Archive

Posts Tagged ‘Estado Islámico’

Londres y lecciones del terrorismo.

March 28, 2017 Comments off

 

Un ciudadano británico en un auto y armado con un cuchillo de cocina paralizó el corazón de la capital inglesa. Fue un   “lobo solitario” inspirado por el Estado Islámico (EI). Sin armas de fuego o explosivos causó cuatro muertes e hirió a cuarenta personas, muchos de ellos turistas que cruzaban el puente Westminster sobre el Támesis. El atentado fue menos letal que algunos vividos por Francia y Bélgica. Pero consiguió un notable éxito en cuanto a notoriedad. Detuvo el funcionamiento del Parlamento y forzó a que Theresa May, la Primera Ministra, fuese evacuada de emergencia del edificio.

En tiempo real la policía ignora si está ante un ataque concertado en varios puntos, como ocurrió en la matanza  en París en noviembre de 2015. En consecuencia no tiene otra opción que imaginar el cuadro más negativo y actuar en consecuencia. El EI  reivindicó la acción. Pero no es claro si tuvo alguna participación directa en ella. La organización yihadista tiende a atribuirse acciones realizadas por individuos  que actúan por cuenta propia.

Los británicos cuentan con servicios de inteligencia del más alto nivel e invierten en ellos más que ningún otro país europeo. Están dotados con una muy avanzada tecnología para la intercepción de comunicaciones. A la par  disponen de una vasta red agentes e informantes que vigilan a los sospechosos. Esto no es ningún secreto y por lo mismo quien  busque atentar en el Reino Unido tendrá más dificultades que en otros países del viejo continente. De entrada es una isla en la cual es más fácil controlar las fronteras frente al ingreso de personas y explosivos.  Además la tenencia de armas de fuego está estrictamente controlada.

Es difícil detectar a un Khaled Massoud  que arrienda el vehículo, no lo roba, que no busca obtener armas de fuego o explosivo y así no deja rastros que despierten la suspicacia policial. La paradoja radica en que mientras más complejos son los métodos de detección de los Estados más simples son los métodos empleados por elementos terroristas.  En la actualidad los yihadistas son los principales causantes de ataques destinados a causar el mayor número de bajas, por eso se les llama atentados catastrofistas. Algo que fue iniciado en grande por Al Quaeda con el secuestro de aviones del 11-S-2001. Al catastrofismo sumaron una segunda característica también presente en Londres: el atacante era un suicida. Como dice un proverbio chino: el que no teme ser descuartizado en mil pedazos  no teme desmontar al emperador.  Frente a quien busca morir  en su empeño no funcionan las medidas disuasivas que aplican para el grueso de los mortales.  Existe consenso que es difícil detener un ataque suicida una vez que está en curso.

La inteligencia británica señala que desarticuló  trece atentados en la fase preparatoria desde 2013. Un éxito conseguido gracias a la cooperación con las comunidades de donde provienen los potenciales yihadistas. La mejor política es trabajar con los dirigentes comunitarios antes que presionar o amedrentarlos. Nunca se tendrá una seguridad total. En todo caso la mejor garantía es una sociedad que entiende y participa en la lucha contra fanáticos religiosos que asesinan a sus compatriotas.

Advertisements

Mosul : la madre de todas las batallas.

October 20, 2016 Comments off

 

En las primeras horas del domingo comenzó la esperada ofensiva para liberar a Mosul de manos de los yihadistas. La segunda ciudad de Irak, con una población original de dos millones de habitantes,  fue capturada por el Estado Islámico (EI) en junio de 2014. El ataque en curso podría auspiciar el fin de la dominación territorial del EI en Irak.

La lucha por Mosul involucra tanto a potencias locales como a otras más distantes.  Según su desenlace podría cambiar la configuración del mapa de la región. El control sobre  Mosul reverbera en Siria, Turquía, Irán, Jordania y sobre todo el mundo árabe.

En primer lugar está el brutal choque entre la facción de musulmanes chiítas, que gobiernan Irak,  y los sunitas que son mayoría en Mosul.  El EI, que pertenece a la corriente sunita,  ha declarado una guerra a muerte contra los chiítas. Sus ataques suicidas han detonado bombas en mezquitas y concurridos mercados. Es la continuación de la  guerra civil librada entre ambas denominaciones, 2006-2007, que dejó medio millón de muertos.  Se  calcula  además que por tres  muertes violentas hay que sumar otras dos a causa de desplazamientos forzados, colapso del sistema hospitalario, falta de agua y alimentos.

En la batalla de Mosul convergen tropas oficialistas que incluyen al ejército y milicias chiíes con vínculos con Irán. Son éstas últimas las que despiertan la mayor inquietud pues en el pasado han cometido atrocidades contra la población sunita. También participa un importante contingente de tropas de la minoría kurda. Estados Unidos está presente con un contingente de al menos 600 efectivos de fuerzas especiales y asesores. La planificación de la batalla  ha corrido por cuenta del Pentágono.

El EI capturó la ciudad con un par de miles de sus combatientes que  lograron batir a más 50 mil soldados del ejército iraquí que abandonaron sus armas para huir. Ahora unos 25 mil atacantes enfrentan a unos seis mil yihadistas atrincherados en una vasta superficie que aún mantiene una población estimada en 1,2 millones de personas. Se anticipa que el enfrentamiento provocará el éxodo de  700 mil civiles.

 

Las tropas oficialistas, junto a los kurdos,  tienen una abrumadora superioridad numérica y de poder de fuego. La táctica de los atacantes será lanzar ofensivas localizadas para obligar al EI a revelar sus posiciones. Entonces intervendrán los drones y las fuerzas aéreas de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña para aniquilar a los yihadistas. Se prevé que será un proceso lento y complejo para causar el menor daño a la población. Porque de ello depende, en última instancia, si Irak subsistirá como un país o derivara en una partición. Hay quienes anticipan que  surgirán tres nuevos estados. Uno chiíta que incluirá Bagdad y el sur del Irak actual. Otro sunita en el norte de Irak y parte de Siria y Jordania,  el tercero sería el Kurdistán que como mínimo abarcaría regiones de Irak y Siria. Lo que parece seguro es que se evapora el sueño yihadista de fundar un califato.

 

Terrorismo y locura.

July 28, 2016 Comments off

Una sucesión de atentados ha sacudido a Bélgica Francia y Alemania. ¿Hay algo en común en estos ataques? Si lo hay, fueron perpetrados por individuos que tenían prontuarios policiales y varios además padecían de trastornos mentales. Estos rasgos, que no son categorías excluyentes, son comunes en ciertos sectores de la población. Jóvenes que han padecido privaciones y viven marginados son más proclives a cometer delitos. Entre los refugiados provenientes de Siria e Irak abundan los problemas psicológicos. Muchas personas están dañadas por la violencia, la pérdida de seres queridos, situaciones de miedo extremo además de los daños físicos sufridos. La parte más vulnerable de los humanos es el cerebro. Allí quedan alojadas heridas invisibles que pueden perdurar por el resto de la vida. Es en este ámbito donde las organizaciones yihadistas, con el Estado Islámico a la cabeza, lanzan sus redes de reclutamiento para conseguir sus “soldados suicidas”.

Los servicios de inteligencia europeos han tratado de elaborar el perfil del terrorista islámico. Pero tras años de esfuerzos numerosos expertos han concluido que no existe el “terrorista típico”. Es imposible distinguir la depresión que padecen cientos de miles de la de aquellos proclives al martirio terrorista. La gama de personas que, por razones diversas, confluyen en organizaciones dogmáticas que emplean tácticas terroristas de combate es muy variada. Los hay con muy distintas personalidades: extrovertidos, exitosos y populares entre sus pares. Así como están los que presentan las características opuestas. En otras palabras no se han detectado “desórdenes de carácter siquiátricos” particulares en las personas observadas. Algunos estudios en Alemania han establecido, sin embargo, que ciertos factores sociales gravitan entre los hijos de inmigrantes de países islámicos. O quizás sería más exacto decir que estos jóvenes, al igual que el resto de su grupo etario, pueden mostrar aburrimiento, un grado de beligerancia y cierto narcisismo. Los mismos sentimientos se aprecian entre jóvenes nacidos en especial en la ex República Democrática Alemana. Allí algunos canalizan su malestar a través organizaciones neo nazis. En todo caso entre los jóvenes musulmanes, muy pocos en relación al conjunto de la comunidad, buscan respuesta a sus inquietudes en el Islam.

En Estados Unidos John Horgan, director del Centro de Estudios sobre el Terrorismo y la Seguridad de la Universidad de Massachusetts Lowell, señala que ha estudiado “por cuatro décadas quienes llegan a ser terroristas y por qué” y no ha logrado establecer un perfil. Baste con señalar que los dos últimos casos de ataques, con resultado de muerte,  contra  policías fueron ejecutados por  afroamericanos que sirvieron en las fuerzas armadas estadounidenses.

La racha del terror

En el último mes un tunecino en Niza embistió un camión contra una masa de personas que celebraban el  14 de julio, día  de La Bastilla que conmemora el derrumbe del viejo régimen monárquico galo. Cuatro días más tarde, en Alemania,  un joven afgano hirió con un hacha a cinco pasajeros a bordo  de un tren.  El 22 de julio en Múnich un germano iraní dio muerte a nueve personas. En este caso no hubo conexión con el yihadismo. El 24 de julio un asilado sirio  en Reutlingen asesinó con machete a una mujer y dejó a otros dos heridos. El mismo día otro refugiado sirio, cuya petición para asentarse en Alemania fue rechazada, se voló en el pueblo Bávaro de Ansbach hiriendo a una docena de personas. El 26 de julio dos yihadistas ingresaron a una iglesia en el norte de Francia, en Saint-Etienne-du-Rouvray, un suburbio de Rouen, y degollaron a un sacerdote católico.

El terrorismo de un loco solitario.

June 16, 2016 Comments off

El misterio sobre el asesinato de 49 estadounidenses en Orlando aún no despeja. Para algunos Omar Mateen, el causante de las muertes y otro medio centenar de heridos, es un clásico “lobo solitario”. Un islamista radicalizado que sin tener vínculos orgánicos con el Estado Islámico (EI) actuó en su nombre. Los yihadistas del EI, por su parte, en su agencia de noticias Amaq reivindicaron  la masacre como suya. Algunos elementos calzaban con el estilo del EI. Un atentado catastrofista destinado a causar el mayor número de muertes posibles. Da lo mismo a quien se asesina lo importante es matar a muchos. La gloria de la acción es proporcional a las bajas ocasionadas. Otro rasgo característico es la vocación suicida del atacante. Mateen no tenía un plan de escape y por eso llamó a la policía.

Con estos datos en mano Donald Trump, el aspirante presidencial republicano, reiteró sus llamados a prohibir la entrada de todo musulmán a Estados Unidos. Instó al Presidente Barack Obama a  renunciar pues evitaba emplear el concepto de “Islam radical”. Incluso pidió que se intensificaran los bombardeos  contra el EI en Siria e Irak.

Analizados los antecedentes con más calma todo indica que Mateen más que un lobo era un loco solitario. El ataque parece inspirada en su profunda confusión mental. Durante mucho tiempo quiso ingresar a la policía.  Al parecer como suele ocurrir con ciertos homófobos sentía atracción por los hombres y,  según algunos testigos, mantenía encuentros furtivos con personas de su propio sexo. En una ocasión declaró que simpatizaba con Hezbolá la organización chiíta libanesa. Debía ignorar que ello le hubiese podido costar la vida a manos del sunita EI. La organización que aspira a construir un califato en el mundo árabe tiene a los chiítas como sus enemigos principales. El EI ha asesinado a miles chiítas. Colocar bombas en sus mezquitas en las horas de rezos es una de las tácticas predilectas.

Mateen al invocar al EI señaló a la organización que está a la cabeza de los enemigos de Estados Unidos con amplia figuración pública. Al hacerlo pudo pensar que así conseguiría el máximo impacto.  Por su parte la agencia Amaq solo rebotó la noticia adjudicándose el mortífero atentado. Pero no dio un solo antecedente original que permita creer que les cabía alguna responsabilidad.

La reacción de Trump, que llamó a prohibir la venta de armas de fuego a individuos que figuren en la lista de sospechosos de terrorismo del FBI, es una buena señal. Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses exigen la medida. Si es adoptada sería un primer paso para limitar la venta de armamento letal.

Cómo tipificar el terrorismo.

El Presidente Obama señaló que no habla de un Islam radical no por aparecer como políticamente correcto. Lo hace por razones de eficacia política. Al mezclar el Islam, un fe con mil trescientos millones de creyentes, con grupos radicales o terroristas se genera una amalgama absurda. Sería como hablar de terrorismo católico a propósito del antiguo Ejército Republicano Irlandés, más conocido por su sigla IRA. Los terroristas son una fracción microscópica del mundo islámico y mezclarlos es estimular la enfermiza islamofobia.

 

 

Bruselas: la ofensiva yihadista

March 23, 2016 Comments off

La capital belga fue víctima de un atentado catastrofista. Un ataque terrorista destinado a causar el máximo de bajas posible. Fue una operación suicida con los clásicos cinturones con explosivos para la autoinmolación. El golpe fue asestado no en los campos de batalla en Siria o Irak sino que el corazón del territorio europeo. El  sello del yihadismo del Estado Islámico (EI)  estaba a la vista aún antes que reivindicaran su mortífera acción.

El EI es bastante parco en sus declaraciones pero no por ello menos contundente. No en vano proviene de la región que aportó al mundo la expresión: ojo por ojo, diente por diente. En su proclama reclamando la autoría de la matanza el EI advierte: “Lo que os espera será más duro y amargo, Alá mediante”. En octubre del año pasado el EI derribó un avión ruso sobre la Península del Sinaí, en Egipto,  ocasionando 224 muertos. Entonces los yihadistas declararon: “Ustedes deben saber, rusos y aliados, que no tendrán seguridad alguna en tierras musulmanas…La muerte diaria de inocentes en Siria a causa de vuestros bombardeos les acarreará desastres…Así como ustedes matan , ustedes morirán”. Esas son las reglas del juego de los yihadistas y, como se ha visto,  conviene tornarlas en serio.

Varios países europeos y occidentales participan en la lucha contra el EI con bastante más fuerza que Bélgica ¿Por qué entonces es el epicentro de la actividad yihadista en Europa?  Una razón es que es el país con el mayor número per capita  de militantes islámicos que han partido a foguearse  en Siria e Irak. Unos 440 yihadistas han salido desde Bélgica lo que arroja un promedio de 40 militantes por cada millón de belgas. Le siguen Dinamarca con 27 por cada millón de habitantes, 19 en Suecia y Francia 18.

El EI y la comunidad internacional hablan lenguajes distintos y no se dan por enterados de sus respectivos mensajes. Tras los atentados en París, en noviembre del año pasado, Francia envió un potente destacamento aéreo para multiplicar los bombardeos. Esto no ha inhibido a los yihadistas que, a su vez, han replicado en Bruselas. Las agresiones continuaran de lado y lado. En todo caso una de las incógnitas en los ataques del EI es la elección de los blancos. ¿Por qué los cafés en París y el teatro Bataclan?. Lo mismo en Bruselas ¿por qué una estación de metro y el aeropuerto? Los interrogatorios a yihadistas muestran que no hay criterios políticos. Las consideraciones son operativas: una buena concentración de personas para asegurar la matanza y la facilidad de acceso. Esto dificulta saber donde asestarán el próximo golpe.

 

Los servicios de inteligencia frustrados.

Las agencias de inteligencia occidentales estaban sobre la pista de los autores de los atentados de París. A partir de esos ataques recogieron vasta información. Sabían que algo se tramaba en Bruselas y corrían contra el tiempo. Los yihadistas tenían claro que les pisaban los talones y al parecer fue lo que precipitó  los últimos bombazos. Para las policías uno de los mayores dilemas es cuando intervenir. Hay situaciones en que  esperar a tener pruebas irrefutables puede resultar fatal. Pero a la vez precipitarse puede ser muy contraproducente. Por ello la confianza de la población en los espías y policías es clave para su éxito.

Siria: la batalla decisiva.

February 11, 2016 Comments off

La ofensiva del régimen sirio, con sólido apoyo ruso, contra la principal plaza rebelde está en pleno desarrollo. La guerra civil que desgarra al país, que en marzo cumplirá 5 años, parece llegar a su clímax. Las fuerzas oficialistas del Presidente Bashar al Assad ganan terreno en su avance sobre la ciudad de Alepo. Su objetivo es cercar los barrios de la principal urbe siria donde  está el núcleo duro de la resistencia anti gubernamental. Se estiman en unos 35 mil los combatientes de diversas milicias, entre las que hay desde yihadistas, islamistas más y menos moderados y también algunas fuerzas seculares.

La guerra no terminará aún si Alepo cae en la manos de Damasco. Pero la correlación fuerzas habrá cambiado en forma drástica. Hecho que estará en forma ineludible sobre la mesa de negociaciones sobre el futuro del país. Los éxitos militares son una inyección a la vena para la moral de las tropas oficialistas. La otra cara de la moneda es el pesimismo de los rebeldes. Uno de sus comandantes tuiteó.: “Bye-bye, revolución”. Los  reveses también  alarman a sus aliados que han invertido grandes sumas de dinero y capital político. Arabia Saudita ha llegado a ofrecer tropas terrestres para contener la ofensiva. Riad dice que solo lo hará como parte de una alianza más amplia. Dada su debilidad operativa, demostrada  en la actual guerra en Yemen, es una forma de decir que enviaran algunos hombres como gesto de respaldo político. Otra cosa es Turquía que según fuentes rusas está movilizando tropas próximas a la frontera. Ankara consideraría crear una “zona de seguridad”  al interior de Siria bajo la protección de sus tropas, mejor aún si fuera en el marco de la OTAN, para asegurar campos de refugiados. En los planes turcos estaría asestar un golpe a las fuerzas kurdas con vistas a impedir que consoliden un estado en Siria. En este plano la visita esta semana de una delegación kurda a Moscú, recibida al más alto nivel, es una bofetada rusa al rostro de Turquía.

Estados Unidos observa con desmayo como sus protegidos, financiados y armados por la CIA, pierden terreno. Los rebeldes claman por armas pesadas y en especial misiles anti aéreos para limitar los bombardeos rusos. El temor de Washington es que algunas de estas armas caigan en manos del Estado Islámico, como ha ocurrido en el pasado. Otro dilema para los estrategas norteamericanos es como impedir el choque abierto entre turcos y kurdos. Tanto en Siria como en Irak Estados Unidos tiene estrechos vínculos con facciones de las fuerzas kurdas. Ello le lleva a vetar los planes turcos. Hoy el objetivo primordial estadounidense es derrotar al Estado Islámico no solo en Siria e Irak sino que en otros frentes como el libio. En este delicado ajedrez Moscú emerge como un protagonista de primera línea capaz de influir en futuros acuerdos regionales. Mucho dependerá de cómo concluya la batalla de Alepo.

 

Nuevas olas de refugiados.

Últimas estimaciones hablan de cerca de 300 mil muertos en la guerra civil Siria. Los desplazados podrían llegar a los 13 millones de una población de 22 millones. Los últimos combates alimentan la ola de civiles que huyen de la violencia. Esta vez Turquía, que ya ha recibido a 2,5 millones de sirios, ha optado por impedir su ingreso y ha levantado campos en territorio sirio. Ello podría formas parte del plan de crear una “zona de seguridad” bajo su protección militar al interior de Siria. Cualquiera sea el desenlace la magnitud de la crisis humanitaria es catastrófica.

 

El largo calvario sirio

February 4, 2016 Comments off

En la guerra civil siria hay una certeza: ninguno de los bandos puede ganar por la fuerza de las armas. Tras casi cinco años de cruenta lucha el país árabe acumula más de un cuarto de millón de muertos. Desde marzo de 2011 la mitad de los 22 millones de sirios han sido desplazados de sus hogares. Es un desastre humanitario cuyo impacto se sentirá por generaciones.

El 1 de febrero comenzaron, una vez más, negociaciones auspiciadas por Naciones Unidas, en Ginebra, para encontrar una salida al conflicto. Pero apenas abiertas las tratativas fueron suspendidas hasta el 25 de febrero. Los opositores del Presidente Bashar al Assad denunciaron una ofensiva militar oficialista. La queja es comprensible pues la primera meta, antes que hablar de los términos de una futura paz, es lograr un cese al fuego. Ello, de entrada,  permitiría aliviar a numerosas ciudades  y aldeas sitiadas por las diversas facciones. En algunas como en Madaya se registraron decenas de muertes por inanición.  Otra medida será continuar con la extracción de grupos minoritarios atrapados y amenazados de vida en territorios hostiles.

El mero hecho de haber asegurado el encuentro en Ginebra es un logro. Fueron necesarias fuertes presiones, especialmente sobre los rebeldes sunitas, para asegurar su presencia. Con todo no son conversaciones directas, cara a cara, entre los protagonistas. Son lo que los diplomáticos llaman negociaciones de proximidad. Ello significa que los representantes del gobierno sirio están en una sala y las facciones opositoras en otra. Entre ellas circulan diplomáticos que llevan y traen las ponencias de unos y otros.  La oposición postula como requisito, para pasar a otros temas, el cese de los bombardeos aéreos.

El Estado Islámico (EI) está ausente de los incipientes contactos. Para marcar este hecho, el domingo 31 de enero, el EI lanzó un ataque suicida contra una mezquita chiíta en Damasco que causó más de 70 muertes. La política del EI, de inspiración sunita salafista,  apunta a acentuar la animosidad entre chiítas y sunitas. En realidad el EI actuó como catalizador  para las negociaciones. Uno de los pocos puntos en común que tienen todos los actores sirios y las potencias regionales así como las  extra regionales, Rusia, Estados Unidos y Francia,  es el antagonismo contra la organización yihadista a la que se le imputa haber ejecutado a unos  cuatro mil sirios.

En la agenda de las conversaciones figura, si logran sortear numerosos obstáculos y establecer un cese al fuego nacional, un calendario para una transición política de 18 meses que permitirá la redacción de una nueva constitución. Al cabo de este período serán convocadas elecciones. Es una meta que hoy aparece difícil de alcanzar pero es un primer paso esperanzador.

Muchas incógnitas.

Tras las atrocidades vividas a lo largo de un quinquenio cuesta visualizar como los alauitas (chiítas), sunitas, kurdos, cristianos y otras minorías podrán  compartir en paz un mismo territorio. Es una interrogante que surgió en la ex Yugoslavia que terminó reforzando el concepto de balcanización, como sinónimo de  división y fraccionamiento. Algo similar podría ocurrir en Siria  donde las distintas facciones podrían reclamar sus respectivos territorios y pasar a la fundación de un estado federal o mini repúblicas.