Home > Partido del Congreso > India vira a la derecha

India vira a la derecha

May 16, 2014

La mayor democracia del mundo eligió un nuevo gobierno. Los resultados dan un triunfo avasallador a la derecha nacionalista e hinduista. El Bharatiya Janata Party (BJP) desplaza así al gobernante Partido del Congreso. La satisfacción del sector empresarial se manifestó en una abrupta alza del índice de valores bursátiles.
El próximo Primer Ministro de la India, que gobernará a 1.250 millones de ciudadanos, será Narendra Modi conocido por inflamar el nacionalismo hindú entre los 800 millones de personas que profesan dicha religión. Los más alarmados con su victoria son los musulmanes que en India suman 150 millones. Los temores provienen de las matanzas o pogromos desatados en el año 2002 en el estado de Gujarat que era gobernado por Modi. La violencia estalló luego que se acusó, sin que se probase, a musulmanes de haber incendiado un tren donde murieron 58 peregrinos hindúes. Esto provocó ataques contra comunidades musulmanas en las que fueron asesinadas unas dos mil personas y decenas de miles perdieron sus hogares. Algunos testigos denunciaron que las agresiones fueron preparadas con antelación y bajo la supervisión del propio Modi quien habría ordenado, además, a la policía dejar en libertad de acción a las turbas de agresores. Modi ha negado estas imputaciones y la Corte Suprema lo absolvió de toda responsabilidad. No así el grueso de la comunidad musulmana.
El derrotado Partido del Congreso de vocación laica y que gobernaba desde 2004, encabezado por décadas por el clan Nehru-Gandhi, fue castigado por los altos niveles de corrupción, la inflación y el relativo estancamiento de la economía. La mayoría, de los cientos de millones de votantes, optó por el cambio en la creencia que las buenas relaciones de Modi con los grandes grupos empresariales favorecerán el crecimiento económico. Los sectores más conservadores, por su parte, se sienten interpretados por una plataforma que pone al acento en la familia antes que en el individuo, rechaza de manera vehemente la homosexualidad, la convivencia extra marital y la educación sexual, todos elementos considerados ajenos al estilo de vida hindú. En todo caso Modi proviene de una familia modesta de una casta baja, la de los chaiwala que son vendedores de té (de allí el chai que significa té) lo que le ha valido fricciones con los brahmanes, pertenecientes a las castas superiores, que controlan el partido
La intolerancia del hinduismo militante.
Los militantes hinduistas son contrarios a lo que denominan el “apaciguamiento de las minorías”. Con ello aluden a las disposiciones que permiten a musulmanes y cristianos administrar matrimonios, divorcios, adopciones y herencias de acuerdo a sus preceptos religiosos. Estiman que todos deben estar regidos por un mismo código, el hinduista. Exigen una ley que prohíba las conversiones y mayor vigilancia sobre las actividades de misioneros cristianos. Además propugnan una prohibición absoluta para el sacrificio de vacas, un animal considerado sagrado por los hindúes.

Advertisements
%d bloggers like this: