Home > Arabia Saudita, Catar, Irán., Kurdos, Turquía > Tensión entre turcos y kurdos

Tensión entre turcos y kurdos

October 16, 2015

Las bombas detonadas en Ankara, el pasado sábado 10, dejaron casi un centenar de muertos. Corren muchas versiones sobre los presuntos responsables del mayor atentado ejecutado en la capital turca. El acto terrorista puso de relieve la complejidad y los peligros que acechan a la región. El gobierno apunta el dedo acusador al Estado Islámico (EI). Pero hasta hace poco las autoridades turcas hacían la vista gorda ante las actividades del grupo yihadista. Los voluntarios musulmanes que se sumaban al EI, en Siria e Irak,  ingresaban sin mayores dificultades por Turquía junto a un flujo de armamentos. El EI sirve a dos propósitos de la política turca: uno es confrontar en el campo de batalla a las fuerzas kurdas. El segundo es tumbar al gobierno del sirio Bashar al Assad. El Presidente turco Recep Tayyip  Erdogan,  un musulmán sunita, se proyecta como un líder político islámico entre los árabes.

Estados Unidos y la OTAN coinciden con Turquía, Arabia Saudita, Catar y otros emiratos  en su  apoyo a grupos rebeldes, entre ellos el EI, que luchan contra el régimen de Damasco controlado por musulmanes chiítas. Pese a ello Turquía ha abierto  la base aérea de Incirlik a la fuerza aérea estadounidense para bombardear al EI. Ello podría haber incitado al EI a colocar las fatídicas bombas. Mataban dos pájaros de un tiro: atacaban a sus enemigos kurdos y le pasaban una factura a Turquía. Algunos suspicaces sospechan que los atentados fueron digitados por corrientes nacionalistas turcas del llamado “estado profundo”. También pudo haber un dejar hacer por parte de Ankara. Sobre estas materias se puede especular  y es dudoso que algún día se esclarezca del todo.

El gobierno turco está preocupado por la creciente autonomía que han logrado los kurdos en Siria. Al respecto Erdogan  advirtió: “No permitiremos que ningún grupo terrorista establezca campos en el norte de Siria y amenace a Turquía”. Las palabras fueron seguidas por bombardeos aéreos. Nada nuevo: desde hace mucho Ankara libra una guerra soterrada contra grupos insurgentes kurdos y en especial con el izquierdista partido PKK.

En el plano político el Partido Democrático del Pueblo de tendencia progresista y  conocido por la sigla turca como HDP, descarriló las ambiciones políticas de Erdogan, que ya lleva 13 años en el gobierno. En las elecciones del 7 de junio el HDP  superó el diez por ciento de la votación- condición para ingresar al parlamento­- gracias a muchos votantes turcos,  y así lo privó de la mayoría a necesaria para cambiar la constitución A partir de entonces se han multiplicado las agresiones contra el HDP y los kurdos. El más grave ocurrió en la localidad de  Suruc, el 20 de julio, durante una manifestación pro kurda donde estalló una bomba que dejó 32 muertos.  Habrá que esperar para ver qué ocurre en los comicios previstos para el 1 de noviembre.

Los kurdos.

Algo más de 20 por ciento de la población turca son kurdos, es decir 16 millones de sus 72 millones de habitantes. Muchos de ellos están asimilados en grandes ciudades y en especial en Estambul. Pero otros, en las regiones fronterizas del sureste, permanecen sin recibir los beneficios del avance económico del país. En las últimas dos décadas la lucha entre turcos y kurdos ha dejado 30 mil muertos. Los  kurdos, que suman 30 millones, se encuentran desperdigados en Turquía , Irán donde totalizan seis millones, Irak en que se empinan a los seis millones y Siria donde son menos de dos millones. Hay además una diáspora de unos dos millones y la mayoría de ellos residen en Alemania.  Los cuatro países asiáticos  consideran cualquier intento por  brindar ayuda a los kurdos como una intrusión en sus asuntos internos.

Advertisements
%d bloggers like this: