Home > Uncategorized > Fricciones latinoamericanas

Fricciones latinoamericanas

July 13, 2013

El Mercado Común del Sur (Mercosur) realiza su cumbre en Montevideo con la participación de Uruguay, Brasil, Argentina y Venezuela y está por verse si Paraguay será reincorporado (fue suspendido luego del golpe que depuso al Presidente Fernando Lugo). La cita pone de relieve la existencia de dos polos económicos y políticos. El Mercosur en el Atlántico, y en la otra costa la Alianza del Pacífico, integrada por Chile, Perú, Colombia y México.
En la cumbre social, que precedió las reuniones presidenciales, abundaron las críticas. Graciela Rodríguez, miembro de la Red Brasileña por la Integración de los Pueblos declaró que: “La Alianza del Pacífico es una propuesta que apunta a dividir este proceso de integración del sur que avanza a pasos bastante firmes y largos. Es una propuesta equivocada que viene a traer ruido a la región”. Por su parte Oscar Laborde, del Consejo Consultivo Social de Argentina, fue más explicito: “La derecha continental y el gobierno de Estados Unidos son los que atentan contra nuestra integración. Son más que evidentes los ejemplos, así como es evidente que la Alianza es un instrumento en ese sentido”.
Pese a que la diplomacia trata de bajar el perfil a los roces es manifiesto que existen tensiones soterradas entre ambos conglomerados. El Mercosur va mucho más allá de los acuerdos comerciales y adopta posturas políticas por la autonomía regional. Aunque, dicho sea de paso, parece más exitoso en el plano político que el comercial, donde hay fuertes fricciones entre Argentina y Brasil por medidas arbitrarias y proteccionistas de ambos países. Hay además una vieja rivalidad entre Brasil y México. Los brasileños han adoptado la postura que México está en el área de influencia norteamericana. Y, por lo tanto, no le place que ingrese a su área, Sudamérica, donde Brasil lleva la batuta. Además ambos países aspiran a un rol internacional superior que sería coronado con un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El problema es que si llega a abrirse una vacante solo uno podrá cubrirla.
En todo caso las líneas ideológicas entre los atlánticos y los pacíficos no son rígidas. La prueba: Ecuador ha manifestado su interés por ingresar al Mercosur. Diego Borja, ex ministro de Economía, dijo que el gobierno ecuatoriano ha optado por un modelo comercial diferente al que tiene la Alianza del Pacífico. Por ello le parece coherente que Ecuador no pretenda pertenecer a este bloque. En la dirección contraria Danilo Astori, vicepresidente uruguayo, defendió la intención de su país a sumarse a la Alianza del Pacífico luego de denunciar el actual estado de “inacción” del Mercosur. Astori, que además preside el Parlamento, explicó que: “Hoy somos Estado observador, pretendemos llegar cuanto antes a Estado candidato y a miembro pleno y ojalá pueda darse lo antes posible”. Pero no será tan rápido pues Iván Ramalho, Alto Comisionado del Mercosur, advirtió que: “El reglamento del Mercosur actualmente no permite que los países realicen negociaciones individualmente”. La unidad latinoamericana tiene un largo camino por recorrer.

Advertisements
%d bloggers like this: