Home > Uncategorized > Auge de la islamofobia

Auge de la islamofobia

January 8, 2015

Una serie de masivas marchas contra la inmigración  han tenido lugar en varias ciudades alemanas. La más importante fue Dresde, situada en territorio de la desaparecida República Democrática Alemana, que convocó a 18 mil personas.  La manifestación fue convocada por una  organización fundada recién en octubre de 2014 llamada Europeos Patriotas contra la Islamización  de Occidente (Pegida,  por su acrónimo alemán). En realidad se trata de un amplio frente que convoca desde neo nazis,  hooligans, barras bravas y ciudadanos animados por  la xenofobia. Las autoridades y amplios sectores de la sociedad alemana  han condenado, en forma inequívoca,  las expresiones de intolerancia y odiosidad étnica y religiosa. Pese a que los que desfilan son poco muchos analistas temen que cuentan con un respaldo preocupante en la población.   El año pasado se registraron más 200 ataques contra hogares que albergan inmigrantes que buscan asilo.  Una encuesta reciente mostró que uno de cada ocho consultados  participaría en una manifestación anti islámica si ella tuviera lugar en su ciudad.

La xenofobia en el estado Sajonia, cuya capital es  Dresde, es llamativa pues es una de las regiones  con una muy baja cantidad de inmigrantes y aún menos musulmanes. Apenas 2,5 por ciento de la población es extranjera comparado con el 13,5 por ciento de Berlín. Un estudio mostró que los musulmanes que tienen un potencial para un proselitismo  islamizador no pasan del 0,1 por ciento. En esas condiciones es absurda  una retórica que dice temer a la  pérdida de identidad nacional. El prejuicio  y el resentimiento social asoman en opiniones que denuncian el abuso de los servicios sociales. En las manifestaciones se recogieron estos juicios: una anciana expresaba que mientras ella no tenía un teléfono de última generación los refugiados si cuentan con ellos. Un hombre declaraba que no desea que llegue el día en que su nieta deba usar el velo islámico. Otro opinaba que los refugiados simplemente deben marcharse a los ricos  países árabes.

La naturaleza del prejuicio es así,  florece con más fuerza en los lugares donde hay menor presencia del objeto del odio. La fértil imaginación demoniza a grupos sociales desposeídos en desesperada búsqueda de ayuda. El rechazo a los musulmanes apenas esconde el tradicional antisemitismo que aún persiste.  Con  razón el alemán August Bebel sentenció que “el antisemitismo es el socialismo de los idiotas”. Los calificó así porque en nada la persecución de los judíos alteraba al sistema capitalista.  Era simplemente atacar a sector de la población convertida en chivo expiatorio. Tras la islamofobia  hay un patriotismo superficial que encubre y añora una supremacía étnica que condujo a los más profundos abismos de la crueldad.

Alemania primera receptora de refugiados

Alemania es el país que recibe el mayor número de refugiados en Europa. En el 2013 tuvo 125.000 solicitudes, en segundo lugar figuró Francia con 63.000 y Suecia  la siguió con 57.000.  En el mismo año  46.960 de los solicitantes  eran sirios que huyen de la guerra civil que desde hace cuatro años consume al país. Le seguían  los rusos con 35.140 personas y los afganos con 21.320. El tema migratorio figura muy alto en el debate político de la mayoría de los estados europeos.

Advertisements
Categories: Uncategorized Tags: ,
%d bloggers like this: