Home > Uncategorized > La soprendente Marina Silva

La soprendente Marina Silva

August 22, 2014

 

Se suele decir que una semana es un largo tiempo en política.  Hasta la muerte en un accidente aéreo Eduardo Campos, candidato presidencial del Partido Socialista Brasileño, las elecciones del 5 de octubre  parecían una carrera corrida.  La Presidenta Dilma Roussef, del Partidode los Trabajadores (PT),  parecía la segura vencedora contra Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña,  al cual aventajaba por al menos 15 puntos en las encuestas. Ahora sobre la cresta de una ola de simpatía pública algunas encuestas señalan que Silva  podría superar a Rousseff en una eventual segunda vuelta.

Silva pasa los vuelos leyendo la biblia pues le asusta volar. Ella debió estar a bordo del avión accidentado. Cuando se enteró de lo ocurrido exclamó: “Fue una providencia divina”. Para muchos de sus seguidores evangélicos esto sonará a un mandato divino. Sus convicciones religiosas, pertenece al iglesia pentecostal, le dan un perfil particular. Progresista en materias sociales y ambientales. Conservadora en temas valóricos como la homosexualidad y el aborto. Así si bien ganara preferencias entre los 42 millones de evangélicos tendrá rechazo de sectores que pugnan por la liberalización.  

Su gran capital político es su imagen de consecuencia política en un país en que la clase política tiene un rechazo ganado tras sucesivos escándalos de abusos de poder y corrupción. Silva tuvo el coraje, por principios,  de renunciar como ministra del Medio Ambiente (2003-2008)  bajo el gobierno del Presidente Lula. Además abandonó el PT para unirse al Partido Verde con el cual logró casi 20 millones de votos. Silva, sin duda, acaparará un porcentaje del voto de protesta y cuyas expresiones estuvieron a la vista en las manifestaciones que precedieron al mundial de fútbol. Pero si Rousseff no gana en primera vuelta y debe enfrentar a Silva el peso de los poderes fácticos, léase el empresariado y sus medios de comunicación, descargarán su peso para frenarla. Rousseff no será la candidata favorita de la derecha pero es una cantidad conocida con una actitud pragmática. Además cuenta con la  formidable maquinaria política que es el PT. Y tiene a su haber una serie de logros económicos y sociales que han cambiado el rostro de Brasil. En momentos que el país, como el resto de Latinoamérica experimenta una desaceleración Rousseff se yergue como la opción más segura para muchos.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: