Home > Uncategorized > Lo que está en juego para Chile y Perú en La Haya

Lo que está en juego para Chile y Perú en La Haya

January 25, 2014

Los que acostumbran a explicar los conflictos en término de intereses económicos se verán confundidos con el diferendo chileno-peruano. El recurso en juego es la pesca cuyas capturas, con sus altos y bajos, oscilan en la zona en disputa entre los 120 y los 150 millones de dólares. Se ha citado a Felipe Morandé, el ex ministro de Transportes y Comunicaciones, señalando: “Lo que se perdería en pescados sería menos que lo gastado en abogados en La Haya”. El primer mandatario chileno aludía a las ganancias de la pesca de la anchoveta.
La Corte Suprema chilena ha bloqueado la información sobre cuánto ha gastado el país en su defensa con un séquito de abogados. Pese a todas las invocaciones a la transparencia el más alto tribunal de Naciones Unidas también dificulta el acceso a las remuneraciones en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. En todo caso para hacerse una idea los jueces de la CIJ ganan del orden de los 18 millones mensuales. Las remuneraciones de los abogados litigantes es un secreto bien guardado pero cabe suponer que son superiores a las de los jueces. Al respecto el francés Alain Pellet, el jefe del equipo de abogados extranjeros del Perú y uno de los más reputados litigantes en la CIJ, explica que los países no tienen muchas opciones: “En el pequeño mundo de ley pública internacional podemos hablar de la ´mafia` de la CIJ”. Se entiende que al equiparar al pequeño círculo de abogados a una “mafia” implica que son pocos los que pueden acceder al cargo y, en consecuencia, pueden fijar términos muy favorables para ellos.
Vistas las cosas desde el relativismo de los números lo que se perderá, ante un eventual fallo negativo, por concepto de pesca es poco ante los más de 600 millones de dólares que obtuvieron en ganancias las empresas chilenas en el Perú en el 2012. Los grandes perdedores podrían ser los pescadores artesanales dependiendo desde donde se trace una eventual línea equidistante. En lo que toca al grupo Angelini que es el controlador de Corpesca, la mega empresa pesquera, podría seguir el consejo del peruano Juan Antonio Raffo, del Consejo Empresarial Perú-Chile, que le recomendó al grupo chileno que “comprase una pesquera en Perú y así pescar en las aguas territoriales de los dos países”. Esta perspectiva llevó al abogado peruano Alberto Borea, del gremio de pescadores a preguntarse: “¿Para qué vale que ganemos nosotros La Haya si al final de cuentas el mar va a seguir siendo explotado por Chile?”.
Todos han escuchado que es “mejor un mal arreglo que un buen pleito”. Y, por supuesto, que un pleito, bueno o malo, ante una corte internacional es infinitamente mejor que un enfrentamiento bélico. Pero la comparecencia de Chile y Perú ante la CIJ debe dejar un sabor amargo a ambos países. Cual naciones colonizadas fueron a dirimir sus disputas al viejo continente. Tuvieron que presentar sus alegatos en inglés o francés que son las lenguas oficiales de la CIJ. Pagaron muchos millones de dólares para establecer un territorio marítimo que no es vital para ninguna de las partes. El pleito que concluye responde a alma herida del Perú que busca una satisfacción por pérdidas remotas. Sería deseable que en el futuro se despliegue una energía y aplicación semejante para lograr la integración de ambos países.

Advertisements
Categories: Uncategorized Tags: , , ,
%d bloggers like this: