Archive

Posts Tagged ‘sanciones’

July 20, 2017 Comments off

 

Venezuela corre contra el reloj. Gobierno y oposición están en una pugna que apunta a un choque frontal. El Presidente  Nicolás Maduro plantea un referendo para cambiar las reglas del juego institucional. Ignorando a la electa Asamblea Nacional aspira a crear un nuevo ente, una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que tendrá amplios poderes para alterar el conjunto del ordenamiento  político y administrativo actual.

La oposición venezolana, por su parte, ha lanzado una ofensiva total. Para ello convocó a un referendo, realizado el domingo,  en el cual afirma que votaron unos siete y medio millones de electores. El gobierno replica que solo fue un tercio de esa cantidad. Difícil saber cuántos fueron pues los organizadores quemaron las nóminas de votantes para que no cayeran en manos del gobierno. Temían que, como pasó  tras la demanda de un referendo revocatorio, los firmantes ingresaran a listas negras del oficialismo.

La oposición levanta la consigna de la “hora cero”, como sinónimo de su esfuerzo supremo  por forzar al gobierno  a desechar el referendo, previsto para el 30 de julio, que dará paso a la ANC. Como la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que agrupa al grueso de la oposición, ha dicho que no participará en los comicios el oficialismo tendrá un total dominio del nuevo ente.

Está por verse qué impacto tendrán las amenazas del Presidente Donald Trump, que impugnó a Maduro declarando: “Sus actos firmes y valientes (aludiendo al reciente referendo opositor) siguen ignorados por un mal líder que sueña con convertirse en dictador”, Advirtió que “Estados Unidos no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, tomaremos medidas económicas fuertes y rápidas”. Trazada pues la línea roja. Entre las medidas consideradas estarían sanciones a chavistas a los que se les prohibiría el ingreso a Estados Unidos además de congelarles bienes en dicho país. Se especula que podría haber recortes en las compras de petróleo.

Como era previsible Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del régimen, cambió el eje de ataque: “El jefe del imperialismo ya salió a atacar a Venezuela, lo bueno es que ahora quedó claro ante el mundo que quien dirige la oposición venezolana es él”. A estas alturas es patente que tres meses de movilizaciones y protestas opositoras, que dejan  96 muertos y miles de heridos y detenidos, no han logrado su meta. Está por verse si un paro cívico nacional más el respaldo de Estados Unidos, de la Unión Europea y varios países latinoamericanos permiten la apertura negociaciones. Ambas partes dicen estar llanas al dialogo pero los dos bandos ponen condiciones que el otro rechaza. La  MUD pone exige la renuncia al referendo para sentarse a la mesa. Los oficialistas afirman que seguirán adelante con sus planes. En esas condiciones muchos hablan de “choque de trenes”. Pero, a diferencia de  ferrocarriles descontrolados, las fuerzas en pugna tienen clara las consecuencias si fallan en sus propósitos. Quedan pocos días para llegar a un acuerdo.

Advertisements

El impacto de las sanciones a Rusia

September 5, 2014 Comments off

Las turbulencias del conflicto ruso ucraniano llegan a Chile. Los combates en  Ucrania entre pro rusos y el ejército de Kiev reverberan en la esfera comercial.  En su afán por detener el apoyo de Moscú a los autonomistas del Este del país Occidente fijó una serie de sanciones a bancos e industrias rusas. Ante esto el Presidente Vladimir Putin firmó un decreto, el 6 de agosto, prohibiendo por un año las importaciones de alimentos y productos agrícolas  provenientes de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, Australia y Noruega.

Estas restricciones son una clara perdida para muchos de los países alcanzados por el decreto. Pero, como no, abren un apetitoso mercado para una serie de países y en particular para Chile, Brasil y Argentina entre otros. En el caso de chileno habrá demanda para carne de cerdo, pollos, frutas y en especial salmones que reemplacen la oferta noruega. En concreto los salmoneros criollos podrán casi triplicar sus exportaciones a Rusia de tres mil toneladas mensuales hasta unas ocho mil. Brasil y Argentina han declarado que están dispuestos a suplir la demanda con pollos, carnes y otros productos agrícolas.

El entusiasmo exportador latinoamericano  despierta inquietudes en la Unión Europea (UE) que teme  la pérdida de mercados. Sus diplomáticos señalan que Chile y otros no deben lucrar ante las circunstancias actuales. Más bien deben solidarizar con la defensa de la integridad territorial ucraniana amenazada por Rusia.  Es un argumento es elevado a nivel mundial por  Bruselas que advierte del peligro de los precedentes.  Todos los países invocan principios superiores para justificar sus acciones. En los hechos el régimen que hoy gobierna Kiev es producto de una rebelión contra un gobierno democráticamente electo, aunque más tarde se realizaron elecciones. El conflicto en Ucrania es una lucha por el balance de poder, librado por Occidente frente a Rusia que intenta recomponer su zona de influencia a través de la llamada Unión Aduanera. El asunto es agravado por la heterogeneidad de la población ucraniana. En la zona donde se libran los combates hay un alto porcentaje de ruso parlante que se identifican con Rusia antes que con la UE. Lo mismo ocurría en Crimea que fue anexada por Rusia en marzo. Así el choque librado en Ucrania responde a los intereses políticos y económicos de Occidente frente a los rusos.

Ante ello lo países latinoamericanos, al igual que los beligerantes, deben velar por sus respectivos intereses.  De entrada Brasil, China India y Sudáfrica han solidarizado con Rusia, que también integra el grupo llamado BRICS,  contra la aplicación de sanciones. En un mundo de intereses cada país tiene el derecho y el deber debe hacer valer sus principios y conveniencias.

.

.

 

Irán: petróleo y sanciones

March 1, 2012 Comments off

El ideal en todo conflicto es doblegar el adversario sin tener que utilizar la fuerza. La mayoría de las guerras van precedidas por esfuerzos diplomáticos para aislar al enemigo. Además se aplican todas las sanciones económicas posibles con miras a debilitarlo. Eso es lo que ocurre en estos momentos con las fricciones entre Irán y Occidente. El resultado está a la vista: el aumento de 8 por ciento de los precios del petróleo desde que Irán amenazó, en febrero, con cortar sus exportaciones de crudo a varios países europeos.
Irán ya es objeto de una batería de sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos. Los europeos anunciaron, el 23 de enero, que dejarían de comprar petróleo iraní que representan 20 por ciento de las exportaciones del país. Teherán no espero que se ejecutase la medida y de inmediato disminuyó sus ventas a los europeos. Washington, por su parte, ya a finales del año pasado, prohibió todo trato con el Banco Central iraní con miras a cortarle los vínculos con el conjunto del mundo financiero. Ambas medidas eran los ases bajo la manga de Occidente. Está por verse si tendrán el efecto deseado. Pero si no logran su cometido no hay mucho más que puedan hacer en el ámbito de las sanciones.
La economía iraní está a mal traer. La razón principal es la mala administración y, sin duda, las sanciones contribuyen a complicarle la vida al régimen de los ayatolás. La inflación ya pasa de 20 por ciento, el desempleo se empina al 12 por ciento y el rial, la moneda nacional, se devaluó en 50 por ciento frente al dólar el año pasado.
Occidente incluido Chile, a su vez, siente los efectos del castigo propinado a Teherán. Todo el mundo resiente la subida del precio del petróleo. Para Estados Unidos, el mayor consumidor de crudo del planeta, un centavo de aumento en el precio durante un año le representa un desembolso de mil millones de dólares. Como se estima que los precios de los combustibles fósiles pueden completar un alza de un dólar la factura podrá alcanzar los 100 mil millones de dólares. Esto sin guerra. Esta tendencia por supuesto alcanza a Chile donde los combustibles aumentan y por el momento la tendencia se mantiene al alza. El país es especialmente vulnerable al costo del petróleo

Tensión en el Golfo Pérsico

December 30, 2011 Comments off

El Estrecho de Ormuz es la puerta al Golfo Pérsico. Por allí transitan buques petroleros que cargan hasta 40 por ciento del crudo que se consume en todo el mundo.  Si hay una razón por la cual podría desatarse un conflicto bélico es, precisamente, si algún país intentase impedir la libre navegación. Y eso  es lo que viene de plantear el jefe de la armada iraní el almirante Habibollá Sayari que señaló: “Cerrar el Estrecho es realmente fácil para las fuerzas armadas iraníes ,  o como decimos en nuestro país es más fácil que tomar un vaso de agua”. El 29 de diciembre   Hossein Salami, el vice comandante de la Guardia Revolucionaria, advirtió que “Estados Unidos    no está en condiciones de dictarle a Irán que es lo que debe hacer en el Estrecho de Ormuz… Toda amenaza será respondida con otra amenaza”.

 

 En estos momentos la armada iraní realiza un vasto ejercicio naval llamado  Veleyati 90 en la que participan numerosas unidades de superficie y submarinos. El gobierno iraní teme que en enero  las potencias occidentales le impongan duras sanciones económicas. De cumplirse las amenazas Teherán sufriría un drástico impacto. Los miembros de la Unión Europea  debatirán el cese de las importaciones petroleras desde Irán, que representan 25 por ciento de sus ventas de crudo. Estados Unidos podría pasar una ley que penaliza a todos los bancos que tengan transacciones con el Banco Central de Irán. Así cualquier banco occidental que no acatase la decisión quedaría expuesto al corte de relaciones con todo el sistema financiero estadounidense. Fue ante este panorama que las autoridades iraníes amenazaron con cerrar el Estrecho.

 

La respuesta de Estados Unidos fue rápida. Una vocera de la Quinta Flota, basada en  Bahrein,  dijo que  “El libre flujo de bienes y servicios a través del Estrecho de Ormuz  es vital para la prosperidad regional y global…Ninguna  interferencia será tolerada”. En todo caso los hechos hablan más fuerte que las palabras.  Washington ya cuenta con una importante fuerza militar desplegada en la región. Para reforzar las señales de voluntad de enfrentar  a Irán hizo ingresar al portaaviones   USS John C. Stennis  al Estrecho y pasar próximo al lugar donde se desarrollan las maniobras navales. Pese a ello el precio del petróleo, un termómetro muy sensible a las tensiones internacionales,  no ha tenido grandes sobresaltos. Ello significa que los que están en el negocio del crudo no esperan un conflicto  en el corto plazo. Habrá que ver si Occidente aplica las sanciones económicas. Y si ello ocurre está por verse si Irán hará valer su amenaza de cerrar el Estrecho. La situación es inestable en el Medio Oriente y cualquier enfrentamiento con Teherán probablemente será precedido por esfuerzos por lograr  un  cambio de régimen en Siria, el más próximo aliado de los iraníes. Perspectivas no muy alentadoras para el 2012 que despunta.