Archive

Posts Tagged ‘FMI’

Bye bye TPP

January 26, 2017 Comments off

El Presidente Donald Trump desahució la participación de Estados Unidos en el   Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).  La medida, aunque  era esperada, marca un viraje radical. La docena de países de la Cuenca del Pacífico, incluido Chile entre los más entusiastas, ven frustrada su ambición de liberalizar el comercio en la región. El gobierno de Barack Obama invirtió mucho capital político durante un lustro  para concretar el TPP. Uno de los rasgos cuestionables del acuerdo era que  excluía a China, la segunda potencia del mundo. Ello porque Estados Unidos, Japón y en menor medida otros países buscaban frenar la expansión económica e influencia política de Beijing. Es claro que el libre comercio nunca es tan libre. En primer lugar los países hegemónicos buscan fijar reglas del juego que les den ventaja frente a sus competidores. Además buscan consolidar su influencia política en determinadas regiones. Eso era lo que buscaba Washington a través del TPP.

Para Trump, desde su perspectiva  nacionalista, los acuerdos de libre comercio solo tienen sentido si son totalmente favorables para Estados Unidos. Por eso señala que revisará todos los que ha firmado su país. En el futuro, advierte, las negociones serán uno a uno. Es otra forma de decir que en muchos casos no hay negociación posible. Qué posibilidades tiene un pequeño país, en el sentido económico, como Chile de sentarse de igual  a igual frente a Estados Unidos: ninguna.  Lo que es bueno para los norteamericanos no es necesariamente conveniente para otros.

Culmina así una fase en que Estados Unidos lideró el proceso globalizador y fue el gran impulsor del comercio internacional. Para este afán utilizó a las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el FMI para imponer sus criterios.  Si como se espera Washington buscará mayores ventajas aún es dable esperar que una serie de países lo pensaran dos veces. En el propio TPP Estados Unidos exigía más años de vigencia a patentes industriales entre las que figuraban los remedios. Ahora los once países restantes se preguntan cómo seguir adelante. China señala que estaría dispuesta a tomar el lugar abandonado por Trump. A los australianos les atrae la idea pero a los japoneses no tanto. Chile ya tiene tratados de libre comercio con la mayoría de los países del TPP. Pero, claro, siempre hay productos que podrían tener aranceles menores. En consecuencia el país que ha firmado el mayor número de acuerdos y tratados para permitir el ingreso de sus productos buscará ampliar estos espacios comerciales.

Trump añora un mundo que ya no existe y no volverá. Ha desarrollado una relación tensa con silicon valley, el eufemismo utilizado para designar al mundo de las nuevas tecnologías de la información y la computación. En cambio anhela restaurar a su vieja gloria la industria automotriz junto a las petroleras y carboníferas que, a su juicio, dan más empleo. Algo que hace mucho dejó de ser cierto.   Debería tomar en serio la advertencia de Obama: la realidad muerde.

Advertisements

Grecia en suspenso

July 3, 2015 Comments off

Los ecos de la insolvencia griega para el pago de su deuda de 320 mil millones de euros suenan distantes. Pero su impacto puede alcanzar hasta el último rincón del planeta. En el mundo financiero el capital más cotizado es la confianza y la estabilidad. Hasta ahora el bloque de la eurozona, que integran 19 países de los 28 de la Unión Europea, gozaba de buerna reputación. La posible salida de  Grecia del euro y el retorno al dracma, su antigua moneda, levanta el fantasma de un efecto dominó en que otros países podrían abandonar el euro ante el deterioro de sus economías. Ello impacta al conjunto de Europa que representa un importante mercado para las exportaciones chilenas.

Un acuerdo entre Grecia y sus acreedores era inminente. Pero a último minuto  la llamada troika que lleva las negociaciones, integrada por Bruselas (la Comisión Europea), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI),  endureció los términos. En respuesta Alexis Tsipras, el primer Ministro griego,  convocó a un referéndum para este domingo. Los griegos deben responder si aceptan o no las condiciones de la troika. El gobierno encabeza el campo del no. La troika advierte que el rechazo a sus propuestas significa la salida de Grecia de la eurozona y, por lo tanto, el abandono del euro.

A último minuto Atenas presentó un nuevo plan que cumplía con el grueso de las demandas de la troika. Angela Merkel, la canciller alemana, respondió que habría que esperar a los resultados del referéndum antes reanudar las negociaciones. Timothy F. Geithner, ex ministro de Hacienda de Estados Unidos cuenta, en un libro reciente, que se reunió en julio del 2012 con su par alemán,  Wolfgang Schäuble. Geithner concluyó que ya entonces  el ministro de Hacienda teutón era partidario de la salida de Grecia de la eurozona: “Ello sería traumático y ayudaría a atemorizar al resto de Europa a ceder más soberanía  a favor de una unión fiscal y bancaria más solida…dejar arder a Grecia facilitaría la construcción de una Europa fuerte con cortafuegos con mayor credibilidad”.

Grecia vive horas febriles en los que su futuro está en juego. Sus bancos han cerrado sus puertas y el retiro de dinero de los dispensadores está controlado a 60 euros(45 mil pesos) diarios. Todo es posible en los próximos días: desde un acuerdo de último minuto a un nuevo gobierno.

 Cambios de régimen

En el 2011 Bruselas hizo caer al gobierno del socialista de Georges Papandreu que propuso convocar a un referéndum. Ello le fue vedado y tampoco le permitieron llamar a elecciones nacionales para que, en forma soberana, los griegos decidieran su futuro. En cambio fue impuesto, vía un acuerdo parlamentario, a Lucas Papademo, un tecnócrata ex funcionario del BCE.  El aplicó el paquete de recortes  exigido por los prestamistas. Fue mucho más que un cambio de gobernante pues marcó un agudo giro a la derecha. Por primera vez, desde la dictadura militar (1967-1974), volvieron al gobierno los partidos de derecha.

A comienzos de este año la derecha griega sufrió una derrota en las elecciones pero el mayor perdedor fue  la socialdemocracia que hasta el 2011 gobernaba el país. Los socialistas del PASOK obtuvieron apenas el 4,7 por ciento de los votos contra 36,6 de Syriza, el partido de Tsipras quien advirtió que si pierde el referéndum renunciará.

La maratón griega

January 28, 2015 Comments off

Un  choque entre el nuevo gobierno griego y los organismos financieros de la Unión Europea es inevitable. Alexis  Tsipras  basó la campaña electoral con la promesa del fin a la austeridad. Entre las ofertas de su partido Syriza está subir el sueldo mínimo de 400 mil a 530 mil pesos. Proveer  servicio eléctrico gratuito  los 300 mil hogares más pobres. Atención médica para los que no puedan pagar. Estas medidas y algunas más costarán al fisco unos 12 mil millones dólares. ¿De dónde sacar el dinero? Con una mejor recolección de impuestos y evitando la evasión. En el cuadro más amplio, sin embargo, de cara  a una deuda soberana de 320  mil millones de dólares es imposible que Atenas cumpla con sus compromisos. Según los cálculos les llevaría más de una generación, con alto crecimiento, para pagar la deuda. De manera que la opción es: pagan o le dan la espalda a los más vulnerables que en la actualidad bordean el 30 por ciento de la población. Hoy en Grecia hay más pobres que en Chile.

La troika que lleva las negociaciones, integrada por Bruselas (la Comisión Europea), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI),  ha dicho que no acepta una quita o corte de pelo. Berlín, que es el mayor prestamista, repite sin cesar que no habrá negociación para algún tipo de perdonazo. Es una intransigencia, basada en rígidos criterios económicos, que puede resultar muy cara  en términos sociales y políticos.

En el 2011 Bruselas hizo caer al gobierno del socialista de Georges Papandreu que propuso convocar a un referéndum. Algo que le fue vedado y tampoco le permitieron que convocara a elecciones nacionales para que, en forma soberana, los griegos decidieran su futuro. En cambio les fue impuesto, vía un acuerdo parlamentario, a Lucas Papademo, un tecnócrata que se había desempeñado como funcionario en el BCE.  En sus manos quedó  aplicar el paquete de recortes  exigido por los prestamistas. Fue mucho más que un cambio de gobernante pues marcó un agudo giro a la derecha. Por primera vez, desde la dictadura militar (1967-1974), volvieron al gobierno los partidos de la derecha dura.

Grecia está peor que al comienzo de la crisis en el 2008. Su PIB se ha reducido en más de un 25 por ciento. La deuda pasó del 109 por ciento del PIB al 175 por ciento. Lo que está en juego es que viene primero en la Unión Europea: los criterios sociales o la disciplina fiscal. Cabe suponer que primara la austeridad a expensas de la gente. Ello porque el margen de maniobra de los principales países prestamistas es estrecho. El electorado alemán, entre otros, exige mano dura con lo que consideran gobiernos dispendiosos. El daño y costo que está fricción puede generar al proyecto de la Unión Europea puede resultar superior a los miles de millones de euros en juego.

El sacudón político.  

La derecha griega sufrió una derrota en las elecciones pero el mayor perdedor es la socialdemocracia que hasta el 2011 gobernaba el país. El  domingo los socialistas del PASOK obtuvieron apenas el 4,7 por ciento de los votos contra 36,6 de Syriza. Los otrora poderosos socialistas quedaron relegados al séptimo y último lugar. Cada situación es diferente pero para el Partido Socialista español, el PSOE, debe resultar inquietante lo ocurrido. De hecho según las encuestas el Podemos, un movimiento ciudadano a su izquierda, ya los supera en las intenciones de votos.

Señales bolivianas.

October 16, 2014 Comments off

La abrumadora victoria electoral del Presidente Evo Morales es una señal importante para Sudamérica. Durante mucho tiempo los cambios políticos en La Paz han anticipado lo que ocurre en el resto de la región. Esta tendencia era explicada por  la fragilidad de sucesivos  gobiernos bolivianos que  tendían a  doblegarse ante los vientos dominantes.  El éxito del Movimiento Al Socialismo (MAS) ,  que obtuvo cerca del 60 por ciento de los votos y ganó prácticamente en todo el territorio,  es visto como un signo alentador por las fuerzas progresistas en Brasil y Uruguay, que gobiernan en ambos países, y que van a las urnas bajo la amenaza de ser desplazadas.

Es posible, sin embargo, que Bolivia no cumpla su tradicional rol predictivo. Ello porque a diferencia del resto de Sudamérica, y en especial de Brasil, los nueve años de Morales son años de vacas gordas con un crecimiento promedio de cinco por ciento. Pero como saben muy bien los latinoamericanos que a un país le vaya bien  no es sinónimo de progreso o bienestar para la mayoría de sus habitantes.  En Bolivia  no solo ha habido “chorreo” gracias a los buenos precios de las materias primas y en particular del gas. Mucho más importante es la distribución de la riqueza a través de una serie de bonos como lo son el Juancito Pinto para los escolares, el bono Juana Azurduy de Padilla para las mujeres y la Renta Dignidad para los adultos mayores.

En lo que toca a las cifras macro el producto interno bruto se triplicó entre el 2005 y el año pasado y lo mismo ocurrió con el ingreso per capita . Morales  explica que en su país se vivía una aparente paradoja:  Miemtras más préstamos recibíamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) más empeoraba nuestra economía. Fíjense ahora, sin el FMI se acabaron las deudas y, por el contrario, han crecido nuestras reservas internacionales”. Pero las estadísticas le dicen poco al grueso de los bolivianos. Lo que si impacta a la sociedad es que la extrema pobreza fue reducida desde el 39 por ciento, cuando llegó al gobierno en el 2006,  a menos de la mitad.

El círculo virtuoso del MAS ha consistido en utilizar los éxitos económicos y logros sociales para alterar las balanzas de poder político y, a su vez, aprovechar los avances políticos para cambiar la realidad económica. Así el estado boliviano ha recuperado las riquezas básicas estratégicas, con combustibles fósiles a la cabeza. La transformación del mapa político boliviano es  graficada con la victoria de Morales en la oriental Santa Cruz. Un departamento que lideró un movimiento autonomista en una vasta  región  llamada la “media luna”.  Hoy Morales pudo proclamar que en Bolivia ello ya no es así pues la integración garantiza una “luna llena”.

El impacto de los bonos

El Gobierno creó el bono Juancito Pinto, en 2006, para reducir la deserción escolar, que alcanzaba al 6%, en 2013 había la tasa bajado a  1,7%.Los padres de los estudiantes de educación básica y secundaria reciben 28 dólares mensuales. 2 millones 262.000 jóvenes están cubiertos por el beneficio.

Bono Juana Azurduy de Padilla ha tocado a casi medio millón de mujeres y 700 mil niños menores de dos años. Ello permitió bajar la desnutrición  infantil crónica  en 16 por ciento.

El bono Renta Dignidad alcanza a unas  850 mil personas mayores de 60 años. Aquellos que no tienen jubilación perciben 35 dólares mensuales.

Strauss-Kahn y el nuevo orden económico.

May 20, 2011 Comments off

La violenta caída Dominique Strauss-Kahn  desde el Olimpo financiero y de la cúspide política francesa  esconde aún muchas incógnitas. Será labor de la justicia estadounidense aclararlas. Pero sea cual sea su culpabilidad en su rodada ha arrastrado al organismo que encabezaba: el Fondo Monetario Internacional  (FMI). Los amigos del humor negro señalan que el presunto comportamineto del imputado, acusado de violación de una mucama,  equivalía  al trato que el organismo brindaba a los países que estaban forzados a solicitar su ayuda.  Con ello  aluden a los tristemente famosos Programas de Ajustes Estructurales (PAE).

Los PAE  son pautas universales, que no discriminan entre países con realidades muy diversas, que obligan a los estados acreedores a recortar el gasto público en rubros como salud y educación. Uno de los primeros requisitos es acabar con subsidios que  suelen favorecer a los sectores más necesitados. Pero no tocan los presupuestos de defensa pues en muchos casos las fuerzas armadas son un resguardo esencial para mantener  a raya a los perjudicados por los propios PAE. Otra receta clave son las privatizaciones y la desregulaciones.  El FMI es el epitome de la aplicación de políticas macroeconómicas desligadas de toda sensibilidad social. Su meta es revertir una crisis económica sin contemplación a las consecuencias políticas. De allí el chiste de un ministro de Hacienda que informa al Presidente: “Le tengo una buena y una mala noticia”. “Dígame la buena” pide el mandatario. “Pagamos toda la deuda externa” replica el ministro.  “¿Y la mala?”inquiere el gobernante.  “Nos dieron un golpe de Estado”. Los PAE comenzaron a aplicarse en la década de los 80 y en el mundo pasaron a ser conocidos también como “el consenso de Washington”. De consenso no tenía nada ya que era un acuerdo entre la banca, la empresa privada y la elite política estadounidense para aplicar una conducción económica neoliberal. La amarga medicina fue aplicada a destajo  por el FMI a lo largo del Tercer Mundo y los estados que constituyeron el campo socialista.

Desde hace varios años  países emergentes reclaman una nueva arquitectura financiera internacional.  Buscan acabar con la actual división de poder en los organismos financieros multilaterales. La presidencia del  Banco Mundial es para Estados Unidos y la del FMI para un europeo. Ambas instituciones  surgieron en la Conferencia de Bretton Woods en 1944 y desde entonces se mantiene la absoluta primacía occidental. En reuniones recientes del Grupo de los 20 (G-20) que incluye a Brasil, Argentina, China e India se ha planteado que ya es hora que los europeos abran paso a otros.  Pero en las circunstancias actuales en que la Unión Europea (UE) se sirve al máximo del FMI, para sacar a algunos de sus países miembros de la bancarrota, es improbable que suelten el volante. Los votos son proporcionales a los aportes realizados. La UE y Estados Unidos, que desea conservar la conducción del Banco Mundial, cuentan con ya con lo suficiente para asegurar la sucesión. Por el momento hay mas suspenso en saber cómo culmina el melodrama de Strauss-Kahn que en conocer quien lo reemplazará.