentes sindicales.
Ahora, tres años más tarde, el Presidente Barack Obama señala que las cosas han mejorado y recomienda al Congreso que apruebe el TLC, algo que se considera inminente. ¿Hay progreso en el respeto de las vidas de los sindicalistas colombianos? La organización no gubernamental Human Rights Watch continúa clasificando a Colombia como el país más peligroso del mundo para la actividad sindical, denunciando que la mayoría de crímenes en contra de sindicalistas aún permanecen en la impunidad. Desde que el Presidente Juan Manuel Santos asumió, en agosto 2010, han sido asesinados 38 dirigentes sindicales. Las condenas por los crímenes ni siquiera alcanzan a diez por ciento de los 2.886 asesinatos de sindicalistas cometidos desde 1986. El nivel de impunidad en los últimos cuatro años y medio, desde enero 2007 a mayo 2011, es patente: se investigaron 195 asesinatos y se lograron seis condenas. Es este estado de cosas el que ha motivado a muchos congresistas estadounidenses, del partido demócrata, a rechazar un TLC con Colombia. Pero, al parecer, el comercio es más fuerte. Ahora la Casa Blanca señala que se han realizado avances significativos para frenar la violencia anti sindical. Algo que, en términos relativos, es así pues la tasa anual de crímenes de sindicalistas se ha reducido a un cuarto de la cifra de hace una década. En todo caso el asunto depende más de lo que ocurre en el Capitolio que la sangre derramada en Colombia. En abril de 2008 Nancy Pelosi, la Presidenta de la Casa de Representantes con mayoría demócrata, congeló el TLC con Bogotá. Hoy, con un Congreso dominado por los republicanos, se augura que el tratado podría entrar en vigor en 2013. Por su parte el Presidente Santos agradeció a su homólogo estadounidense: “El Presidente Obama nos ha cumplido. Eso fue lo que se comprometió a hacer”.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: