Home > Uncategorized > Cuestionan modelo energético chileno

Cuestionan modelo energético chileno

November 10, 2011

El partido consiste en avanzar la mejor propuesta para las reformas energéticas que el país requiere en forma urgente. Un equipo fue formado por el Presidente Sebastián Piñera el 3 de mayo: la “Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico” (CADE). Sus jugadores son, en su mayoría, personeros de la industria eléctrica o vinculada a ella. El segundo equipo, que consideró que se ponía al gato a cargo de la carnicería, se gestó a finales de mayo y tomó por nombre “Comisión Ciudadana Técnico Parlamentaria” (CCTP). Aquí figuran ´prominentes senadores de gobierno y oposición, técnicos y una amplia gama de organizaciones no gubernamentales ONGs.
El primer gol lo marcaron los parlamentarios y la sociedad civil pues cumplieron con el plazo fijado. La CADE todavía no arroja humo blanco. En lo que toca al informe “Chile necesita una gran reforma energética”, elaborado por la CCTP, es uno de los trabajos más completos publicados en el país sobre la situación energética nacional. En él se pasa revista, en nueve capítulos, a todos los aspectos claves del panorama energético. Parlamentarios y expertos pintan un cuadro deprimente sobre el abandono gubernamental, a lo largo de cuatros décadas, de toda iniciativa estatal para ordenar un sector que es explotado por tres grandes empresas eléctricas que, en los hechos, constituyen un oligopolio que frena el ingreso de competidores.
Un gobierno tras otro, incluido el actual, ha declarado que aspira a contar con energía limpia, económica y segura. La CCTP afirma que: “El país presenta una oferta eléctrica sucia, cara e insegura”. Que es cara lo saben todos los chilenos cuando reciben sus cuentas. En Chile se paga el doble por la electricidad que en los países vecinos. Sobre las emisiones contaminantes el informe cita a la Agencia Internacional de Energía y el Fondo Monetario Internacional: “Desde 1990 Chile es el país occidental con mayor crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero, duplicando la tasa media de emisiones de los países de América Latina; y cuadruplicando la tasa media mundial”. En lo que toca a la seguridad del abastecimiento los apagones hablan por sí solos. Pero quizás más grave aún es la vulnerabilidad estratégica “pues Chile importa 97 por ciento de sus necesidades de petróleo, 84 por ciento del carbón y 78 por ciento del gas”. Es decir más de dos tercios de los insumos energéticos del país son importados.
El trabajo de la CCTP trasciende el diagnóstico y contiene múltiples propuestas para una reforma. En primer lugar aboga por las energías renovables no convencionales (ERNC) con antecedentes concretos de su competitividad. Exige mayor pro actividad fiscal en cuanto a la eficiencia energética. Pero, por sobre todo, exige al estado que intervenga en el ordenamiento territorial y asegure una visión de largo plazo que hoy está ausente. En definitiva una contribución maciza al impostergable debate energético.

Advertisements
%d bloggers like this: