Home > Siria > Tensión en el Golfo Pérsico

Tensión en el Golfo Pérsico

December 30, 2011

El Estrecho de Ormuz es la puerta al Golfo Pérsico. Por allí transitan buques petroleros que cargan hasta 40 por ciento del crudo que se consume en todo el mundo.  Si hay una razón por la cual podría desatarse un conflicto bélico es, precisamente, si algún país intentase impedir la libre navegación. Y eso  es lo que viene de plantear el jefe de la armada iraní el almirante Habibollá Sayari que señaló: “Cerrar el Estrecho es realmente fácil para las fuerzas armadas iraníes ,  o como decimos en nuestro país es más fácil que tomar un vaso de agua”. El 29 de diciembre   Hossein Salami, el vice comandante de la Guardia Revolucionaria, advirtió que “Estados Unidos    no está en condiciones de dictarle a Irán que es lo que debe hacer en el Estrecho de Ormuz… Toda amenaza será respondida con otra amenaza”.

 

 En estos momentos la armada iraní realiza un vasto ejercicio naval llamado  Veleyati 90 en la que participan numerosas unidades de superficie y submarinos. El gobierno iraní teme que en enero  las potencias occidentales le impongan duras sanciones económicas. De cumplirse las amenazas Teherán sufriría un drástico impacto. Los miembros de la Unión Europea  debatirán el cese de las importaciones petroleras desde Irán, que representan 25 por ciento de sus ventas de crudo. Estados Unidos podría pasar una ley que penaliza a todos los bancos que tengan transacciones con el Banco Central de Irán. Así cualquier banco occidental que no acatase la decisión quedaría expuesto al corte de relaciones con todo el sistema financiero estadounidense. Fue ante este panorama que las autoridades iraníes amenazaron con cerrar el Estrecho.

 

La respuesta de Estados Unidos fue rápida. Una vocera de la Quinta Flota, basada en  Bahrein,  dijo que  “El libre flujo de bienes y servicios a través del Estrecho de Ormuz  es vital para la prosperidad regional y global…Ninguna  interferencia será tolerada”. En todo caso los hechos hablan más fuerte que las palabras.  Washington ya cuenta con una importante fuerza militar desplegada en la región. Para reforzar las señales de voluntad de enfrentar  a Irán hizo ingresar al portaaviones   USS John C. Stennis  al Estrecho y pasar próximo al lugar donde se desarrollan las maniobras navales. Pese a ello el precio del petróleo, un termómetro muy sensible a las tensiones internacionales,  no ha tenido grandes sobresaltos. Ello significa que los que están en el negocio del crudo no esperan un conflicto  en el corto plazo. Habrá que ver si Occidente aplica las sanciones económicas. Y si ello ocurre está por verse si Irán hará valer su amenaza de cerrar el Estrecho. La situación es inestable en el Medio Oriente y cualquier enfrentamiento con Teherán probablemente será precedido por esfuerzos por lograr  un  cambio de régimen en Siria, el más próximo aliado de los iraníes. Perspectivas no muy alentadoras para el 2012 que despunta.

Advertisements
%d bloggers like this: