Home > Uncategorized > Brasil responde a espionaje de EEUU

Brasil responde a espionaje de EEUU

September 19, 2013

El chiste que corre en Brasil: ¿que hizo la Presidenta Dilma Rousseff para postergar, en forma indefinida, su visita de estado a Washington? Muy simple, se envió un e mail a sí misma. La Agencia de Seguridad Nacional norteamericana, que la ha espiado al igual que a la empresa petrolera Petrobras, se encargaría de informar a la Casa Blanca.

En los hechos la mandataria llamo por teléfono, el martes 17, a Barack Obama y le dijo que cancelaba su encuentro al más alto nivel previsto para el 23 de octubre. El motivo del desencuentro “La intercepción ilegal de comunicaciones y datos de ciudadanos, compañías y miembros del gobierno brasileño constituyen hechos de la mayor gravedad y son una amenaza para la soberanía nacional y los derechos individuales” señala un comunicado emitido por la Presidenta.

La medida brasileña es un serio revés para la diplomacia estadounidense que en los últimos años ha buscado mejorar las relaciones con el mayor país latinoamericano. Pese a ello en Brasilia subsiste a convicción que Washington no le concede la atención que merece. Mientras Estados Unidos considera a Brasil como un país con influencia regional los brasileños aspiran al estatus de un país con gravitación mundial. Basados en esta percepción sucesivos gobiernos han postulado el derecho de Brasil a formar parte, con un sillón permanente, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
.
El daño en las relaciones entre ambos países, causados por las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje norteamericano, va más allá del ámbito diplomático. La empresa estal petrolera Petrobras ya anuncio que invertirá unos nueve mil millones de dólares para fortalecer la seguridad de sus comunicaciones y bancos de datos. Además las reparticiones estatales deberán emplear equipos para la trasmisión de datos fabricados en Brasil según lo señalo el ministro de comunicaciones Paulo Bernardo.

En lo que toca a las grades empresas de almacenaje de datos y motores de búsqueda, como por ejemplo Google, que sirven el estado al estado brasileño deberán instalar sus servidores en el país para así quedar sujetos a la legislación nacional. Está por verse si Brasil lograra imponer su criterio sobre las grandes empresas que controlan internet.

Advertisements
%d bloggers like this: