Home > Uncategorized > Espionaje y cierre de embajadas

Espionaje y cierre de embajadas

August 9, 2013

Estados Unidos cerró sus embajadas y consulados en una veintena de países de Africa y Asia. La medida fue justificada por la intercepción de mensajes al mas alto nivel de Al Qaeda. Esta es la versión entregada a la prensa estadounidense en Washington. En estas circunstancias solo cabe creerle o no a las autoridades pues no hay posibilidad de una verificación independiente.
Hay, sin embargo, algunos elementos que despiertan suspicacia. En primer lugar los servicios de inteligencia a veces protegen sus fuentes hasta límites absurdos. Durante la Segunda Guerra mundial los ingleses no interfirieron con los bombardeos contra la ciudad de Coventry para no alertar a los alemanes que habían descifrado sus comunicaciones. Proclamar a los cuatro vientos que captaron los mensajes entre el líder máximo de Al Qaeda Ayman al-Zawahiri, y el responsable de su filial en la península Arábiga, Nasir al-Wahishi, es cerrar, desde ya, una vía que no debe haber sido fácil detectar.
Luego está la señal política de debilidad que da Estados Unidos, imitado en algunos países por Gran Bretaña, Francia y Alemania. Al cerrar sus representaciones diplomáticas, que siguen protegidas por policías locales, se concede un éxito gratuito a sus adversarios. Es llamativo que se permita filmar a los aviones que despegan con el personal evacuado con destino a Alemania. Hace pensar en una operación con fines deliberados antes que medidas de seguridad preventiva. Este tipo de muestras de aparente debilidad conllevan riesgos pues pueden inducir a sus enemigos a conclusiones erróneas. Salvo que esa sea la intención. Vale la pena recordar las reflexiones de Osama bin Laden luego del revés sufrido por Washington en octubre del 2003 en Mogadiscio. Allí fueron derribados dos helicópteros Black Hawk y muertos 18 soldados norteamericanos. Al respecto bin Laden comentó: “Al salir de Afganistán nosotros esperábamos una guerra larga contra los norteamericanos, porque pensábamos que eran como los rusos. Nos ha sorprendido su baja moral y hemos comprendido que se trata de un tigre de papel y que bastan algunos ataques para desarmarlos. Después de algunos golpes, ellos olvidaron que eran el líder mundial, el líder del nuevo orden mundial, y partieron llevando sus cadáveres y su derrota vergonzosa”.

Forzar el cierre de embajadas y consulados son palabras mayores. Muchas personas que tratan con Estados Unidos se ven afectadas. Al Qaeda podría cada cierto tiempo sabotear las relaciones diplomáticas por la vía de amenazas a través de las redes sociales. Las batallas libradas en las sombras es preferible que permanezcan allí. Otro riesgo que corren quienes levantan las alertas es la pérdida de credibilidad. Hay una cantidad limitada de veces que se puede gritar que viene el lobo. Y peor aún no faltarán quienes sospechen que las advertencias son el pretexto para justificar políticas de las agencias involucradas, desde escuchas ilegales al uso indiscriminado de drones y bombardeos. Dado que el engaño es parte del arsenal del espionaje nada puede darse por cierto hasta no contar con evidencias indiscutibles.

Advertisements
%d bloggers like this: