Home > Uncategorized > Durban y la amenaza climática

Durban y la amenaza climática

December 5, 2011

El mundo vive una serie de desastres naturales cuya causa no tiene nada de natural. Las inundaciones del río Indo, que dejaron más de 20 millones de personas desplazadas, las copiosas lluvias en Colombia y México a la par de sequías en Australia, Ucrania y el África oriental son atribuidas a los desbarajustes causados por el calentamiento global.  Los científicos advierten que es riesgoso atribuir causas precisas a determinados fenómenos. Pero la devastación cumple al pie de la letra con los pronósticos señalados en numerosos estudios. La razón del aumento de las temperaturas es bien conocida: la acumulación creciente de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera.

Para analizar la situación y buscar soluciones una docena de  jefes de Estado o de Gobierno y unos 130 ministros asisten la  XVII Cumbre  anual del clima de Naciones Unidas (llamada COP17) en  Durban, Sudáfrica. La misión del encuentro es al menos prorrogar el Protocolo de Kioto. Este acuerdo vinculante obliga a la abrumadora mayoría de los países a reducir en un cinco por ciento  las emisiones de GEI causadas por actividades humanas, ello tomando 1990 como el año base  año base  para las medir las reducciones. El Protocolo fue adoptado en 1997 bajo la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y establece los pasos específicos que cada país debe cumplir. Entró vigor en 2005 y lo han firmado más de 180 países. Estados Unidos no lo ratificó, con lo cual debilitó su efectividad, puesto que el país emite casi un cuarto de los GEI. La Conferencia de Copenhague, en diciembre de 2009, debió  establecer un nuevo acuerdo internacional. Pero el encuentro fue un gran fracaso. Luego en la reunión de Cancún, en noviembre 2010, tampoco se alcanzaron resultados.  

 

Ahora los delegados a la COP17 están ante datos desalentadores: las emisiones de CO2 no paran de subir y en 2010 aumentaron en  5,9 por ciento para llegar a las diez mil  millones de toneladas, todo un récord. Según la revista Nature Climate Change las  emisiones globales de dióxido de carbono generadas por la utilización de combustibles fósiles han aumentado un 49 por ciento en las últimas dos décadas. El carbón es el causante de más del 50 por ciento del aumento de las emisiones.  Al igual que en las COP precedentes un grupo de países culpa a otros por la falta de acuerdos. Estados Unidos no está dispuesto a tomar medidas si China no lo hace antes y viceversa.  Los países en desarrollo urgen a las economías industrializadas  occidentales  que aprueben el segundo período para el Protocolo de   Kioto. Pero ahora  Rusia, Japón y Canadá no quieren renovar el tratado si competidores comerciales como China, India y Estados Unidos no asumen compromisos similares. Así de conferencia en conferencia se aprecia un creciente deterioro ambiental y una falta de liderazgo para enfrentar la situación. Prima la actitud de que la caridad comienza por casa aunque todas las casas sufren aunque, claro, algunas sufren más que otras.

 

 

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: