Home > Uncategorized > Sangrienta venganza de los talibanes

Sangrienta venganza de los talibanes

December 20, 2014

Un comando talibán irrumpió en el Edwardes College de Peshawar en Paquistán. Los siete asaltantes recorrieron aula por aula lanzando granadas y descargando sus ametralladoras. El saldo: 141 muertos entre estudiantes y maestros. Los atacantes pagaron con sus vidas la masacre causada. Qué razones podrían tener los fundamentalistas para semejante carnicería de inocentes desarmados.
En un comunicado talibán se señala ron que esta era su respuesta a la ofensiva que lleva a cabo el ejército en su contra. Según fuentes oficiales unos 1.800 combatientes yihadistas han muerto en el curso de las operaciones en zonas montañosas. Los talibanes denuncian que muchas de las bajas corresponden a civiles entre los que se cuentan niños. En consecuencia optaron por golpear donde consideraron que causarían el mayor dolor. El grueso de los alumnos del Edwardes College son hijos de oficiales de ejército que asisten a una academia militar situada a pocas cuadras.
En todo caso las agresiones contra la educación siempre han estado presentes en la ideología de los fundamentalistas islámicos. Un caso emblemático es Malala Yousafzai, la reciente ganadora del Premio Nobel de la Paz, que con solo 15 años inició una campaña a favor de la educación para las niñas. Algo a lo que los talibanes se oponen. Un día, en 2012, un militante talibán ingreso a su colegio y preguntó por Malala , cuando ella se identificó la baleó en la cabeza. Tras múltiples operaciones logró recuperar sus plenas facultades. Hace algunos días en Kabul, la capital afgana, un atacante suicida se dinamitó en un gimnasio donde los estudiantes asistían a una exhibición de danza. Pero el más publicitado de los ataques recientes contra colegios fue el secuestro de más de 200 niñas por parte del grupo islamista Boko Haram, en Nigeria en abril. Los yihadistas son contrarios a la educación de las mujeres. Bajo ninguna circunstancia toleran colegios que impartan nociones religiosas que no sean exactamente las que ellos pregonan. Tampoco aceptan una educación que contenga valores occidentales y que se aparte de sus estrictas tradiciones. Los ataques que en algunos casos conllevan secuestro de estudiantes sirve un doble propósito: someter a su voluntad a los capturados, en el caso de las mujeres como esposas o esclavas y combatientes en el caso de los muchachos. A la vez es una forma de castigar a los padres por no acatar sus preceptos. Así, por la vía del ejemplo, logran aterrorizar a grandes cantidades de personas.

Los retrogrados talibanes.
El mulá Mohamed Omar, el principal líder religioso de los talibanes, proclamó
que su meta era: “Recrear los tiempos del profeta (…) Queremos vivir la vida como la vivió el profeta hace 1400 años”. En cuanto a la misoginia o la desconfianza hacia las mujeres basta con escuchar al mulá Omar: “Por su naturaleza la mujer es un ser débil y vulnerable a la tentación (…) Una mujer que deja su casa para ir a trabajar, en forma inevitable tomará contacto con hombres extraños. Y, como lo demuestra la experiencia en los países occidentales, este es el primer paso hacia la prostitución”.

Advertisements
Categories: Uncategorized
%d bloggers like this: