Home > Uncategorized > Surge rival al FMI y el Banco Mundial

Surge rival al FMI y el Banco Mundial

July 17, 2014

Un grupo de países optó por montar una alternativa al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM). Se trata del BRICS que agrupa a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. El quinteto, reunido Fortaleza, Brasil, viene de echar las bases del Nuevo Banco del Desarrollo (NBD) que con un capital inicial de 50 mil millones de dólares, destinado a financiar obras de infraestructura,  estará abierto a otros países que lo requieran como México, Argentina, Indonesia o Nigeria. La sede del BND estará en Shanghái y el primer préstamo será desembolsado en 2016.

Sobre los alcances políticos del BND, que irá acompañado por un Fondo de Contingencia (dotado con 100 mil millones de dólares)  destinado a cubrir faltas de liquidez  críticas, el Presidente boliviano Evo Morales dijo: “Este fondo puede ayudarnos a acabar con la especulación financiera y la extorsión económica…En tiempos neoliberales, en Bolivia, algunas organizaciones internacionales sólo sabían chantajear y someternos al saqueo de nuestros recursos naturales”.

En numerosos países hay una visión crítica por la forma en que las naciones más industrializadas han manejado el FMI, siempre dirigido por un/a europeo, y el BM por un estadounidense. Beijing y otros protestaron, en forma insistente, contra el duopolio que controlaba dos pilares centrales de la estructura financiera mundial. Al respecto en la reciente reunión los cinco mandatarios del BRICS reiteraron: “Continuamos confundidos y seriamente preocupados con la no implementación de las reformas del FMI de 2010, que impacta negativamente en la legitimidad, la credibilidad y la eficacia del Fondo”. Una de las quejas más voceadas contra el ente entre los países emergentes son las duras exigencias de austeridad impuestas por el organismo. Se evoca la triste memoria del llamado “Consenso de Washington” que,  en la década de los ´90,  forzó numerosas privatizaciones a cambio de créditos.

La creación del NBD despierta  escepticismo en Estados Unidos y Europa. Algunos señalan que los BRICS no pasan de ser una colección de letras. Que si bien los países que lo integran representan un quinto del producto interno mundial también albergan a 1.700 millones de pobres. Son países muy diferentes y que en muchos casos compiten entre sí. En los hechos el NBD es la primera institución que crean en forma conjunta. Por lo tanto está por verse si son capaces de superar sus conflictos y  cuál será su efectividad. Al respecto la Presidenta brasileña Dilma Rousseff explicó que no existe la temida pugna por la hegemonía y que la presidencia rotativa del banco corresponderá a un indio y que pasarán 15 años antes que un chino ocupe el cargo. En todo caso el NBD se regirá por principios similares a sus pares occidentales y la gravitación dependerá de cuanto aporta cada país. En el caso del Fondo de Contingencia China erogará el 41 por ciento. Nada nuevo bajo el sol: el dinero manda.

 Se estima, en todo caso,  que el NBD estará en condiciones de brindar préstamos por 34 mil millones de dólares anuales para el 2036 destinados a infraestructuras.  Brasil está muy atrasado en este rubro y requiere triplicar sus inversiones para equiparar el promedio del gasto mundial. Sudáfrica debe desembolsar unos 200 mil millones dólares en las próximas dos décadas. India tiene el mayor subdesarrollo y el punto crítico está en el suministro eléctrico.  Mientras los países desarrollados invierten del orden del 6 por ciento de producto interno bruto  en infraestructura Rusia destina apenas 2,5 por ciento. Los únicos que pueden prescindir del NBD son los chinos que han invertido en forma masiva en las últimas dos décadas.

Advertisements
%d bloggers like this: