Archive

Posts Tagged ‘China’

Round para Corea del Norte.

June 14, 2018 Comments off

No bien volvió desde Singapur a Estados Unidos el Presidente Donald Trump tuiteó para tranquilizar  a sus compatriotas: “Todos pueden sentirse más seguros que el día que asumí la presidencia”… “Ya no hay una amenaza  nuclear de Corea del Norte”. ¿Alguna vez la hubo? Lo concreto es que los norcoreanos realizaron una serie de detonaciones atómicas y lanzaron una serie de cohetes de largo alcance. Pero de allí a  que contasen con armas nucleares operativas, capaces de alcanzar Estados Unidos continental, había  un largo trecho. Ello no impidió a Pyongyang amenazar, en más de una oportunidad, con despachar una ojiva  en caso de ser atacados.

Los que deberían suspirar aliviados son los surcoreanos.  Seúl, la capital de Corea del Sur,   está a escasas decenas de kilómetros de la frontera y  al alcance de la artillería convencional norcoreana.  Durante una visita a Seúl, hace un par de años en que subió la tensión entre ambas coreas,  pude apreciar cómo la gente seguía con sus vidas con absoluta normalidad. “Estamos acostumbrados a los berrinches e nuestros vecinos” era, con pocas variaciones, la respuesta de los consultados. De hecho la iniciativa de paz en curso, que debería llevar a la  desnuclearización de la península, fue iniciada por el Presidente Moon Jae-in. Los lanzamientos de cohetes  fueron correctamente leídos por Moon como el deseo de los norcoreanos por abrir negociaciones.

El Presidente norcoreano Kim Jong-un debe sentirse muy satisfecho luego de su encuentro en Singapur con su par estadounidense. Por lo que ha trascendido Trump ofertó dos días para las conversaciones pero Kim replicó que solo disponía de un día. En las escasas horas que pasaron juntos el dictador norcoreano logró dos concesiones mayores de Washington. Una fue la suspensión de los ejercicios militares realizados dos veces al año por decenas de miles de tropas estadounidenses y surcoreanas. Trump admitió que los juegos de guerras eran provocativos. Además señaló que las maniobras militares eran caras y que su paralización permitiría ahorrar dinero. Argumentación novedosa proveniente de un gobierno que viene de incrementar el gasto bélico. La segunda señal favorable para Kim fue el anunció de la voluntad de retirar los cerca de treinta mil efectivos estadounidenses estacionados en forma permanente en Corea del Sur. Ello, si, en un plazo por determinar y dependiendo de como marche el proceso de desarme. La oferta va en la dirección contraria a la tendencia actual de reforzar la presencia militar del Pentágono en Asia de cara a China.

Era previsible que Kim y Trump volverían proclamándose los vencedores del insólito encuentro. Los norcoreanos se congratulan pues estiman que gracias a su poderío militar lograron sentar, en igualdad de condiciones, a un  pequeño y frágil país con el Presidente de la primera superpotencia. Trump, por su parte, debe aspirar a no sr menos que el Presidente Barack Obama y conseguir un Premio Nobel de la Paz. Es muy improbable que lo logre. Si alguien lo merece es Moon, el tesonero y hábil mandatario surcoreano que ha dedicado su vida política a mejorar las relaciones entre ambas coreas.

Advertisements

China: Xi se eterniza en el poder.

March 1, 2018 Comments off

El domingo el Partido Comunista de China (PCCh ) anunció que hará un breve, pero decisivo, cambio a la constitución nacional. Los comunistas eliminarán la cláusula que fija el máximo de  dos períodos, de cinco años,  para ocupar la presidencia. La propuesta será ratificada, en un trámite de oficio,  por el Congreso Nacional del Pueblo en sus sesiones a comienzos de marzo.

China no se rige por cánones democráticos occidentales. La conducción del país corre por cuenta del PCCh y, en particular, por sus estrechas instancias superiores.  Los chinos bromean que el Partido es como un dios. No figura en la Constitución y no tiene poderes específicos pero rige sus vidas. Sus 89 millones de miembros controlan todos los niveles del poder de Estado.  La militancia es casi condición necesaria para alcanzar algún cargo influyente. Los comunistas no han hecho mucho por ampliar el ámbito participación popular. Pero si progresaron en crear una mayor institucionalidad y acotar la arbitrariedad en la toma de decisiones. Fijar plazos al ejercicio del poder de los líderes es una de las grandes falencias de los llamados socialismos reales, es decir allí donde gobiernan partidos comunistas.

En este sentido la decisión del PCCh es una gran regresión. Xi Jinping llegó a la cúspide del poder en  marzo 2013  desplegando la bandera de la lucha contra la corrupción. Prometió que no se librarían ni tigres (los poderosos) ni  moscas (los insignificantes). En su gestión ha hecho caer, encarcelado en la mayoría de los casos, a  más de un millón de  funcionarios públicos. Muchos lo acusan que además de atacar a elementos corruptos aprovechó para barrer con sus oponentes en el seno del partido. Es complejo realizar un balance en esta materia. El grueso de los chinos, en todo caso,  parece satisfecho con el mayor control del gasto público y el fin de onerosos regalos y fastuosos banquetes.

Es de sentido común, sin embargo, esperar que una autoridad  sin contrapesos ni fiscalización derivará en los vicios que dice combatir. China tiene un amargo pasado de errores descomunales impulsados por el PCCh. En primer lugar destaca el Gran Salto Adelante (1958-62). Fue  un fallido intento de industrialización forzada. Un proceso que significó descuidar la agricultura y que condujo a la muerte por hambre de al menos unas 20 millones de personas. La razón por la que los yerros alcanzaron semejan te proporciones fue el miedo a la autoridad. Nadie osaba decirle al emperador que estaba desnudo. Todos falseaban e inflaban las  informaciones sobre las reservas alimentarias. Tras malas cosechas quedó en evidencia que no había que comer. Más tarde, entre 1966-76, la Gran  Revolución Cultural lidera por Mao Tse Tung y la llamada Banda de los Cuatro  dejó un saldo  de al menos medio millón de muertes.  Una de las causas de estos excesos fue el voluntarismo  de Mao y la ausencia de controles institucionales.

 

Al concluir  Xi sus primeros cinco años en el poder, en el congreso  XIX del PCCh el año pasado, Xi debió presentar al delfín designado para sucederlo. No lo hizo y despertó la sospecha que hoy se confirma de eternizarse en el mando. Peligroso para China y el mundo que depende en forma creciente de la estabilidad de la gran nación asiática.

 

 

 

 

Tregua olímpica en Corea

January 18, 2018 Comments off

La tradición olímpica sigue viva. En la antigua Grecia las ciudades suspendían sus guerras para participar en los juegos. Los atletas dejaban  espadas y escudos para competir. Pasado el magno evento los participantes volvían a sus ejércitos para retomar las armas.

Ahora  Corea del Norte y del Sur,  que parecían al borde de un conflicto solo hace semanas, están  dispuestas a desfilar unidas tras una sola bandera. Un pabellón blanco con la silueta de la península en un azul que expresa la esperanza de reunificación. Será la novena oportunidad en que lo hacen. En la  apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno, que comienza en Pyeongchang el 9 de febrero, el equipo de hockey femenino desfilará con jugadoras de ambas partes. Estos son los acuerdos comunicados por Seúl y Pyongyang hasta el momento.

Entretanto en Canadá una veintena de países estudian como  endurecer las sanciones contra Corea del Norte para obligarla a renunciar a su programa nuclear y misilístico. En Vancouver los cancilleres de los estados que combatieron contra Corea del Norte, en la guerra librada bajo la bandera de Naciones Unidas 1950-53, liderados por Estados Unidos pretenden aplicar la mayor presión económica sobre Pyongyang. Los ecos de la Guerra Fría no se han acallado. China y Rusia, que apoyaron con tropas y armas, el intento norcoreano por dominar toda la península, están ausentes y critican los esfuerzos de sus antiguos enemigos.

El interés político por lo que ocurra de los juegos podría superar a la pasión por la pugna deportiva. ¿El calor de la competencia podrá deshelar décadas de encono entre las dos Coreas?  Cómo en otros encuentros olímpicos ¿se buscará que coreanos del norte deserten de  su país?  Seúl suele exhibir a los desertores como la prueba de su superioridad sobre el régimen de Kim Jong-un.

Washington ha concentrado una gran capacidad de fuego para descargar contra Pyongyang. Cada cierto tiempo ya sea el Presidente Donald Trump o alguno de sus generales deja entrever que un ataque está entre las cartas que se barajan.  Trump ha señalado que una Norcorea con armas nucleares es inaceptable. Por su parte Corea del Norte ha empeñado recursos, incluso a costa del mínimo bienestar de sus ciudadanos, para lograr lo que estima es el arma disuasiva que no admite replica: misiles intercontinentales armados con ojivas nucleares que podrían alcanzar cualquier punto de .Estados Unidos.  Kim se jacta ya  de contar con el arma  que le garantiza la seguridad frente a sus enemigos.

Es difícil vislumbrar como alguna de las partes renunciará a sus objetivos estratégicos.  Más aún si se considera que China y Rusia, que son contrarias a una Corea del Norte con armas atómicas,  no desean un cambio de régimen en Pyongyang. Japón, por su parte, ha adoptado una postura más agresiva y podría dotarse de armas atómicas si Norcorea logra consolidar su condición nuclear. Bien podría ocurrir que el interés mayor pase del medallero olímpico al trasfondo político.

La mayor amenaza

December 21, 2017 Comments off

Estados Unidos cambia sus prioridades frente a lo que considera sus mayores desafíos en la arena internacional.  Así se desprende de la recién publicada Estrategia de Seguridad Nacional (ESN). En ella el  énfasis está puesto en  recuperar la competitividad de la economía estadounidense a nivel mundial.

El documento está inspirado en las líneas gruesas de discursos pronunciados por el Presidente Donald Trump.  Del texto emana un claro retorno a la mentalidad que dominó durante las décadas de la Guerra Fría. El acento está en la confrontación con China y Rusia. Trump apunta a que ambos países “buscan desafiar la influencia americana, sus valores y su riqueza”.  La ESN puntualiza que “luego de haber sido descartada  como un fenómeno de siglo pasado la competencia entre las grandes potencias ha vuelto”.  Continúa señalando que  China y Rusia  insisten “en hacer sus economías menos libres y justas, en expandir su poderío militar, así como controlar la información y  los datos para reprimir sus sociedades y ampliar su influencia”.

Una consecuencia de la vuelta a la confrontación del siglo XX es la importancia que Trump atribuye a las armas nucleares. A su juicio ellas constituyen “la base de nuestra estrategia para mantener la paz y disuadir alguna agresión contra Estados Unidos”. Un marcado cambio en relación al gobierno de Barack Obama que buscó  rebajar el perfil del poderío nuclear en la política exterior de su país.

Uno de los virajes más dramáticos de la ESN es la remoción del cambio climático  de las prioridades de seguridad de Washington. Ello es consecuente con el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, firmado por la casi la totalidad de las naciones en 2015. En concreto el gobierno de Trump retiró el compromiso de aportar dos mil millones de dólares al Fondo Verde para el Clima destinado a mitigar el impacto del calentamiento global. El contraste con las políticas de la administración de Obama es aguda. En su ESN, de 2015, se postuló que el cambio climático  era un tema “urgente  y una creciente amenaza para nuestra seguridad nacional”.

En los hechos el calentamiento global es desde todo punto de vista la mayor amenaza que enfrenta el conjunto de la humanidad. Desde los huracanes, como Harvey y María,  que devastaron regiones de Estados Unidos y el Caribe hasta el aluvión de arrasó a Villa Santa Lucía. El deshielo y desmoronamiento de glaciares ocurren en el Himalaya, los Andes, los Alpes y otras cadenas montañosas. El cambio de los regímenes de lluvias produce inundaciones que desplazan a decenas de millones de personas. Regiones de África y Asia  sufren hambrunas a causa de malas cosechas. El eslogan de Trump de poner “América primero” no aplica al calentamiento global pues no hay primeros ni últimos. Es un gran yerro poner el calentamiento global en una perspectiva de dominio hegemónico mediante incremento del empleo del carbón y el petróleo.  Todos los países , quizás algunos más que otros, sufren las consecuencias de cambios que multiplican los desastres.  El reto climático es un asunto de todos.

Todo el poder para Xi Jinping

October 19, 2017 Comments off

El XIX congreso del Partido Comunista chino consagra al Presidente Xi Jinping como el líder absoluto del país.  Mao Tse Tung, el conductor de la revolución que llevó a los comunistas al poder en 1949, proclamó tempranamente que “el  poder está en la punta de un fusil” y abundó “sin un ejército popular nada tendrá el pueblo”. Xi fiel a las enseñanzas de Mao ha dedicado grandes esfuerzos, desde 2012 que ocupa la primera magistratura, en modernizar y tener bajo su férreo control al Ejército Popular de Libración (EPL), como denominan a las fuerzas armadas. Pero si el EPL es importante aún más lo es el Partido. En palabras de Mao  corresponde poner “la política al puesto de mando” y para que no hubiese duda a que aludía por política puntualizó  “El partido manda al fusil”.  Xi fiel a estas enseñanzas tiene también  pleno control del Partido. Pero en última instancia,  incluso en un régimen vertical y autoritario, los 89 millones de militantes del Partido deben escuchar la voz de los 1.400 millones de ciudadanos. Xi es el Presidente de la nación y debe guiarse por la consigna  que proclama: “el Partido dice lo que el pueblo quiere” pero  a menudo gravita otro eslogan complementario: “El pueblo hace lo que el partido dice”.

El avasallador progreso económico y social chino debe mucho a la visión y disciplina impuesta por los comunistas. Pese a errores garrafales como la industrialización forzada, conocida como el “gran salto adelante”, y más tarde la funesta “Revolución Cultural” nunca ha sido acumulada tanta riqueza en tan poco tiempo. El grueso de los chinos  disfruta de los enormes avances. Pero la imagen del Partido, pese al progreso material, se deterioraba a causa de una corrupción rampante.  Xi llegó al poder con la meta de atacar a  tigres y moscas, la metáfora aplicada para barrer con los corruptos desde la cabeza a la base: un millón trescientos mil militantes han sido expulsados  de las filas partidarias y muchos están tras las rejas. Tal es el impacto de la campaña que  han bajado las ventas de artículos de lujo utilizados para los sobornos.

En lo que toca a la estructura política del país Xi anunció más de lo mismo en una alusión a las democracias  occidentales: “Ningún sistema político  debe ser considerado como la única opción” y reafirmó que  “el socialismo con características chinas es una gran ceración”.  Léase un sistema unipartidista con un estricto control de la sociedad civil. A la par abogó por flexibilizar el acceso de la inversión extranjera, abrir los mercados y reforzar la protección de la propiedad intelectual, todas medidas solicitadas por los principales socios occidentales como la Unión Europea y Estados Unidos.

En política exterior  Xi reafirmó que Beijing no busca una hegemonía global pero advirtió que “nadie debe esperar que China aceptará algo que perjudique sus intereses”.  Como gran meta para el centenario de la república, en 2049, postuló un “estado socialista moderno”.  Para algunos Xi, como en su momento fue Mao y el reformista Deng Xiaoping, representa una nueva era política, una en la cual China ocupará un papel central en la economía y los asuntos internacionales.

EEUU vs China por el calentamiento global

June 8, 2017 Comments off

Donald Trump sacudió al mundo al anunciar, el 1 de junio,  la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París alcanzado en diciembre de 2015. El Acuerdo busca impedir  que la temperatura planetaria aumente en dos grados Celsius. En la actualidad muchos países ya viven el impacto del calentamiento global con sequías que gatillan incendios, con inundaciones que desplazan poblaciones,  con huracanes que arrasan enormes superficies y un sinnúmero de fenómenos naturales provocados por la emisión de gases de efecto invernadero.

En su campaña electoral  Trump dijo que el calentamiento global era un cuento inventado por China para perjudicar la economía estadounidense. En 2012 tuiteó: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer a la industria manufacturera de Estados Unidos menos competitiva” En 2015 agregó: “Yo creo en aire limpio, aire inmaculado pero no creo en el cambio climático”.  El año pasado insistió: “Yo pienso que el cambio climático es solo  una forma de impuesto muy, muy, caro”.

La paradoja actual es que hace apenas una década los chinos denunciaban que Occidente hablaba de contaminación para frenar el desarrollo económico de su país. En todo caso la liga de los contaminadores que contribuyen al calentamiento global es encabezada por China  con el 20,09 por ciento de los gases, seguida por Estados Unidos con  17,89,  luego la Federación Rusa 7,53,  India 4,1 y Japón 3,79.

Ahora Beijing ya no denuncia a sus competidores sino que ante el abarrotado Congreso Popular chino el Primer Ministro Li Keqiang prometió, en marzo, que:  “El cielo sobre nuestras cabezas será otra vez azul”. Un compromiso de proporciones pues el gris impera en  buena parte del país. Hasta hace poco China era el villano pero ahora pasa a la condición de héroe. El Presidente Xi  Jinping impulsa una profunda transición energética. El objetivo es prescindir del carbón que alimenta miles de plantas termoeléctricas. A diferencia de Trump no es la ideología la que impulsa a los comunistas chinos.  Es la realidad de ciudades asfixiadas, con enfermedades respiratorias de magnitudes epidémicas, la que ha pasado al centro de la agenda política doméstica. El Partido Comunista tiene conciencia del creciente  malestar ciudadano por la contaminación atmosférica. Alarmado por las protestas ciudadanas dio un golpe de timón. Proclamó que China ha tomado distancia  con la obsesión del crecimiento económico  a todo precio y evoluciona hacia un modelo más sustentable en el que prime la calidad sobre la cantidad. Un plan presentado a comienzos de este año postula invertir 360 mil millones de dólares de aquí al 2020 en energías renovables, eólica y solar ante todo, que crearan unos trece millones de empleos. En el proceso China obtendrá enormes ventajas técnicas y abaratará sus productos. Así China en curso a una  transición energética tiene todas las posibilidades de dejar atrás a Estados Unidos en este campo.  Hoy las plantas termoeléctricas generan 70 por ciento de la electricidad  consumida. A través de las energías renovables pretenden  aspiran a abastecer el grueso de la demanda energética.  Ello además le permite, en el plano internacional, proyectarse junto a la Unión Europea como líderes en la lucha contra el cambio climático.

El conflicto coreano

April 20, 2017 Comments off

Es un ritual bien establecido que Estados Unidos y Corea del Sur realicen grandes ejercicios militares entre marzo y abril. También es ya una costumbre que Corea del Norte señale su malestar con masivos desfiles y despliegues bélicos. Año tras año, en la primavera boreal,  las partes cruzan amenazas y se acusan de graves provocaciones.

Cuál es el nivel de tensión   en la Península de Corea  suele ser un misterio. Mientras la retórica de las partes sube nada cambia en la vida cotidiana  de Seúl o Pyongyang. Un buen indicador de la seriedad de una crisis suele ser la reacción de las bolsas de valores. Mientras el régimen norcoreano advierte que destruirá a sus vecinos meridionales las acciones de las empresas sudcoreanas permanecen inmutables.

Un ejemplo mas reciente de la dificultad de saber lo que realmente ocurre es el presunto ensayo nuclear que Pyongyang  tenía previsto para el fin de semana pasado. Ante la presunta inminencia del hecho el Presidente Donald Trump despachó al portaviones Carl Vinson junto a  otras unidades navales. Más tarde se supo que la partida navegaba en la dirección contraria. El anunciado ensayo atómico pudo ser una mera especulación y el mentado despacho de los buques solo un amago. Es claro que la armada estadounidense no tenía apuro en llegar a las costas de la Península.  Ello no impidió que en Washington algunos clamaran victoria puesto que no hubo detonación alguna. Además se congratulaban del fallo del lanzamiento de un cohete, si es que hubo tal cohete.

Como ocurre con muchas fricciones internacionales abundan las especulaciones sobre quien obtiene mayores beneficios con la tensión. El desarrollo político de Corea del Norte es ni más ni menos que  una caja negra. En el sur tendrán elecciones presidenciales luego de la remoción de la Presidenta Park Guen-hye. Las encuestas señalan que la presidencia ira a manos, luego de las elecciones del 9 de mayo,  de una coalición de centro izquierda que favorece mejores relaciones con el norte y mayor autonomía frente a Estados Unidos. Para Trump, por su parte,  mostrarse fuete ante el dictador Kim Jong-un es un ejercicio de bajo riesgo. Las amenazas norcoreanas de lanzar un ataque termonuclear son directamente proporcionales a su debilidad. Es dudoso que disponga de una bomba operativa y de un cohete capaz de colocarla en un lugar determinado.

Un punto sobre el que todos coinciden es que China tiene la llave del cambio de posturas en Pyongyang. Beijing viene de suspenderle las compras de carbón. El 90 por ciento de las exportaciones norcoreanas están destinadas a China y el carbón representa un 40 por ciento de dichas ventas. Beijing adopta una postura salomónica: insta a Estados Unidos y Corea del Sur a suspender los ejercicios militares. A Corea del Norte, en tanto, le pide que de no haga más ensayos nucleares ni dispare más cohetes. La propuesta China es lógica pero el dilema reside en la falta de confianza entre los protagonistas.