Home > Uncategorized > Hollande: el cambio es ahora

Hollande: el cambio es ahora

May 8, 2012

François Hollande , el presidente electo francés, acuñó el eslogan: Le changement c` est  maintenant ( el cambio es ahora).  Es una estrategia universal que la oposición se proclame la campeona del cambio. Hollande, en su primera alocución  luego de su victoria, puntualizó que los dos cambios claves de su gobierno serán  incorporar a la juventud a la vida económica y política así como asegurar mayor igualdad.

El desempleo juvenil, de las personas menores de 25 años, bordea en Francia  el 22 por ciento. Esto frente a una tasa de cesantía nacional de 10 por ciento. Los más afectados son los que no tienen estudios pues 49 por ciento de ellos están sin empleos. Los franceses hijos de inmigrantes son los más afectados por esta situación.

En lo que toca a la brecha entre ricos y pobres ella aumentó bajo el gobierno de Nicolas Sarkozy merced a reducciones de impuestos. Para enmendar el rumbo los socialistas postulan la anulación de las exenciones fiscales de los más acaudalados con miras a recaudar unos 29.000 millones de euros. Las rentas superiores al millón de euros estarán sujetas a un impuesto de 75 por ciento. Se estima que alrededor de seis mil personas serían afectadas por esta tasa para los super ricos.  Esta promesa electoral ha dado pie a rumores de un inminente éxodo de los más adinerados. Es dudoso que ello ocurra pero anticipándose a dicha posibilidad  Hollande advirtió  que su gobierno renegociará los acuerdos bilaterales con Suiza, Bélgica y Luxemburgo para poder cobrar impuestos a los exiliados fiscales. En la visión del mandatario electo es inaceptable que “mientras algunos se enriquecen sin límites, crece la inseguridad y la pobreza empeora”.

Los socialistas franceses desmienten que ellos están contra la disciplina fiscal que impera en la Unión Europea. Aunque Hollande postula que la austeridad no es el único camino para reflotar las alicaídas economías de la eurozona. El tema central, a juicio de los nuevos gobernantes,  es de donde provendrán los recursos para insuflar la industria y el comercio. Como siempre ha sido el caso los impuestos, a falta de expropiaciones,  son el principal instrumento para redistribuir la riqueza. Los que la poseen se niegan a entregarla argumentando que mientras más tienen más invierten lo que, en definitiva, enriquece a toda la sociedad. Sea este el caso o no los impuestos definirán buena parte de la gestión que se aprestan a acometer los socialistas galos y sus aliados.

Advertisements
%d bloggers like this: