Home > Uncategorized > Estados Unidos: aumenta presencia latina

Estados Unidos: aumenta presencia latina

May 22, 2012

Estaba previsto y ahora Oficina del Censo de Estados Unidos ha dicho que el momento llegó: 50,4 por ciento de todas las criaturas que nacen en el país son latinos, negros, asiáticos o de otros grupos agrupados en la categoría de minorías. Los cálculos anticipan que para el 1 de julio habrá 52 millones de latinos, o hispanos como se les llama en EEUU, entre los 311 millones de habitantes del país. Esto los convierte en la primera minoría seguido de los negros que suman con 40,8 millones de personas.
Desde hace ya bastante tiempo que en Estados Unidos nacen más niños que son llamados José que criaturas que reciben el nombre de Joe, el equivalente inglés de José. Ese fue el dato utilizado por Samuel P. Huntington, el fallecido autor del ensayo “El choque de las civilizaciones”, para graficar el rápido aumento de la población latina en Estados Unidos. Para Huntington esto era preocupante pues “la inmigración mexicana plantea un reto a nuestras políticas y nuestra identidad en una manera que ninguna otra cosa lo ha hecho en el pasado”. Ello porque, a su juicio, los inmigrantes anteriores estaban dispuestos a asumir una identidad estadounidense. En cambio los que inmigran hoy no lo están e incluso, en algunos casos, son hostiles a dicha identidad. Huntington advierte que Washington debe exigir la aceptación de la cultura dominante como condición para conceder la nacionalidad. De no hacerlo vaticina que: “Estados Unidos sufrirá el mismo destino de Esparta, Roma y otras comunidades”. Es decir, sucumbirán a los barbaros.
El acelerado cambio en las tendencias demográficas responde a la continua inmigración latina y sus altas tasas de natalidad. Aunque en los últimos años, a consecuencia de la crisis financiera que comenzó en 2008, ha bajado en forma significativa el flujo migratorio clandestino proveniente del sur, que solía alcanzar al millón de personas anuales. Se estima que en la actualidad en el país residen unos 11,2 millones de personas indocumentadas. Esta fuerza de trabajo es importante en una serie de campos pues los latinos que residen ilegalmente en el país representan 24% de los trabajadores agrícolas, 17 por ciento en los servicios de limpieza y 14 por ciento en la construcción. Sobre el impacto de los inmigrantes en el mercado laboral las opiniones están divididas. Algunos estiman que estos trabajadores suplen la mano de obra local que no está dispuesta a ejecutar ciertos trabajos por estar mal remunerados. Los sindicatos tienen otra lectura. Dicen que, precisamente, ciertas labores están mal rentadas porque los empleadores encuentran a personas dispuestas a trabajar por menos. Al hacerlo perjudican a los trabajadores del sector formal bajando el nivel de las pagas.
Para algunos países latinoamericanos el cierre de las fuentes de empleo en Estados Unidos tendría un impacto enorme. Las consecuencias remecerían las economías desde México a Ecuador y a las del Caribe. Para Nicaragua, Haití, El Salvador, República Dominicana y otros, la mayor fuente de ingresos son las remesas de dinero que envían sus familiares que trabajan en el país del Norte.

Advertisements
%d bloggers like this: