Home > CIJ, La Haya > La Haya: a la espera del fallo

La Haya: a la espera del fallo

May 11, 2015

¿Se declarará competente la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para considerar la demanda boliviana? La respuesta está en suspenso y habrá que esperar hasta octubre o fines de año para saber que resuelve el tribunal. La delegación chilena considera que la iniciativa del país vecino no tiene méritos. Ello quedó reforzado ante la incapacidad de responder en forma clara la pregunta del juez Christhopher Greenwood :“¿En qué fecha sostiene Bolivia que se concluyó un acuerdo para negociar sobre un acceso soberano al océano Pacífico?”.  La réplica paceña fue: “En derecho internacional no hay un momento mágico”. Su abogada Monique Chemillier-Gendrau, argumentó que Chile repitió muchas veces que hay que negociar una salida soberana al mar y decir ahora que es el propio Tratado de 1904 el que impide conceder una salida al mar a Bolivia, es una cuestión de buena fe”. Otro de sus abogados abundó: “La teoría de Bolivia es que hubo diversos momentos que generaron un compromiso vinculante. Uno solo de ellos causa derecho”.

Creo que muchos se sentirán interpretados por el juez japonés Hisashi Owada que preguntó, al concluir la sesión,  qué entienden  por  “acceso soberano al mar”. El magistrado puntualizó que “este no es un término reconocido en el derecho consuetudinario internacional y ambas partes lo han referido, les agradecería mucho a ambas partes que tengan a bien el definir el sentido de ese término como ellas las entienden y que tengan a bien el definir el contenido específico de ese término.” La cuestión de la soberanía es un asunto espinoso que admite varias definiciones. Quizás lo preocupante para Chile de esta pregunta, que abarca lo que Bolivia llama la recuperación de la cualidad marítima, es que se proyecta sobre el fondo y no la pertinencia de la demanda. Ello podría indicar que el juez Owada considera que la CIJ podría declararse competente. Pero lo concreto es que nadie sabe que resolverá la corte hasta que entregue su fallo.

A esta altura del litigio ambos países han conservado una postura serena sin explotar políticamente el diferendo. Es bueno recordar los temores que existieron en el caso de la disputa marítima con el Perú. Se temió por agresiones contra la comunidad de peruanos residentes en Chile. En el Perú el gobierno se encargó de frustrar una marcha desde Tacna a la frontera chilena. En este caso las aguas se han mantenido quietas y es de esperar que así sigan a lo largo del proceso.

Expectativas divergentes.

El presidente Evo Morales aseguró que el país “no se equivocó al acudir ante La Haya” y que ahora “va camino al mar”. Un exceso de optimismo podría jugarle una mala pasada, Son las frases que se sacan en cara si el tiro sale por la culata.  Carlos Mesa, vocero ante La Haya, se hizo eco del mandatario y dijo que Bolivia argumentó con claridad que la corte de La Haya es competente para obligar a Chile a negociar una salida soberana.

Heraldo Muñoz, el canciller chileno,  declaró lo esperable: “Estamos reafirmados en la confianza y fortaleza de nuestros argumentos. En lo que toca al alegato dijo: “Hemos escuchado argumentos confusos y cambiantes de parte de Bolivia, no responden a la realidad y no son capaces de darle a conocer a la Corte que tiene competencia para conocer este asunto”

Advertisements
%d bloggers like this: