Archive

Posts Tagged ‘Naciones Unidas’

El calvario sirio.

September 22, 2016 Comments off

“Justo cuando pensamos que las cosas no pueden ser aún peores la barra de la depravación se hunde todavía más bajo”. Estas son las palabras de Ban Ki-moon, el secretario General de Naciones Unidas, para describir lo que ocurre en  Siria. Hay un adagio que reza que la noche es más oscura  justo antes del amanecer. Con los conflictos, en especial con las guerras civiles que son los más sangrientos, los momentos de mayor peligro suelen ser las treguas destinadas a lograr  la paz.  Cada bando descarga entonces sus cartuchos por lograr ventajas militares de último minuto.

En Siria se concretó un cese de hostilidades, acordado por Estados Unidos y Rusia, que cobró efecto el lunes. La propuesta tenía más enemigos que partidarios. Entre los propios promotores tenían reservas. El Pentágono había expresado sus reparos al plan liderado por John Kerry, el secretario de Estado. Todo empezó mal. Un bombardeo  aéreo estadounidense  mató a 62  e hirió a más de una centena de soldados sirios, leales al Presidente Bashar al Assad. Washington se excusó señalando que fue un error. Entretanto la fuerzas rebeldes y del gobierno se acusaban de no respetar el cese al fuego. Para peor un convoy con ayuda de Naciones Unidas fue víctima de un ataque que mató a veinte personas y destruyó  varios camiones. Estados Unidos acusa a Rusia por ejecutar el bombardeo. Moscú niega  en forma vehemente su participación y entre sus argumentos destaca que no hay rastros de cráteres de bombas. Insinúa que el convoy pudo ser blanco de fuego de artillería. A fin de cuentas no faltan los interesados en sabotear un acuerdo de paz. La niebla, como se alude a la incertidumbre en situaciones bélicas, es muy espesa. Algo que acrecienta la tradicional desconfianza entre Rusia y Estados Unidos.

Es un rompecabezas en el cual es difícil calzar las piezas. El gobierno sirio ha ganado terreno y cree que puede vencer a sus enemigos que están divididos. Una facción rebelde quiere una transición política que acabe con el régimen de Assad. Pero la voz cantante, en el plano militar, la tienen los yihadistas, esto es los extremistas islámicos que aspiran convertir el país en una teocracia. Estados Unidos está de acuerdo con Rusia en combatirlos. Pero Moscú duda de la seriedad de las intenciones de Washington pues Arabia Saudita y algunos emiratos les brindan ayuda a grupos de trayectoria islamista. Los kurdos sirios, por su parte, buscan crear un estado propio en las regiones en que son mayoría. Turquía, que tiene tropas al interior de Siria, los combate y brega por  impedir la desintegración del país.

Tras cinco años de lucha Siria es un país desangrado y en ruinas. La mitad de sus 22 millones de habitantes ha sido desplazada. Según algunas estimaciones las víctimas fatales alcanzarían las 400 mil personas. Unos cuatro millones han salido del país. Muchos están  en Turquía, Líbano, Jordania e Irak. Más de un millón ha optado por alejarse de las llamas y están en Europa.  El conflicto continúa con la batalla por el control de Alepo. Allí se multiplicarán las luctuosas estadísticas de un pueblo sufriente.

El largo calvario sirio

February 4, 2016 Comments off

En la guerra civil siria hay una certeza: ninguno de los bandos puede ganar por la fuerza de las armas. Tras casi cinco años de cruenta lucha el país árabe acumula más de un cuarto de millón de muertos. Desde marzo de 2011 la mitad de los 22 millones de sirios han sido desplazados de sus hogares. Es un desastre humanitario cuyo impacto se sentirá por generaciones.

El 1 de febrero comenzaron, una vez más, negociaciones auspiciadas por Naciones Unidas, en Ginebra, para encontrar una salida al conflicto. Pero apenas abiertas las tratativas fueron suspendidas hasta el 25 de febrero. Los opositores del Presidente Bashar al Assad denunciaron una ofensiva militar oficialista. La queja es comprensible pues la primera meta, antes que hablar de los términos de una futura paz, es lograr un cese al fuego. Ello, de entrada,  permitiría aliviar a numerosas ciudades  y aldeas sitiadas por las diversas facciones. En algunas como en Madaya se registraron decenas de muertes por inanición.  Otra medida será continuar con la extracción de grupos minoritarios atrapados y amenazados de vida en territorios hostiles.

El mero hecho de haber asegurado el encuentro en Ginebra es un logro. Fueron necesarias fuertes presiones, especialmente sobre los rebeldes sunitas, para asegurar su presencia. Con todo no son conversaciones directas, cara a cara, entre los protagonistas. Son lo que los diplomáticos llaman negociaciones de proximidad. Ello significa que los representantes del gobierno sirio están en una sala y las facciones opositoras en otra. Entre ellas circulan diplomáticos que llevan y traen las ponencias de unos y otros.  La oposición postula como requisito, para pasar a otros temas, el cese de los bombardeos aéreos.

El Estado Islámico (EI) está ausente de los incipientes contactos. Para marcar este hecho, el domingo 31 de enero, el EI lanzó un ataque suicida contra una mezquita chiíta en Damasco que causó más de 70 muertes. La política del EI, de inspiración sunita salafista,  apunta a acentuar la animosidad entre chiítas y sunitas. En realidad el EI actuó como catalizador  para las negociaciones. Uno de los pocos puntos en común que tienen todos los actores sirios y las potencias regionales así como las  extra regionales, Rusia, Estados Unidos y Francia,  es el antagonismo contra la organización yihadista a la que se le imputa haber ejecutado a unos  cuatro mil sirios.

En la agenda de las conversaciones figura, si logran sortear numerosos obstáculos y establecer un cese al fuego nacional, un calendario para una transición política de 18 meses que permitirá la redacción de una nueva constitución. Al cabo de este período serán convocadas elecciones. Es una meta que hoy aparece difícil de alcanzar pero es un primer paso esperanzador.

Muchas incógnitas.

Tras las atrocidades vividas a lo largo de un quinquenio cuesta visualizar como los alauitas (chiítas), sunitas, kurdos, cristianos y otras minorías podrán  compartir en paz un mismo territorio. Es una interrogante que surgió en la ex Yugoslavia que terminó reforzando el concepto de balcanización, como sinónimo de  división y fraccionamiento. Algo similar podría ocurrir en Siria  donde las distintas facciones podrían reclamar sus respectivos territorios y pasar a la fundación de un estado federal o mini repúblicas.

La misoginia yihadista

June 11, 2015 Comments off

Mujeres y  niñas secuestradas por el Estado Islámico (EI), en Siria e Irak, son vendidas como esclavas en mercados. Así lo denuncia Zainab Bangura, responsable de Naciones Unidas para investigar la violencia sexual. En su opinión  lo que ocurre en ambos países “es una guerra que se libra en los cuerpos de la mujeres”. Bangura relató la suerte de  un centenar de muchachas yazidis, una minoría religiosa,  que “fueron llevadas a una pequeña casa donde fueron desnudadas y lavadas”. Luego fueron exhibidas frente a un grupo de hombres que decidían sobre cual era valor de la mujer que deseaban adquirir como esclava. Bangura narra el caso de una chica de 15 años que fue seleccionada por un hombre cincuentón, un jeque como se hacen llamar los comandantes.  Otras son ofrecidas en matrimonio a voluntarios extranjeros que ingresan al EI. “Así atraen a los  jóvenes varones: tenemos mujeres para ustedes, vírgenes con las que pueden casarse” señaló la diplomática

Si alguien alguna vez mereció el calificativo de fundamentalista, en un sentido literal, es el mulá Mohamed Omar, el líder espiritual talibán que vive en la clandestinidad,  quien declaró que su meta era: “Recrear los tiempos del profeta (…) Queremos vivir la vida como la vivió el profeta hace 1400 años”. La plana mayor del EI comparte esta visión: así, por ejemplo, Abu Muhammad al-Adnani,  el vocero del EI, llamó a los musulmanes en los países occidentales a “romper con piedras los cráneos de los infieles…a envenenarlos, a destruir sus cultivos” todas alusiones a métodos señalados en los antiguos textos coránicos. Pero no excluyó técnicas contemporáneas como “atropellarlos con un vehículo”. Para que no quedaran dudas sobre las intenciones dijo: “Nosotros conquistaremos vuestra Roma, romperemos vuestras cruces y haremos esclavas a vuestras mujeres…Venderemos  a vuestros hijos  en el mercado de esclavos”.  Las denuncias  muestran que no era un discurso retórico.

Es una costumbre tan criminal como antigua el que los vencedores consideren a las mujeres como parte del botín de guerra.  Pero en el caso de los yihadistas la misoginia es total como lo  expresa el mulá Omar: “Por su naturaleza la mujer es un ser débil y vulnerable a la tentación (…) Una mujer que deja su casa para ir a trabajar, en forma inevitable tomará contacto con hombres extraños. Y, como lo muestra la experiencia en los países occidentales, éste es el primer paso hacia la prostitución”. Es una paradoja que quienes pontifican a favor de la pureza femenina incurran en violaciones, la esclavitud sexual  y otros comportamientos  aberrantes.

Agresiones contra las mujeres.

Aunque parezca increíble, la violación y el abuso contra las mujeres no estaban tipificados como un crimen de guerra. Durante mucho tiempo la vejación sexual era catalogada como un crimen contra la propiedad (del marido). Recién el año 2006 la Corte Penal Internacional (CPI) incorporó los crímenes sexuales como crímenes de guerra. La jurisprudencia internacional define la violación como: “Una invasión física de naturaleza sexual, cometida contra una persona bajo circunstancias coercitivas. La violencia sexual no se limita a la invasión física de un cuerpo humano y puede incluir actos que no impliquen la penetración o contacto físico”.

El Meditearráneo y las barcazas de la muerte.

April 23, 2015 Comments off

Con su habitual sarcasmo George Orwell dijo que todos los hombres son iguales pero algunos son más iguales que otros. Desde esta óptica ¿Es diferente el hundimiento de una lancha donde perecen cientos de migrantes del siniestrado  avión de Gemanwings,  estrellado contra  los Alpes, cobrando 150 vidas? En lo que va corrido del año se han ahogado en el Mediterráneo muchas personas más que las que sucumbieron en el Titanic, 1.517, hundimiento recordado como uno de los mega desastres en alta mar. No fue, sin embargo, hasta que las muertes superaron el millar que las autoridades europeas prestaron atención al drama de los inmigrantes. Está a la vista que la vida de los migrantes es más igual que la de los europeos en lo que respecta a su salvataje.

La política de la Unión Europea (UE) hacia los que buscan asilo o un futuro mejor en el viejo continente consiste en evitar su arribo. Para ello montaron una operación de patrullaje marítimo destinada a rechazar las embarcaciones, cargadas hasta los mástiles, con refugiados. Es más, retiraron navíos y aviones destinados al rescate. Aplicaron una lógica absurda: dejemos que se hundan algunas lanchas y rápidamente correrá la voz que el riesgo es demasiado alto. Ello detendrá el flujo. En cambio si se les rescata seguirán viniendo en mayores cantidades y, de todas formas,  perecerán más personas porque  no todos serán socorridos a tiempo. Un enfoque errado pues pese a los naufragios aumentó el número de quienes arriesgaban sus vidas por abandonar el infierno de la guerra y la miseria. Los flujos migratorios no serán detenidos en el mar sino que en tierra anticipando los embarques.

Libia es hoy el principal punto de partida para decenas de miles de migrantes provenientes del Medio Oriente y el continente africano. Ello porque el país carece de gobierno. Corrección: tiene dos gobiernos, uno islamista que controla la capital Trípoli  y otro secular que reside en Tobruk, junto a la frontera egipcia. Lo que es justo decir es que reina el desgobierno. La UE tiene una responsabilidad directa en este estado de cosas. En 2011 depuso al coronel Muammar Gadafi luego de ocho meses de bombardeos anglo-franceses. Desde entonces el país quedó sumido en el caos con cada clan y las respectivas milicias dictando la ley en su región.

La ola migratoria tiene múltiples causas: demográficas, pobreza extrema, conflictos bélicos y persecución religiosa entre otras.  Es un cuadro complejo que necesita una mirada que abarque las diferentes aristas, como está en boga decir. En la era de la globalización es un tema que atañe a todos.

Estadísticas fatídicas.

Una veinte mil personas han muerto en naufragios, en las últimas dos décadas, tratando de llegar a Europa. En el 2005, según Naciones Unidas, unos 25 mil migrantes se echaron al mar. En 2009 la cifra bajó a 9.573. En 2011  con la  guerra civil libia el número pasó 61 mil. En 2013 fueron 60 mil y el año pasado fueron 130 mil. Un número importante de refugiados corresponde a africanos que residían en Libia donde las condiciones de vida se hacen cada vez más difíciles.

.

Avanza el calentamineto global, aumenta el “maquillaje verde”

October 4, 2013 Comments off

“El cambio climático es el mayor reto de nuestros tiempos” declaró Thomas F. Stocker co-presidente del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (PICC), el organismo de Naciones Unidas dedicado a estudiar el calentamiento global. Agregó que el fenómeno es “una amenaza para nuestro planeta, nuestro único hogar”. Las palabras fueron expresadas en la entrega de un nuevo informe, el quinto, del PICC que agrupa a los más destacados climatólogos y científicos focalizados en determinar que ocurre con el clima. El resumen del informe reitera y refuerza algo que ya se repite desde hace años: “La influencia humana ha sido observada en el calentamiento global de la atmósfera, de los océanos, en cambios en el ciclo global del agua, en la reducción de la nieve y el hielo y en cambios en algunos extremos climáticos”. Entre los impactos más visibles destaca el hecho que en el Ártico no habrá hielo durante los veranos para el 2050 o mucho antes. El derretimiento de glaciares y hielos polares causa la subida del nivel de los mares.
¿Cuál es la reacción de la mayor empresa petrolera del mundo y responsable de un alto nivel de las emisiones de CO2 causantes del efecto invernadero? Rex Tillerson, el presidente ejecutivo de Exxon Mobil , minimiza el asunto: “Qué quiere hacer si pensamos que el nivel de los mares aumentará en 4 o 6 pulgadas. ¿Cuáles son las áreas afectadas, qué quiere hacer para adaptarse a eso? Como seres humanos, como especie, es la razón por la que todavía todos estamos aquí. Hemos pasado toda nuestra existencia adaptándonos OK? De manera que nos adaptaremos a esto. Cambios climáticos que obligan a mover plantíos de una región a otra, nos adaptaremos a eso. Es un problema de ingeniería y habrá una solución de ingeniería”. El mundo deberá adaptarse pero bajo ninguna circunstancia las petroleras alterarán su manera de hacer negocios. El “habrá una solución” no implica para nada que los principales causantes la aportarán. Para ese menester será invocado el Estado o lo que para el caso, por la vía impositiva, son los recursos de todos. Frente a las desgracias sus responsables tan firmes en la defensa de sus beneficios recurren a un lenguaje genérico en el que se refugian para invocar “nuestros intereses como humanidad”. El “nos adaptaremos” para un ejecutivo estadounidense significa una cosa y para un campesino centroamericano o egipcio otra muy distinta. En todo caso el poderoso frente del negacionismo, ante el calentamiento global, reaccionó incluso antes que se conociese el informe de del PICC. Los cientos de millones de dólares invertidos por las empresas petroleras, carboneras y automotrices mueven sus voceros, científicos a sueldo y relacionadores públicos para sembrar dudas sobre el peligro que corre el planeta. Es un ejercicio masivo de lo que se ha llamado el “maquillaje verde”. Al monumental esfuerzo de propaganda por ocultar la realidad destino un capítulo de mi recién aparecido libro “Así no podemos seguir” (Política, Energía y medioambiente). No puedo más que recomendarlo a quienes quieran profundizar en el tema.

Parálisis ante el calentamiento global

December 10, 2012 Comments off

La conferencia sobre cambio climático culminó sin logros. Cada año Naciones Unidas organiza la Conferencia de las Partes (COP, esta fue la 18 ava) en que se debate como frenar el calentamiento global. Así como están las cosas la temperatura atmosférica aumentará en dos grados. Ese incremento fue fijado como el límite aceptable por el conjunto de la comunidad internacional. Pero desde que se firmó el Protocolo de Kioto, en 1997, que limita las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI), el mercurio de los termómetros sube y hay quienes advierten que rebasarán los seis grados sobre las temperaturas actuales Las consecuencias de semejante aumento son devastadoras.
Un ejemplo es el huracán Sandy que golpeó el Caribe y Estados Unidos. El presidente Barack Obama viene de solicitar 60 mil millones de dólares para la reconstrucción de las zonas afectadas. Los huracanes en el Atlántico han aumentado su velocidad en 50 por ciento, en las últimas décadas, debido al calentamiento de las aguas. Ya hay expertos que postulan que en Nueva York hay que considerar sacrificar el barrio de Brooklyn para salvar el corazón de la “gran manzana”, que es la isla de Manhattan. Londres, por su parte, hace ya décadas que construyó una enorme y sofisticada barrera para detener una inundación causada por las mareas en el rio Támesis. La pregunta debatida en Doha, la capital del emirato de Catar, donde sesionó la COP 18, es que harán pequeñas islas como Nauru, en el Pacífico Sur, o Bangladesh donde unos 140 millones de habitantes viven en las tierras bajas expuestas a las mareas en el delta del rio Ganges.
El mayor paso de la COP 18 fue reconocer la necesidad de compensar a los países más pobres por “pérdidas y daños” ocasionados por el cambio climático. Ya en la fallida reunión de Copenhague, COP 15, en 2009, se prometieron 100 mil millones de dólares para socorrer a los países menos desarrollados. Pero entonces, como más tarde en Cancún, México, luego en Durban, Sudáfrica, y ahora en Doha, no se fijaron mecanismos concretos para la transferencia de los recursos. Y como diría un ministro de Hacienda aquello que no figura en el presupuesto no existe para todos los efectos prácticos.
En cuanto a las emisiones de GEI y, en especial de CO2, todo sigue como de costumbre. Fue extendido el Protocolo de Kioto y se espera que para el 2015 en la conferencia que tendrá lugar en París se firme un nuevo acuerdo global que comenzará a regir en 2020. Así se chutea la pelota mientras todos declaran que hay que reducir las emisiones. Cada gobierno esgrime las razones por las que son otros los que tienen mayores responsabilidades. En definitiva la batalla por salvar el planeta pasa por el control que los ciudadanos ejerzan sobre sus respectivos estados. De todos depende reemplazar los combustibles fósiles para adoptar energías renovables y limpias, frenar la deforestación, y, por sobre todo, no dejar atrás a los más vulnerables que sufrirán las mayores consecuencias de los cambios que ya nos afectan.

Mundo: el hambre al acecho

April 17, 2011 Comments off

El  alza del  precio de los alimentos  suele tener un correlato político de alto impacto. El rubro alimenticio aumentó en un 36 por ciento el año pasado, según el Banco Mundial. Pero algunos granos tan vitales como el trigo subieron en casi  un 70 por ciento. Ciertas  revueltas árabes como la de Túnez, Argelia, Egipto y otras fueron gatilladas, en buena medida, por la desesperación de los vastos sectores desposeídos. Hay una relación directa entre los niveles de mayor  pobreza  y el alza sostenida de los precios de los alimentos de primera necesidad: la suma de ambos se traduce en  descontento social y político.

El caso de Egipto es ilustrativo pues más de 40 por ciento  de su población  gana menos de dos dólares diarios. Ello significa que entre 60 y  80 por ciento del presupuesto familiar está destinado a los alimentos. Alimentos más caros son sinónimo de pauperización para la franja más necesitada. El Banco Mundial estima  que 44 millones de personas se sumergieron en la pobreza desde junio a consecuencia de las alzas. Para poner el asunto en perspectiva en Estados Unidos una familia destina, en promedio, tan solo el 12 por ciento de su ingreso a la alimentación. China se encuentra entre los dos extremos pues su población destina un 50 por ciento de lo que gana a la alimentación. En todo caso las autoridades en Beijing están preocupadas pues acaban de registrar una inflación alimentaria  anual de un 11,7 por ciento .

Si hay algo a lo que temen los gobiernos es a pueblos hambrientos. Egipto tiene una larga historia  que ya es evocada en tiempos bíblicos a través de las vicisitudes de José. Las malas cosechas trigueras están asociadas a los años de vacas flacas.  La Revolución Francesa, en 1789, fue precedida por malas cosechas y hambrunas. A María Antonieta, esposa del rey Luis XVI se le atribuye haber dicho a sus súbditos: No tienen pan, que coman torta”. En la misma vena Napoleón dijo más tarde  que los “ejércitos marchan sobre sus estómagos”. Claro que no solo los ejércitos sino que también  los pueblos requieren llenar sus estómagos.

El alza de los alimentos está empujada por varias causas: crece la población y en  países como China e India, que suman 2.500 millones habitantes, donde  la gente come más y mejor. En algunos países parte de la producción agrícola es destinada a los biocombustibles. Pero también las alzas son causadas por los precios del petróleo que han pasado de los 100 dólares el barril y pareciera que no bajaran de esa cota. Y luego está la propia quema de los combustibles fósiles que son responsables, en gran medida, de cambios climáticos que han afectado a Rusia, Ucrania y Australia que son grandes productores de granos.  No en vano la FAO, la agencia de Naciones Unidas responsable de los temas alimenticios, ya habla de un “tsunami silencioso”.