Archive

Posts Tagged ‘Irán’

Trump con los sunitas vs los chiítas.

May 24, 2017 Comments off

Estados Unidos venderá armas por 110 mil millones de dólares a Arabia Saudita. El anuncio,  hecho durante la visita del Presidente Donald Trump  al reino saudí, marca un  viraje en la política exterior de Washington.  Trump  destacó por su lenguaje islamofóbico durante la campaña electoral  en  que, en otras cosas,  afirmó que “el Islam nos odia” además de llamar a no dejar entrar a ningún musulmán al país. Ahora revisa sus dichos y propone una alianza  a las decenas de monarcas dictadores reunidos en la capital saudita.

Llama a los gobernantes sunitas a combatir al declarado enemigo común: Irán y, por extensión, a los chiítas. Trump le advierte a Teherán que: bajo ninguna circunstancia podrán disponer de armas atómicas; según Naciones Unidas los iraníes han respetado el acuerdo alcanzado, en 2015, en el suspendían ciertas actividades atómicas.  Le exige que desmantele las redes  terroristas y las milicias  chiítas; en rigor las organizaciones milicianas y terroristas más peligrosas como el Estado Islámico y Al Qaeda son sunitas. Le exige a Irán que retire sus fuerzas de Siria lo cual es una demanda unilateral dado que muchos países incluida Rusia , Turquía y Estados Unidos tienen efectivos en el país. Irán debe forzar a sus aliados chiítas  de Hezbolá a que salgan de Siria para volver al Líbano donde deben dejar las armas.  Son exigencias tan poco realistas que despiertan sospechas que lo que se busca es un conflicto.  Trump señaló que de” Líbano a Irak a Yemen,  es Irán el que financia, arma y entrena a los terroristas, las milicias y otros grupos extremistas que causan destrucción y caos en la región”.

Esta postura no hará más que ahondar la rivalidad entre sunitas y chiítas que antes de la revolución iraní, en 1979, no era un factor relevante. Ha sido la pugna con Arabia Saudita y otras monarquías, que temen que sus coronas están en peligro,  lo que gatilló la animosidad  entre ambas facciones islámicas, los  sunitas constituyen el 85 por ciento y los chiítas 15 por ciento  de los musulmanes,  y que ha dejado cientos de miles de muertes, especialmente en Irak.

Esto ocurre a menos de una semana de la victoria Hassan Rouhani, con 57 por ciento de los votos,  en las elecciones presidenciales en Irán.  Ello con la propuesta a los iraníes  de abrir un “·camino de integración con el mundo”. Su rival Ebrahim Raisi, que logró el 38 por ciento  de las preferencias, postulaba una línea de integrismo religioso y confrontación internacional. La victoria de Rouhani fue posible, en parte, por la política conciliadora del Presidente Barack Obama que favoreció el diálogo antes que el enfrentamiento  con la radicalización que ello acarrea. La agresiva actitud de Trump, que encanta a Israel que desde hace mucho denuncia a Teherán como su mayor amenaza, complicará la vida de las fuerzas aperturistas en Irán que aspiran a una inyección de inversiones extranjeras. Lo más probable es que la confrontación contra Irán se libre en la ensangrentada Siria y el sufriente Yemen donde organizaciones humanitarias ya denuncian una letal hambruna.

Trump desconoce acuerdo con palestinos.

February 16, 2017 Comments off

 

El futuro de un Estado palestino aparece más difuso aún. Durante la reciente visita de Binyamin Netanyahu, el Primer Ministro israelí,  a Washington el Presidente Donald Trump fijó, el 15 de febrero,   su postura ante el conflicto palestino-israelí. Dijo Trump : “Así es que estoy considerando dos Estados o un Estado. A mí me gusta aquel que le gusta a ambas partes. Yo estoy muy contento con la que le gusta a las dos partes. Yo puedo vivir con cualquiera de las dos.  Yo pensé por algún tiempo  que la de los dos Estados  era la más simple. Para ser honesto, si Bibi (Netanyahu) y los palestinos, si Israel y los palestinos están satisfechos, yo estoy satisfecho con la  que les guste más”.

 

Música para los oídos de Netanyahu. La extrema derecha israelí se ha opuesto desde siempre a la creación de un Estado palestino independiente y viable. De acuerdo a la llamada Hoja de Ruta establecida por el Cuarteto, integrado por Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y Naciones Unidas, redactado en septiembre de 2002, para el año 2005 ya debía existir el Estado palestino. Pero un primer ministro israelí tras otro ha trabado el camino a una Palestina soberana. Una de las formas de obstruir la creación de otro Estado ha sido colonizar territorios de Cisjordania donde se erigiría la nueva patria palestina. Inicialmente los gobiernos israelíes exigían, con razón, el reconocimiento del Estado de Israel como requisito para conversaciones paz. La Autoridad Nacional Palestina aceptó la demanda. Entonces Israel cambió los términos y hoy les exige que reconozcan al “Estado Judío de Israel”. En rigor Israel no puede ser un Estado judío en circunstancias que allí vive alrededor de un millón de árabes además de otras comunidades no judías.

 

La vida de los palestinos está gobernada, en gran medida, por los israelíes que suministran la electricidad, el agua, controlan los impuestos, establecen estrictos retenes camineros. En esas circunstancias la propuesta de un Estado significa más de la misma opresión para los palestinos. Está además la variable demográfica. Israel decidió abandonar los territorios ocupados de Gaza luego de concluir que le sería imposible mantener un Estado democrático con una creciente población palestina. Esto significaba que si los palestinos son asimilados como ciudadanos israelíes, en un par de décadas superarán a la población judía. Y si el país se rige por normas democráticas, los primeros tendrán la voz cantante.

La estrategia de Netanyahu, que tiene el respaldo de Trump, es subsumir a los palestinos en una negociación más amplia. Israel aspira a “abrir la cancha” y ve la coyuntura actual como propicia para lograr el reconocimiento de su país por parte de  Arabia Saudita y varias monarquías árabes. El eje de esta iniciativa no busca resolver la situación de los palestinos sino que confrontar a Irán. Algo que Trump ha colocado entre sus primeras prioridades internacionales. Un cuadro poco alentador para el Medio Oriente y en especial para los palestinos

Siria y la muerte del embajador ruso.

December 22, 2016 Comments off

“Morimos en Alepo, usted muere aquí” gritó el turco Mevlut Mert Altintas al ultimar a Andrei Karlov, el embajador ruso en Turquía. El asesino, ex miembro de las fuerzas especiales de  policía, simulando ser un guardaespaldas le descerrajó cinco disparos por la espalda.  Luego dijo: “Juramos morir  en martirio…Es una venganza por Siria y  Alepo”. Atlintas era un yihadista militante del Frente al Nusra, que es la rama siria de Al Qaeda.

El atentado ocurrió el lunes  mientras los derrotados rebeldes que lucharon, durante cinco años, contra las tropas del Presidente Bashar al Assad eran evacuados de Alepo. Moscú entregó hace poco nóminas de muertos en las que señala que unos dos mil yihadistas rusos han encontrado la muerte en Siria; la mayoría de ellos estaban enrolados en el Frente al Nusra.  Rusia ha jugado un papel decisivo en la victoria del régimen sirio con el masivo  despliegue de sus bombarderos que han realizado más 18 mil misiones de combate.

Altintas murió enfrentado a la policía. Por ello será difícil saber si su acción fue motivada por la indignación ante las crudas imágenes de la caída de sus compañeros de armas. Es posible también que al Nusra le ordenara el atentado.

La derrota en  Alepo tiene alcances estratégicos. Estados Unidos, sus aliados europeos y el grueso de las monarquías árabes, armaron y financiaron generosamente a los rebeldes. Estos eran un conjunto heterogéneo de individuos que luchaban por mayor libertad mezclados con fundamentalistas que buscaban imponer un régimen islámico. Estos últimos conformaban el grueso de las fuerzas insurgentes. Todos, sin embargo,  compartían la certeza que el régimen de Assad colapsaría. En un primer momento ello pareció posible. Pero gracias al respaldo de Irán, la milicia chiíta Hezbolá del Líbano y más tarde de Rusia el régimen logró pasar a la ofensiva. Quedó claro además que Occidente no estaba dispuesto a intervenir con sus tropas para respaldar a los opositores.

En Siria se libran varios conflictos. En el plano doméstico se enfrenta la mayoría sunita a los gobernantes chiítas. Los kurdos, por su parte, con respaldo de Estados Unidos y Rusia, luchan por crear su Kurdistán. Turquía, que respalda a los rebeldes y sus tropas combaten en el norte de Siria, se opone por todos los medios a la independencia kurda. Los iraníes apoyan a los chiítas y coinciden con los turcos contra los kurdos. Los rusos buscan ante todo neutralizar a los fundamentalistas para impedir que lleguen a algunas de las ex repúblicas soviéticas. Un rompecabezas donde varias piezas no calzan unas con otras.

La próxima semana, el 27 de diciembre,  tendrá lugar en Moscú una reunión en la que participarán Turquía, Irán y Rusia. De este encuentro podría surgir un acuerdo de lucha contra los yihadistas, limitar las ambiciones independentistas kurdas y, consolidar la influencia chiíta en Irak y Siria. El atentado contra Karlov pudo ser un intento de al Nusra por descarrilar la iniciativa. El cuadro es tan complejo, con tantos intereses contradictorios, que sería aventurado vaticinar el resultado de la importante cita.

Israel e Irán se enfrentan por Washington.

March 5, 2015 Comments off

Hay quienes señalan, con cierta malicia, que Israel es una estrella más en la bandera de Estados Unidos. Aunque una estrella de seis puntas los intereses de israelíes son considerados al mismo nivel que las estrellas de cinco puntas que representan a los 50 estados. Es insólito que Benjamín Netanyahu  haya presentado, ante ambas cámaras del parlamento,  su oposición a un acuerdo entre Washington y Teherán para congelar el programa nuclear iraní. Un cuestionamiento frontal al Presidente Barack Obama, el responsable de la política exterior del país.

Netanyahu, como el resto del mundo, tiene razón de alarmarse con la proliferación de  armas nucleares. Aunque la autoridad moral de Israel en este campo es poca. Es el primer estado que ha fabricado bombas atómicas en el Medio Oriente. Pese a todo Estados Unidos y otros países hacen bien en frenar la proliferación de la peor de las armas de destrucción masiva

En Israel abundan las acusaciones que Netanyahu utiliza la amenaza de Irán para fines electorales. La situación económica ha gravitado en su contra de cara a las elecciones que tendrán lugar en algunos días. Para fortalecer su campaña ha buscado fijar el eje en los temas de defensa que son su fuerte. Más allá de las tácticas electorales lo que muchos israelíes temen es un cambio en la estrategia de Washington.

Estados Unidos no ha podido lograr sus objetivos políticos, por la vía de las armas, en Irak y Afganistán. La conclusión es que el Pentágono no tiene la capacidad de imponer su voluntad sobre sus adversarios en el campo de batalla. No gana las guerras que se eternizan lo que equivale a perderlas. La lección aprendida fue aplicada en Siria donde no ha intervenido con tropas terrestres. La estrategia actual consiste en ayudar a sus aliados para mantener un equilibrio que le sea favorable pero sin comprometer efectivos. En este cuadro un acuerdo con Irán ayuda a la estabilidad en Irak, Siria y Afganistán. Esto no supera el antagonismo entre los chiítas que gobiernan Teherán e Irak y los sunitas que son dominantes en el resto del mundo árabe. Pero es más fácil negociar con Irán que con Al Qaeda y el Estado Islámico.  En este esquema Israel pierde protagonismo como el aliado principal de Estados Unidos. Pasaría a ser un socio más, predilecto sin duda, pero uno en el rompecabezas del Medio Oriente.

La postura de Netanyahu es comprensible desde la perspectiva de la percepción del interés nacional de su país.  Pero Israel no tiene la capacidad militar para atacar con éxito a Irán y  destruir sus instalaciones nucleares. Entonces exige que lo haga Estados Unidos que ya ha aplicado duras sanciones económicas a Teherán. Son éstas las que forzaron a los iraníes a negociar.  Si Washington  no está dispuesto a mandar tropas a Siria menos lo hará en Irán. Con toda lógica Obama afirma que es preferible un acuerdo político con los iraníes. La alternativa es mantener status quo que podría acelerar la fabricación de armas nucleares. A finales de marzo concluyen las negociaciones y el mundo sabrá si Teherán se abre a inspecciones amplias y sorpresivas.

Sabotaje al programa nuclear iraní.

La central atómica  iraní de Bushehr, construida por Rusia, recibió en 2010 una descarga de “malware” o gusanos de  un virus especialmente diseñado, por Estados Unidos e Israel,   llamado Stuxnet. El daño causado por el virus fue considerable.  Fue el primer caso de un ataque cibernético tan elaborado contra un blanco específico. Un virus informático es el arma selectiva por definición. Ataca un blanco sin ocasionar daño a las personas y, en teoría, queda confinado al sistema atacado. Se estima que el programa atómico iraní sufrió grandes atrasos.

La enigmática baja del precio del petróleo

November 21, 2014 Comments off

La baja del precio del crudo es una excelente noticia para Chile. El país es un importador neto y el costo del barril repercute de lleno en el bolsillo de todos. No solo en lo obvio que es el precio del combustible,  la gasolina debería bajar en un 7 por ciento,  sino que en todas las actividades económicas. Desde la minería, un cuarto de sus costos corresponden a energía, a la  industria  y la agricultura.  La caída de las cotizaciones del petróleo es importante y sorprendente: de 112 dólares a 80 dólares el barril de Brent, el crudo que sirve de referencia, es decir una reducción de más del 20 por ciento. En Estados Unidos  el precio ha llegado a los  75dólares. Con ello se acerca peligrosamente al piso de 60 dólares en el cual dejan de ser rentables algunas explotaciones de petróleo no convencional o de esquisto.. También resultan afectadas algunas energías renovables no convencionales.

Hay varias causas para la baja: la desaceleración económica generalizada que dicta una menor demanda. Hay también más producción en Estados Unidos. Pero hay un factor clave y ese es que Arabia Saudita ha incrementado  su bombeo y ha bajado los precios.  La Organización de Países Exportadores  de Petróleo (OPEP)  ha perdido así su poder para regular  las cuotas de extracción que permiten mantener precios más altos.

Existen sospechas que en realidad hay un acuerdo entre Estados Unidos y Arabia Saudita que utilizan el precio del petróleo para golpear a algunos enemigos comunes. Los saudíes  ven a Irán como su mayor amenaza y por extensión quieren tumbar a su aliado, el Presidente Bashar Assad de Siria que libra una guerra civil. Irán depende en alto grado de sus exportaciones petroleras y gasíferas. Estados Unidos, por su parte, aplica sanciones económicas  a Rusia por su anexión de Crimea y el apoyo a los rebeldes del Este de Ucrania.  Más de la mitad de los ingresos del gobierno ruso provienen de las exportaciones de petróleo y gas. De manera que una caída sustantiva de los precios podría ayudar a doblarle el brazo a Moscú. Lo mismo vale para Venezuela que directamente vive de sus ventas petroleras que constituyen 95 por ciento de las exportaciones. Si se mantienen  las cotizaciones actuales Caracas dejaría de percibir 18 mil millones de dólares. Dada la precaria situación económica del gobierno de Nicolás Maduro la desvalorización de los hidrocarburos no podría llegarle  en peor momento.  Así tanto Washington como Riad bien podrían estar aprovechando la coyuntura para extremar la caída de los precios. Ello con la esperanza de estimular cambios  de régimen en Siria, Venezuela e incluso en Irán. En cuanto a los rusos el objetivo es  mandarlos de vuelta tras sus fronteras

.En Estados Unidos el Departamento Estado estableció hace una década que “El petróleo mueve al poder militar, al erario nacional y a la política internacional (…) es decisivo para el bienestar y la seguridad nacional, y constituye el poderío internacional para los que lo tienen y lo contrario para los que no disponen de él”. Spencer Abraham, secretario de Energía de Estados Unidos, subrayó  la relación inextricable entre el crudo y el poder global: “La industria petrolera y del gas jugaron un rol mayor en hacer del siglo XX el siglo americano.”

Gaza en la mira

July 13, 2014 Comments off

 

Los ataques y represalias, imposible distinguir uno del otro,  están a la orden del día. Los milicianos de la organización islamista  Hamas disparan sus cohetes cuyo alcance ya cubre la mayoría del territorio de Israelí pero aún carecen de puntería. La fuerza aérea y la armada israelí, por su parte, bombardean posiciones a lo largo y ancho de la franja de Gaza y sus descargas si alcanzan los blancos. Las bajas palestinas, entre las que los civiles superan los dos tercios, suben día a día.

La violencia fue desencadenada por el secuestro de tres adolecentes israelíes que fueron asesinados. Más tarde un joven palestino corrió la misma suerte a manos de civiles israelíes que lo torturaron antes de quemar su cuerpo. Los atroces crímenes hicieron hervir la sangre en ambos bandos. El gobierno  israelí acusó a Hamas de ser la responsable del secuestro de sus nacionales y que pretendía canjearlos por prisioneros palestinos. Esto dio pie para una masiva  represión en los territorios ocupados de Cisjordania. Las autoridades israelíes temían además que la reconciliación entre Hamas y la Autoridad Nacional Palestina facilitase el activismo político de los milicianos islamistas.

El enfrentamiento entre Hamas e Israel es sorprendente por la ocasión. Los islamistas conocen mejor que nadie el colosal desbalance bélico que existe a favor de Israel. Hamas, que es la rama palestina de los Hermanos Musulmanes, sufrió un revés estratégico cuando el Presidente Mohamed Morsi fue depuesto en julio de 2013 por los militares. Desde entonces el ejército egipcio coopera con  israelí para mantener el cerco al conjunto de la Franja de Gaza.  El mundo árabe tiene su atención puesta en los conflictos que sacuden a Siria e Irak. Ello deja a los combatientes palestinos huérfanos de apoyos regionales.

En lo que toca a Israel su primera preocupación es, desde hace algún tiempo, lo que ocurre con el programa nuclear iraní. La posibilidad de que los iraníes fabriquen armas atómicas, cosa que los israelíes afirman y los iraníes niegan, es considerada por el gobierno de Benjamín Netanyahu como la mayor amenaza estratégica contra su país. En estas circunstancias las fricciones con Hamas son vistas como un elemento distractor. De hecho la Operación Margen Protector para la que han sido convocados  millares de reservistas ha sido lenta. Por norma las fuerzas armadas no avisan sus ataques y todos suelen enterarse cuando ya están en curso. En el caso de la Franja de Gaza se trata de un enfrentamiento entre una poderosa máquina militar y unidades irregulares que ya operan con un alto nivel de clandestinidad. De allí que el factor sorpresa es secundario. Pese a esto el mano dura Netanyahu  es calificado por algunos de sus compatriotas de vacilante y dar señales equívocas por no desencadenar una respuesta militar más aplastante.

Está por verse si este será un nuevo episodio de violencia o escalará a mayores. La incertidumbre es mortificante en especial para los habitantes del norte de Gaza. Aviones israelíes lanzaron volantes instando a los moradores de las ciudades fronterizas para que  abandonen sus hogares ante la inminencia de un ataque.

 

Irán: un paso enla dirección correcta.

November 25, 2013 Comments off

Los mercados dieron un rápido veredicto al acuerdo alcanzado  con Irán este fin de semana en Ginebra.   El precio del petróleo registró una baja de más de 2 por ciento en respuesta a la relajación de tensiones. El rial, la moneda iraní, que venía a la baja, comenzó a remontar con la noticia que serán levantadas algunas de las sanciones económicas a las que está sometido Teherán.

 

Los iraníes dieron una recepción triunfal a Mohammad Javad Zarif, su ministro del exterior,  que negoció frente al llamado  5 P +1, como el algebra política llama a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad Naciones Unidas: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia,  Rusia, China  y el + 1 corresponde a Alemania.

Los iraníes tienen razones para alegrarse. Es el comienzo de un proceso, que si desemboca en un acuerdo global en los próximos meses,  permitiría desmantelar una gruesa barrera de sanciones impuestas por Estados Unidos y buena parte de los compradores de crudo iraní, entre los que se cuenta el conjunto de la Unión Europea, China. India, Japón y Corea del Sur.

A cambio Teherán deberá aceptar drásticas limitaciones en el desarrollo de su programa nuclear. En primer lugar,  el proceso de enriquecimiento de uranio quedará limitado a un máximo de 5 por ciento. Porcentaje que es más que suficiente para los requerimientos de las plantas nucleoeléctricas. Luego deberá deshacerse o neutralizar las existencias de uranio  enriquecido a 20 por ciento.  También será reducida la cantidad de centrifugadoras empleadas para el enriquecimiento: para la construcción de una bomba atómica se requiere un nivel superior al 90 por ciento. Como la confianza entre Occidente e Irán es frágil se establecerá un régimen estricto de visitas sorpresivas a los sitios más relevantes del desarrollo nuclear iraní.

 

Desde el comienzo del debate sobre las presuntas ambiciones nucleares, a mediados de los 90,  los iraníes han negado en forma enfática que tengan la menor intención de fabricar un ingenio nuclear. Si esta declaración correspondiese, en efecto, a los hechos para Irán no será ningún sacrificio cumplir con las exigencias del “Plan de Acción Conjunto” que,  en cuatro páginas, establece los términos generales  pero  que precisa de muchos detalles. Algo no menor si se tiene en cuenta el decir que  el diablo está en los detalles.

Estados Unidos, por su parte, también sale fortalecido por el acuerdo. Washington es  el principal promotor de una política que fue desde los esfuerzos diplomáticos,  al permanente despliegue de unidades navales mayores en el Golfo Pérsico, al sabotaje de los computadores del área nuclear iraní,  así como la batería  de sanciones que comenzaron a aplicarse desde 1996. El tiempo parece haber validado la postura del gobierno del Presidente  Barack Obama que perseveró  en el empleo de los medios descritos. Ello mientras resistía una fuerte presión para desencadenar  un ataque militar contra los reactores y laboratorios nucleares. Acción, recomendada en forma permanente por Israel y Arabia Saudita, pero que hubiese desencadenado una guerra de fin incierto, como suele ocurrir con todas las guerras y como Estados Unidos viene de experimentar en Afganistán e Irak. Encuestas recientes muestran que dos tercios de los estadounidenses favorecen las presiones antes que una agresión armada.

Como se ha puesto de moda decir nada está acordado hasta que todo está acordado. Es un primer paso alentador que será transcendental si es culminado, en los próximos meses,  con un acuerdo global y definitivo. Ello marcaría un cambio tectónico y sus consecuencias alcanzarán a todo el Medio Oriente.