Home > Uncategorized > Apatía política derrotó a Obama

Apatía política derrotó a Obama

November 6, 2014

Las elecciones en Estados Unidos confirmaron un notable auge de la oposición  republicana.  Los adversarios del Presidente Barack Obama lograron el control del Senado y se hicieron de varias gobernaciones estaduales claves. El reelecto senador Mitch McConnell, que comandará la mayoritaria bancada republicana,  anticipó sus intenciones: “Este experimento de un gobierno grande ha durado demasiado. Es tiempo de marchar en una nueva  dirección”.  La ruta abogada por los republicanos es la de la desregulación y como dijera el Presidente Ronald Reagan aludiendo al rol de estado: “El gobierno no es una solución a nuestros problemas, el gobierno es el problema”.

La derrota de los demócratas, con Obama a la cabeza,  es producto de varios factores. A diferencia de la elección presidencial pasada aquí no hubo una competencia entre dos programas. Los republicanos lograron concentrar su fuego contra el Presidente con un derroche fenomenal de avisaje mediático. A lo largo de la campaña se estima que entre los dos partidos gastaron la friolera de cuatro mil millones de dólares. El grueso corrió por parte de los republicanos  que exaltaron los contenidos negativos. Así  antes de hacer propuestas buscaron descalificar a sus adversarios. Es una táctica efectiva pues la gente tiende a recordar más los mensajes negativos que los propositivos.

En todo caso no hubo un trasvasije dramático de votos. Ocurrió algo que es frecuente y es que el pesimismo  político castigó al partido gobernante. Los sectores postergados que son proclives a los demócratas: negros, latinos, mujeres y jóvenes  no concurrieron a las urnas en las cantidades que lo hicieron en elecciones previas. Muchos de los partidarios del  “Yes we can” sintieron que en realidad Obama no podía cumplir muchas de sus promesas y prefirieron no votar.  Estos mismos grupos desilusionados podrían volver a las urnas ante una disyuntiva que consideren amenazante. Es por ello que las recientes elecciones parlamentarias estadounidenses no despejan la incógnita sobre quien conseguirá la presidencia en 1916. Pero no hay ninguna duda que la gestión del gobierno se hará cuesta arriba en los dos años restantes. La esperanza de muchos estadounidenses, en todo caso, es que ejecutivo y  congreso superen las fricciones que casi han paralizado al Estado al no acordar un presupuesto.

Derrota de las “colas”

Junto con las elecciones se realizaron varios referendos  sobre diversos temas de interés público.  Uno de ellos fue sobre la aplicación de impuestos a las sodas azucaradas para combatir la obesidad y la diabetes.  La enorme industria de las “colas” y bebestibles desplegaron una poderosa campaña contra la propuesta. Pese a ello, por primera vez, la iniciativa fue aprobada en la ciudad californiana de Berkeley donde obtuvo más de 50 por ciento de las preferencias. En San Francisco, donde requería más de dos tercios de los votos, fue rechazada. La decisión podría ser el  comienzo del fin de bebidas que son nocivas para la salud.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: