Home > Uncategorized > Gaza: la franja de la discordia

Gaza: la franja de la discordia

November 19, 2012

Un nuevo capítulo sangriento del conflicto israelo-palestino. Israel fundamenta su operación “Pilar Defensivo” en el disparo de más de 750 cohetes sobre su territorio meridional en lo que va corrido del año. En rigor muchos de estos proyectiles, que no tienen sistema de puntería, no tienen efectividad militar. Pero su impacto psicológico sobre la población israelí es grande. La mera amenaza de las descargas causa agudo temor y moviliza a la población a exigir al gobierno que neutralice a los atacantes. Algunos analistas, con mayor cinismo, estiman que el Primer Ministro Benjamín Netanyahu esperó el paso de las elecciones en Estados Unidos para lanzar la ofensiva, que por su magnitud no es una respuesta espontanea, y así fortalecer su candidatura a la reelección enero.
En el más de medio siglo de la disputa entre palestinos e israelíes es difícil establecer quien inicia las hostilidades. Cada bando podrá invocar una agresión anterior como la causante del enfrentamiento más reciente. Pero si se atiende a las condiciones de vida del 1,8 millones de palestinos que viven en la Franja de Gaza se comprende la raíz de la violencia. En los hechos hasta hace poco la Franja era un gueto cercado por los cuatro costados. Tres lados, incluido el marítimo, eran sellados por Israel. El cuarto, la frontera austral, estaba taponeada por Egipto. El cerco se debilitó en alguna medida con la caída del dictador egipcio Hosni Mubarak. Pero aún así las condiciones de vida en Gaza son precarias y un alto porcentaje de sus habitantes vive en la desesperanza. Un caldo de cultivo para las predicas extremistas.
Hamás, la organización islamista que gobierna Gaza desde 2006, mantenía estrechas relaciones con el gobierno de Siria. Pero Hamás pertenece a la corriente sunita y forma parte de la cadena de partidos de la Hermandad Musulmana (HM). En Siria los Hermanos Musulmanes son enemigos acérrimos del régimen chiíta del dictador Bashar al Assad. En consecuencia Hamás optó por remover a sus dirigentes de Damasco.
En la actualidad Israel acusa a Hamás de estar digitada por Irán. La organización ha recibido armamento proveniente de Irán pero es exagerado señalarla como un peón de Teherán. La influencia externa más importante proviene de El Cairo. El Presidente Mohamed Morsi pertenece a la HM. Y este es un factor que Israel debe considerar con atención. El gobierno de Netanyahu ya dañó sus relaciones con un estrecho aliado como lo era Turquía por mantener el severo cerco a Gaza. Sería un gran retroceso para Israel inducir a Egipto a una postura más agresiva debido a la presión popular egipcia. El paisaje del político del Medio Oriente ha cambiado en una dirección negativa para Israel desde la Primavera Árabe o si prefiere desde la caída de varios dictadores. Se pueden acordar ceses al fuego y treguas. Pero no habrá paz en las fronteras Israel mientras no exista un estado palestino soberano y viable. Algo que las máximas autoridades palestinas e israelíes han acordado hacer realidad al menos en el papel.

Advertisements
%d bloggers like this: