Home > Uncategorized > Venezuela: versiones en pugna.

Venezuela: versiones en pugna.

May 22, 2013

La escasez de papel higiénico en Venezuela ha dado lugar a mucho humor escatológico. En rigor el asunto tiene poco tiene de cómico y mucho de incomodo. Para el gobierno la falta de los rollos, de la leche, la harina para arepas y pollos, entre otros productos de consumo cotidiano, es resultado de una campaña de acaparamiento. Para el sector empresarial es la consecuencia de una política errada que busca controlar el mercado por la vía de decretos arbitrarios. Ambas explicaciones no son excluyentes. En Chile, durante el período de la Unidad Popular, se vivió la combinación de ambos factores. En lo que toca a las perspectivas económicas, a corto plazo, no son auspiciosas con una inflación que se acerca al 30 por ciento anual. Pero particularmente delicado es la falta de alimentos básicos. Nada daña más la imagen de un gobierno que interferir con los hábitos alimenticios de la población. No hay político, en democracia, que pueda sobrevivir mucho tiempo a la ausencia de pan, arepas o tortillas.
En cuanto a los resultados electorales el Consejo Nacional Electoral viene de señalar que luego de auditar más de 75 por ciento de las mesas se había detectado “un error cero”. Es claro que la demanda interpuesta por la oposición sobre presuntas irregularidades no alterará el decretado triunfo de Nicolás Maduro.
Ahora, sin embargo, la tormenta política se ha desplazado a otro campo. El diputado opositor Ismael García dio a conocer una conversación grabada en la que presuntamente participan el conocido activista político Mario Silva, que expresaba puntos de vistas del oficialismo desde el programa La Hojilla en la cadena estatal Venezolana de Televisión, y el cubano Aramis Palacios, que es sindicado como miembro del servicio de inteligencia cubana residente en Venezuela. En más de una hora de diálogo Silva acusa a Diosdado Cabello, el Presidente de la Asamblea Nacional, de conspirar contra Nicolás Maduro. Señala textualmente a Palacios que es imperioso deshacerse del potencial golpista: “La única forma de sacar a Diosdado es diciendo que es un corrupto, demostrar todas las formas de corruptelas y diciendo que mi comandante lo sabía”, Silva señala que “estamos en mar de mierda” y que buena parte de la fuga de divisas proviene de partidarios del gobierno que roban pues creen que no manejarán por mucho tiempo las riendas del poder.
Silva rechazó de plano la veracidad de la denuncia y adelantó que respondería en su programa “al bodrio que monto el Mossad israelí junto con la CIA, tenemos pruebas”. Dijo que la grabación presentada por el diputado García pudo ser montada con fragmentos de audio de las emisiones de su programa. En definitiva Silva, que dio muchísimos nombres a lo largo de la conversación no aportó las pruebas prometidas y se despidió de la audiencia de su programa. Explicó: “Voy a salir del aire por enfermedad. Estuve hospitalizado el pasado sábado en La Habana. Hospitalizado por una complicación en la vesícula.”
En lo que toca al aludido Diosdado Cabello calificó la cinta de “chismes”. Los denunciantes opositores, que no han explicado el origen de la grabación, señalan que están llanos a un peritaje internacional de la misma. Es difícil establecer una versión definitiva de una denuncia de alto poder corrosivo. Durante mi estadía en Venezuela escuché a Silva y entonces me pareció que no distinguía entre hechos y rumores. Los contenidos de la cinta, quienquiera sea su autor, suenan más a fantasías que a datos concretos. Una de las acusaciones de Silva señala que los resultados de las elecciones fueron manipulados, a través ondas electrónicas, para favorecer a la oposición. Ello después que las autoridades, de Maduro para abajo, han reiterado que el sistema es a prueba de fraude. En el ambiente político caldeado venezolano las denuncias contra Silva aumentarán las fricciones políticas que de pasada, por la vía de Palacios, involucran a Cuba.

Advertisements
%d bloggers like this: