Archive

Posts Tagged ‘Islam’

La guerra de Yemen.

April 2, 2015 Comments off

El miércoles 25 de marzo Arabia Saudita inició una serie de bombardeos aéreos en Yemen. Es una norma periodística no iniciar los artículos o columnas con fechas. Pero en este caso hay una razón de peso: se sabe cuando comienzan las guerras pero no se sabe cuándo terminarán. Los saudíes, con diez países aliados en su mayoría emiratos pero que incluyen a Egipto y Marruecos además de Estados Unidos que brinda inteligencia y apoyo logístico, han desencadenado un nuevo conflicto internacional. Los saudíes pretenden frenar el avance de las fuerzas huthis que ya ocupan la capital Saná y van en camino a controlar el resto del país.

Los huthis, así llamados por el apellido de su líder original (ya muerto), son habitantes del norte del país que practican una variante del islamismo chií. La monarquía saudí ve a los chiítas como la mayor amenaza para su trono.  En 2011intervino en Bahrein para sofocar una alzamiento de la mayoría chií.  Ryad se considera el líder del islamismo sunita y, por lo mismo, como el enemigo de la expansión de la influencia chií propugnada por Irán.

Los bombardeos saudíes serán insuficientes para contener a los huthis que cuentan con el respaldo iraní. Tarde o temprano, si no se logra un acuerdo político,  tendrán que despachar tropas a Yemen. Los huthis son guerreros avezados con décadas de experiencia en las tácticas de guerrilleras. No en vano en la prensa iraní ya se habla del “Afganistán saudí”, con lo cual aluden a una guerra en la cual se empantanarán al igual que le ocurrió a Estados Unidos, que ha pasado 12 años en el país asiático sin lograr la victoria.

El día que comenzaron los bombardeos saudíes el barril de petróleo subió cuatro dólares. Yemen no es un gran productor petrolero aunque tiene algunos yacimientos gasíferos. El temor es que el conflicto pase a la propia Arabia Saudita y que por la vía de la infiltración o agentes comience una campaña de sabotaje de las instalaciones petroleras del reino.

En la actualidad Yemen sirve de base de operaciones para Al Qaeda en la Península Arábiga. Fue esta organización la que se atribuyó el atentado contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo en París. Recientemente el Estado Islámico, que combate en Siria e Irak, se responsabilizó por atentados que dejaron más de un centenar de muertos en mezquitas huthis  en Saná. La campaña saudí ha sido denunciada por organizaciones humanitarias por ataques a civiles. Hospitales, barrios residenciales, colegios y centrales termoeléctricas han sido bombardeados. Unicef, el fondo para la infancia de Naciones Unidas, denuncia que en la última semana 62 niños han muerto producto de los combates. La ampliación del conflicto amenaza con transformar a Yemen en la meca del extremismo.

Yemen un estado fallido.

El país ocupa una posición estratégica clave a la entrada del Mar Rojo en el Golfo de Adén. Pero eso más que ayudarle le ha perjudicado dando lugar a numerosas invasiones destinadas a controlarlo. Es el más pobre de los 22 países árabes. 16 millones de sus 25 millones habitantes viven en la pobreza. Buena parte de su historia reciente ha transcurrido en guerras entre tribus, facciones religiosas o disputas regionales. Hay una relación  estrecha entre las guerras y la pobreza. La miseria genera conflictos y las disputas empobrecen a las naciones.

Advertisements

El eurocentrismo del Vaticano

February 15, 2013 Comments off

La renuncia de Benedicto XVI pone de relieve las serias dificultades vividas en su papado. El Estado Vaticano, como todo Estado, participa en los balances de poder de la arena internacional. A diferencia de la abrumadora mayoría del resto de los estados carece de una fuerza armada. Esto fue lo que permitió a José Stalin preguntar irónicamente y ¿cuántas divisiones tiene el Vaticano?, con lo cual quiso decir que no merecía ser tomado en cuenta. Craso error.
La simbólica Guardia Suiza, que ejerce labores protocolares, es un atractivo turístico más. El poder político vaticano no es ejercido a través de las pintorescas alabardas. La influencia se sitúa fuera de la esfera el llamado “poder duro” que es el de las armas y la economía. El suyo es el “poder blando” de la diplomacia y la influencia sobre otros estados.
El Vaticano jugó un papel determinante en la caída del régimen comunista en Polonia. Un hecho histórico que anticipó el colapso del conjunto del campo socialista y que, finalmente, llevó a la implosión de la propia Unión Soviética. Es claro que el sistema se desmoronó ante todo por sus propias insuficiencias. Pero sería erróneo menospreciar el rol de la Iglesia católica polaca y su respaldo, manifiesto y encubierto, a las movilizaciones del movimiento sindical Solidaridad.
El Vaticano, desde una perspectiva de poder, sufre de una creciente pérdida de influencia política. Ello en primer lugar por su condición euro céntrica. Basta considerar los números del conclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI: de 117 cardenales 62 son europeos. De ellos 28 son italianos, que desde siempre han controlado la Curia Romana, y solo 19 son latinoamericanos, la región con el mayor número de creyentes.
Europa, y el Vaticano con ella, ha perdido influencia en términos relativos. Hoy, como está a la vista para todos, el eje de gravitación se ha desplazado hacia China y el conjunto de Asia. Y a este respecto la Iglesia católica ha prestado más atención al continente africano que a llegar a un acomodamiento con Beijing.
Tampoco se aprecia una estrategia coherente de cara al mundo islámico. Al inicio de su papado Benedicto XVI postuló la necesidad de una actitud ecuménica. Buscó un acercamiento entre las tres religiones monoteístas: el cristianismo, el Islam y el judaísmo . Pero al mismo tiempo insistió en que la Unión Europea debía explicitar sus raíces cristianas. Esto era una forma de vetar el ingreso de Turquía, que es un país abrumadoramente musulmán, a la comunidad de las 27 naciones. Diplomáticos turcos han denunciado que existe un fuerte lobby por preservar a Europa como “un club cristiano”.
El próximo Papa tiene un enorme desafío, que va mas allá de restablecer la autoridad moral perdida por los millares de escándalos de abusos sexuales perpetrados por sacerdotes y encubiertos por la Iglesia. Deberá enfrentar una sociedad diferente en que la emancipación femenina es una realidad, por solo mencionar el más importante de los cambios sociales de las últimas décadas. Si aspira mantener su vigencia en el plano de la política internacional el Vaticano tendrá que rediseñar una estrategia que vaya más allá de Europa.

Estallido de fanatismo religioso.

September 14, 2012 Comments off

Abundan las teorías conspirativas sobre el ataque en Libia contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi. El asalto con cohetes y armas automáticas ocurrió el 11 de septiembre, 11 años después del 11-S-01. Un día  antes de las manifestaciones contra un film anti-islámico, que habrían servido para encubrir a los atacantes,  Ayman al-Zawahiri, el máximo líder de Al Qaeda exhortó a sus seguidores, a través de un video,  a marcar el 11-S y vengar la muerte de Abu Yahya al-Libi, su lugarteniente,  alcanzado por un avión no tripulado (drone) en Pakistán. Demasiadas coincidencias para  creer que el incidente fue causado por algunos exaltados que protestaban contra una película blasfema. Pero lo que no cuadra con las especulaciones es que el asesinado embajador Christopher Stevens no tenía previsto estar en el consulado en el momento del asalto. Según el senador demócrata John Kerry  estaba allí por casualidad.

Tampoco hay claridad sobre quiénes son los responsables del film “La inocencia de los musulmanes”. En rigor no es una película, es un ataque grosero, racista,  hiriente y plagado de falsedades contra el Islam.  Ninguna denominación religiosa  sería indiferente a  semejante vejación. El argumento, la actuación y el contenido son tan burdos que no merecen mayor análisis. Por lo mismo, para frustrar a los realizadores lo más efectivo hubiese sido ignorarlos. Pero eso sería demasiado pedir en una región donde las pasiones religiosas están a flor de piel. Las primeras versiones señalaban que el autor de la propaganda islamofóbica  sería un israelí-americano. Más tarde ha ganado fuerza la versión que el responsable sería Nakoula Basseley un copto,  como se denominan los católicos  egipcios, asociado con elementos de la extrema derecha cristiana estadounidense. Entre ellos destaca el tristemente célebre pastor Terry  Jones  que amenazó hace un par de años con quemar copias del Corán.

La película ha desencadenado protestas masivas en más de una decena de países. Ha quedado a la vista, una vez más, cuan complejas son las relaciones  de Estados Unidos con sectores políticos religiosos, en especial los salafistas que representan el fundamentalismo. En varios países árabes confluyen sentimientos diversos que van desde el anti colonialismo, el anti imperialismo,  la crítica por el apoyo a dictaduras como la de Hosni Mubarak a sectores de la otra punta del espectro como los  ultra conservadores salafistas  y otras corrientes  religiosas. El Presidente Barack Obama ha buscado navegar por estas agitadas aguas desligándose de los dictadores caídos y llegar a una convivencia con las fuerzas islámicas, como la Hermandad Musulmana, que emerge como la principal fuerza de la “Primavera árabe”.  Los últimos acontecimientos muestran que su margen de maniobra es estrecho.

 

 

 

Francia atacada por el yihadismo.

March 24, 2012 Comments off

Siete crímenes conmovieron a Europa. Un atacante dio muerte a tres soldados y más tarde a cuatro personas, entre ellas tres niños de corta edad, de religión judía.  En un primer momento la policía sospechó de un ex paracaidista expulsado del ejército por su ideología ultra derechista. Pero gracias a la denuncia de un concesionario de motos obtuvo la pista clave. Mohamed Merah, un joven francés de origen argelino, hizo consultas en la tienda que despertaron las sospechas del vendedor. Todos los fatales baleos fueron realizados desde una moto. Así el enorme dispositivo de inteligencia galo, que tenía a Merah en su lista de vigilancia,  pudo dar con el hechor.

El asesino tenía un largo prontuario. Había comparecido en 15 oportunidades ante diversos magistrados por transgresiones menores. Su perfil es similar al de cientos de miles de jóvenes de origen árabe que viven  en una difícil marginalidad.  Son una juventud de futuro social y laboral incierto que protagonizó los masivos desórdenes y quemas de vehículos en 2005 en numerosas barrios periféricos de París y otras ciudades, incluida Toulouse. Fue mientras cumplía una sentencia carcelaria Merah se volcó al yihadismo, una versión extrema y violenta del Islam. Por su cuenta decidió viajar a Pakistán y luego a Afganistán para unirse a los talibanes que luchan contra las fuerzas de la OTAN. Allí fue encarcelado en 2007. Pero en un audaz ataque de los insurgentes fue liberado, junto a decenas de presos, de la cárcel de Kandahar. Allí habría tomado contacto con miembros de Al Qaeda a los cuales habría jurado vengar las muertes niños palestinos y  atacar a los soldados agresores.

El caso de Merah reaviva el debate sobre las relaciones de la República, léase la mayoría de los franceses, con la minoría arabo-islámica que suma 5 a 6 millones de personas. No hay cifras precisas pues la ley francesa prohíbe compilar estadísticas sobre minorías religiosas por considerar que pueden favorecer la discriminación.  En el curso de la campaña presidencial en curso  el Presidente Nicolas Sarkozy ha vuelto a utilizar una palanca que ya le dio buenos resultados. El ataque contra la inmigración le permite captar votos de la extrema derecha identificada con el Frente Nacional encabezado por Marine Le Pen. Sarkozy ha llegado incluso a cuestionar los acuerdos de Schengen que garantizan el libre flujo de personas por el grueso de los países que integran la Unión Europea.

Antes de morir Merah dijo a la policía que estaba satisfecho pues  había “puesto de rodillas a Francia”. Estas palabras, de la boca de un ciudadano francés, muestran una alienación extrema. Para algunos analistas ello muestra el peligroso abismo creado por la xenofobia de la cual son víctimas en especial los inmigrantes de origen árabe. Merah optó por terminar sus días con el método que la  policía llama “la bola de fuego”. Esto es,  salir disparando a diestra y siniestra. En el proceso fue ultimado por un francotirador.  Al respecto surgen muchas interrogantes sobre la incapacidad policial de capturarlo vivo. ¿Por qué no se utilizó gas lacrimógeno para forzar su salida? ¿Por qué no se instalaron sensores en el departamento donde se parapetaba? Capturarlo con vida y someterlo a juicio hubiese dado una señal civilizatoria.

El mundo después de bin Laden.

May 11, 2011 Comments off

Estados Unidos cobró su venganza frente  al hombre más buscado. Tardó diez años en localizarlo. Al dar con bin Laden  encontraron a un enemigo que  ya no constituía  un peligro operativo para Washington.  El líder de  Al Qaeda ya era un símbolo, un gallardete de la organización yihadista,  que para poder sobrevivir optó por recluirse sin contacto directo con sus huestes en franca declinación. Pese a ello la mera existencia de Osama era un reto al poderío norteamericano y en especial de sus servicios de inteligencia.  Cada día sin ubicarlo demostraba la inoperancia de una superpotencia dotada de cientos de satélites espías, sofisticados  sistemas de intercepción de comunicaciones  y una enorme red de agentes e informantes. A fin de cuentas Washington dispone de 18 de agencias destinadas a la recolección de inteligencia que gastan casi tanto como sus pares del resto del mundo.

El Presidente Barack Obama puede afirmar que la venganza,  en este caso no cabe hablar de justicia pues no hubo debido proceso, tarda pero llega. El largo brazo de la CIA y el Pentágono alcanzaron a un hombre que inauguró un nuevo tipo de táctica de combate terrorista. Al Qaeda llevó a nuevas alturas lo que se ha llamado el terrorismo catastrofista. Aquel que busca causar la mayor destrucción indiscriminada.  El ataque contra las Torres Gemelas causó tres mil muertes de civiles desarmados. El atentado con aviones secuestrados tuvo lugar en Nueva York. Hasta entonces las metrópolis imperiales no solían ser blancos de este tipo de embates. En su momento se habló de la “muerte de las distancias”. El campo de batalla se tornaba planetario.  Otro factor característico del  yihadismo es su vocación suicida o como prefieren llamarlo sus protagonistas su opción por el martirio. Finalmente, un elemento central de la efectividad yihadista, para eludir las represalias, es su dispersión  y autonomía  frente a los estados.

Luego de los atentados del 11-S-2001 y dadas  las características de Al Qaeda el Presidente George W Bush declaró la “guerra al terrorismo”. Esto fue un sin sentido. No es posible declarar una guerra a un método de combate. En todo caso cabía hablar de una campaña contra el yihadismo.  A lo largo de la última  década ha quedado de manifiesto que los  fanáticos  religiosos yihadistas tienen  una capacidad operativa bastante limitada. A no dudarlo  aún pueden causar atentados. Pero las revueltas en curso en el mundo árabe muestran que la gran masa del mundo islámico busca mayores libertades antes que la opresión intolerante de tiranías  religiosas.