Home > Uncategorized > El Meditearráneo y las barcazas de la muerte.

El Meditearráneo y las barcazas de la muerte.

April 23, 2015

Con su habitual sarcasmo George Orwell dijo que todos los hombres son iguales pero algunos son más iguales que otros. Desde esta óptica ¿Es diferente el hundimiento de una lancha donde perecen cientos de migrantes del siniestrado  avión de Gemanwings,  estrellado contra  los Alpes, cobrando 150 vidas? En lo que va corrido del año se han ahogado en el Mediterráneo muchas personas más que las que sucumbieron en el Titanic, 1.517, hundimiento recordado como uno de los mega desastres en alta mar. No fue, sin embargo, hasta que las muertes superaron el millar que las autoridades europeas prestaron atención al drama de los inmigrantes. Está a la vista que la vida de los migrantes es más igual que la de los europeos en lo que respecta a su salvataje.

La política de la Unión Europea (UE) hacia los que buscan asilo o un futuro mejor en el viejo continente consiste en evitar su arribo. Para ello montaron una operación de patrullaje marítimo destinada a rechazar las embarcaciones, cargadas hasta los mástiles, con refugiados. Es más, retiraron navíos y aviones destinados al rescate. Aplicaron una lógica absurda: dejemos que se hundan algunas lanchas y rápidamente correrá la voz que el riesgo es demasiado alto. Ello detendrá el flujo. En cambio si se les rescata seguirán viniendo en mayores cantidades y, de todas formas,  perecerán más personas porque  no todos serán socorridos a tiempo. Un enfoque errado pues pese a los naufragios aumentó el número de quienes arriesgaban sus vidas por abandonar el infierno de la guerra y la miseria. Los flujos migratorios no serán detenidos en el mar sino que en tierra anticipando los embarques.

Libia es hoy el principal punto de partida para decenas de miles de migrantes provenientes del Medio Oriente y el continente africano. Ello porque el país carece de gobierno. Corrección: tiene dos gobiernos, uno islamista que controla la capital Trípoli  y otro secular que reside en Tobruk, junto a la frontera egipcia. Lo que es justo decir es que reina el desgobierno. La UE tiene una responsabilidad directa en este estado de cosas. En 2011 depuso al coronel Muammar Gadafi luego de ocho meses de bombardeos anglo-franceses. Desde entonces el país quedó sumido en el caos con cada clan y las respectivas milicias dictando la ley en su región.

La ola migratoria tiene múltiples causas: demográficas, pobreza extrema, conflictos bélicos y persecución religiosa entre otras.  Es un cuadro complejo que necesita una mirada que abarque las diferentes aristas, como está en boga decir. En la era de la globalización es un tema que atañe a todos.

Estadísticas fatídicas.

Una veinte mil personas han muerto en naufragios, en las últimas dos décadas, tratando de llegar a Europa. En el 2005, según Naciones Unidas, unos 25 mil migrantes se echaron al mar. En 2009 la cifra bajó a 9.573. En 2011  con la  guerra civil libia el número pasó 61 mil. En 2013 fueron 60 mil y el año pasado fueron 130 mil. Un número importante de refugiados corresponde a africanos que residían en Libia donde las condiciones de vida se hacen cada vez más difíciles.

.

Advertisements
%d bloggers like this: