Archive

Posts Tagged ‘Turquía’

Siria y la muerte del embajador ruso.

December 22, 2016 Comments off

“Morimos en Alepo, usted muere aquí” gritó el turco Mevlut Mert Altintas al ultimar a Andrei Karlov, el embajador ruso en Turquía. El asesino, ex miembro de las fuerzas especiales de  policía, simulando ser un guardaespaldas le descerrajó cinco disparos por la espalda.  Luego dijo: “Juramos morir  en martirio…Es una venganza por Siria y  Alepo”. Atlintas era un yihadista militante del Frente al Nusra, que es la rama siria de Al Qaeda.

El atentado ocurrió el lunes  mientras los derrotados rebeldes que lucharon, durante cinco años, contra las tropas del Presidente Bashar al Assad eran evacuados de Alepo. Moscú entregó hace poco nóminas de muertos en las que señala que unos dos mil yihadistas rusos han encontrado la muerte en Siria; la mayoría de ellos estaban enrolados en el Frente al Nusra.  Rusia ha jugado un papel decisivo en la victoria del régimen sirio con el masivo  despliegue de sus bombarderos que han realizado más 18 mil misiones de combate.

Altintas murió enfrentado a la policía. Por ello será difícil saber si su acción fue motivada por la indignación ante las crudas imágenes de la caída de sus compañeros de armas. Es posible también que al Nusra le ordenara el atentado.

La derrota en  Alepo tiene alcances estratégicos. Estados Unidos, sus aliados europeos y el grueso de las monarquías árabes, armaron y financiaron generosamente a los rebeldes. Estos eran un conjunto heterogéneo de individuos que luchaban por mayor libertad mezclados con fundamentalistas que buscaban imponer un régimen islámico. Estos últimos conformaban el grueso de las fuerzas insurgentes. Todos, sin embargo,  compartían la certeza que el régimen de Assad colapsaría. En un primer momento ello pareció posible. Pero gracias al respaldo de Irán, la milicia chiíta Hezbolá del Líbano y más tarde de Rusia el régimen logró pasar a la ofensiva. Quedó claro además que Occidente no estaba dispuesto a intervenir con sus tropas para respaldar a los opositores.

En Siria se libran varios conflictos. En el plano doméstico se enfrenta la mayoría sunita a los gobernantes chiítas. Los kurdos, por su parte, con respaldo de Estados Unidos y Rusia, luchan por crear su Kurdistán. Turquía, que respalda a los rebeldes y sus tropas combaten en el norte de Siria, se opone por todos los medios a la independencia kurda. Los iraníes apoyan a los chiítas y coinciden con los turcos contra los kurdos. Los rusos buscan ante todo neutralizar a los fundamentalistas para impedir que lleguen a algunas de las ex repúblicas soviéticas. Un rompecabezas donde varias piezas no calzan unas con otras.

La próxima semana, el 27 de diciembre,  tendrá lugar en Moscú una reunión en la que participarán Turquía, Irán y Rusia. De este encuentro podría surgir un acuerdo de lucha contra los yihadistas, limitar las ambiciones independentistas kurdas y, consolidar la influencia chiíta en Irak y Siria. El atentado contra Karlov pudo ser un intento de al Nusra por descarrilar la iniciativa. El cuadro es tan complejo, con tantos intereses contradictorios, que sería aventurado vaticinar el resultado de la importante cita.

El calvario sirio.

September 22, 2016 Comments off

“Justo cuando pensamos que las cosas no pueden ser aún peores la barra de la depravación se hunde todavía más bajo”. Estas son las palabras de Ban Ki-moon, el secretario General de Naciones Unidas, para describir lo que ocurre en  Siria. Hay un adagio que reza que la noche es más oscura  justo antes del amanecer. Con los conflictos, en especial con las guerras civiles que son los más sangrientos, los momentos de mayor peligro suelen ser las treguas destinadas a lograr  la paz.  Cada bando descarga entonces sus cartuchos por lograr ventajas militares de último minuto.

En Siria se concretó un cese de hostilidades, acordado por Estados Unidos y Rusia, que cobró efecto el lunes. La propuesta tenía más enemigos que partidarios. Entre los propios promotores tenían reservas. El Pentágono había expresado sus reparos al plan liderado por John Kerry, el secretario de Estado. Todo empezó mal. Un bombardeo  aéreo estadounidense  mató a 62  e hirió a más de una centena de soldados sirios, leales al Presidente Bashar al Assad. Washington se excusó señalando que fue un error. Entretanto la fuerzas rebeldes y del gobierno se acusaban de no respetar el cese al fuego. Para peor un convoy con ayuda de Naciones Unidas fue víctima de un ataque que mató a veinte personas y destruyó  varios camiones. Estados Unidos acusa a Rusia por ejecutar el bombardeo. Moscú niega  en forma vehemente su participación y entre sus argumentos destaca que no hay rastros de cráteres de bombas. Insinúa que el convoy pudo ser blanco de fuego de artillería. A fin de cuentas no faltan los interesados en sabotear un acuerdo de paz. La niebla, como se alude a la incertidumbre en situaciones bélicas, es muy espesa. Algo que acrecienta la tradicional desconfianza entre Rusia y Estados Unidos.

Es un rompecabezas en el cual es difícil calzar las piezas. El gobierno sirio ha ganado terreno y cree que puede vencer a sus enemigos que están divididos. Una facción rebelde quiere una transición política que acabe con el régimen de Assad. Pero la voz cantante, en el plano militar, la tienen los yihadistas, esto es los extremistas islámicos que aspiran convertir el país en una teocracia. Estados Unidos está de acuerdo con Rusia en combatirlos. Pero Moscú duda de la seriedad de las intenciones de Washington pues Arabia Saudita y algunos emiratos les brindan ayuda a grupos de trayectoria islamista. Los kurdos sirios, por su parte, buscan crear un estado propio en las regiones en que son mayoría. Turquía, que tiene tropas al interior de Siria, los combate y brega por  impedir la desintegración del país.

Tras cinco años de lucha Siria es un país desangrado y en ruinas. La mitad de sus 22 millones de habitantes ha sido desplazada. Según algunas estimaciones las víctimas fatales alcanzarían las 400 mil personas. Unos cuatro millones han salido del país. Muchos están  en Turquía, Líbano, Jordania e Irak. Más de un millón ha optado por alejarse de las llamas y están en Europa.  El conflicto continúa con la batalla por el control de Alepo. Allí se multiplicarán las luctuosas estadísticas de un pueblo sufriente.

Juego de tronos en Turquía

August 12, 2016 Comments off

 

Turquía es un país influyente. Su postura es clave en todo el Medio Oriente y gravita de manera decisiva en la guerra siria que ya cumple cinco años. Desde un comienzo Turquía apoyó a los rebeldes que combaten contra el gobierno del Presidente Bashar-al-Assad. En esta trinchera colaboró con Estados Unidos y Arabia Saudita. Una consecuencia del conflicto es el desplazamiento masivo de sirios de los cuales unos cuatro millones están refugiados en Turquía. Más de un millón han buscado asilo en diversos países de la Unión Europea (UE) y en Alemania en particular.

Las cosas dieron un giro drástico, el 15 de julio, con el fallido golpe de estado militar contra el Presidente Recep Tayyip  Erdogan. Ankara no vaciló en culpar al clérigo musulmán Fetullá Güllen, un antiguo aliado de  Erdogan, de ser la eminencia gris tras la asonada. Más aún, el gobierno está convencido que Estados Unidos respaldó a los golpistas. Sin perder un minuto Erdogan lanzó una purga masiva contra un amplio espectro de opositores. A la cabeza de los arrestos están los seguidores de Güllen. La  enorme movilización antigolpista ha permitido además  una dura represión a  las organizaciones kurdas que nada tienen de gullenistas. También están tras las rejas numerosos  periodistas e intelectuales progresistas. Las cosas pueden empeorar. Erdogan  es partidario de reinstalar la pena de muerte en el país para castigar a los responsables del golpe. Dado que tiene una mayoría en el Parlamento es  posible que logre imponer la pena máxima abolida en 1984.

Las violaciones masivas a los derechos humanos y la libertad de expresión han provocado tímidas protestas internacionales. La UE teme que una fricción mayor con el gobierno turco puede llevarlo a abrir, de par en par,  las compuertas para los refugiados que deseen partir a Europa. El acuerdo en vigor estipula que la UE aporte miles de millones de euros para mantener en suelo turco a los buscadores de asilo.

Lo más sorprendente de la zigzagueante política turca es el reciente acercamiento a Moscú. Las relaciones entre ambos países estaban congeladas luego del derribo de un avión militar ruso, el 24 de noviembre del año pasado, que según Ankara volaba sobre su territorio El encuentro entre el Presidente ruso Vladimir Putin y Erdogan abre interrogantes. ¿Turquía cambiará de bando en la guerra en Siria? Erdogan tiene previsto un encuentro con el Presidente Hassan Rouhani  de Irán que es el mayor aliado del régimen de Assad. Podría tratarse de una maniobra táctica para fortalecer su posición negociadora frente a Washington y la UE para que no interfieran en su  política represiva doméstica. Es algo que está por verse. Pero desde ya se aprecia un cambio en el alineamiento de las fuerzas en el Medio Oriente

El asalto a la prensa

131 medios de comunicación han sido clausurados. Ninguna categoría está excluida de los cierres donde se cuentan diarios, radios, canales de televisión, revistas y casas editoriales. La acusación genérica es que responden al gullenismo o que apoyaron el golpe de estado. En rigor el cierre de medios y el acoso a periodistas independientes comenzó bastante antes del fallido golpe. De acuerdo a la organización Reporteros sin Fronteras, que monitorea la libertad de prensa en el mundo, Turquía  está relegada a los peldaños más bajos situándose en el lugar 151.

Europa: la inmigración en jaque

April 26, 2016 Comments off

Donald Tusk, el Presidente del Consejo Europeo, viene de señalar: “Hemos visto una reducción drástica del flujo de la  inmigración ilegal”. Según  algunas fuentes la llegada de refugiados e inmigrantes ha mermado en 80 por ciento en las últimas semanas. Ello no quita que la semana pasada el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reportó el hundimiento de una embarcación, en el Mediterráneo, en la que se habrían ahogado unas 500 personas. Entre los 41 sobrevivientes del buque, que había zarpado de Libia, se contaban somalíes, etíopes, egipcios y sudaneses.

Tusk junto a Angela Merkel, la canciller alemana, visitaron Turquía donde fueron escoltados por autoridades turcas a inspeccionar un campo de recepción de solicitantes de asilo. Tusk solo tuvo halagos para el gobierno anfitrión pues a su juicio es: “El mejor ejemplo en el mundo sobre cómo tratar refugiados”. Todo el mundo ha escuchado hablar de las visitas de la Cruz Roja Internacional a lugares de reclusión. Ese día los prisioneros comen carne y duermen en camas con sabanas. Partida la delegación el trato vuelve a su áspera y brutal rutina. Ha sido así desde los campos de concentración nazis a las cárceles de las dictaduras latinoamericanas. Ello a tal punto que la expresión “visita de la Cruz Roja” a centros de detención es sinónimo de un cínico y pasajero buen trato. Organizaciones humanitarias denuncian que la visita no mostró la verdadera condición en que viven ciento de millares de sirios, iraquíes y otros en el interior de Turquía.

Los europeos están de acuerdo en restringir a un mínimo la concesión de asilo. El problema es que no tienen muy claro cómo hacerlo dado que el flujo humano continua. Algunos estados, en especial en Europa del Este con Hungría y Polonía a la cabeza, han optado por restricciones unilaterales como  el cierre de fronteras.  El tema fue discutido con el Presidente Barack Obama en su paso por Alemania la semana pasada. Merkel, ya bastante complicada con el auge político de la derecha xenófoba y con relaciones tensas con el Presidente turco Recep Tayyip  Erdogan, ha postulado la posibilidad de crear zonas protegidas al interior de Siria para la población que busca asegurar su supervivencia hasta que  pase el peligro. Así se  cortaría el flujo de refugiados hacia Turquía y Europa. Obama, sin embargo, es contrario a la idea y se lo planteó a la mandataria alemana. A juicio de Washington solo cabe crear santuarios para la población civil si están  protegidos por un contingente militar convincente. Ello significaría desplegar millares de soldados en Siria y Estados Unidos ha reiterado que no está dispuesto a asumir semejante compromiso. El Pentágono tiene en la memoria las atrocidades cometidas en Bosnia Herzegovina ante la vista y paciencia de tropas internacionales. Entretanto,  los resultados las elecciones presidenciales austríacas dieron un insólito 35 por ciento de los votos a un candidato xenófobo y de orientación fascista. Una señal dura contra la recepción de refugiados en Europa.  Es un dilema que opone el drama de millones refugiados e inmigrantes al rechazo  de muchos europeos. Un choque trágico para el cual aún no se vislumbra una solución.

El precedente de la ex Yugoslavia.

 

En Bosnia, en 1993, Naciones Unidas adoptó una resolución que aseguraba la protección de la zona de Srebrenica. Pero no fueron asignadas tropas suficientes para inhibir a las fuerzas serbo-bosnias que asolaban el área y que cercaron los enclaves con refugiados bosnios musulmanes. Las unidades de cascos azules holandeses, responsables de protegerlos permitieron, en julio de 1995, que todos los varones fueran separados de sus familias para, más tarde, ser exterminados en forma masiva. Más de ocho mil hombres y niños desarmados fueron asesinados a sangre fría por unidades serbo-bosnias. Es la mayor masacre perpetrada en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Europa superada por los refugiados

October 22, 2015 Comments off

El flujo de sirios y otros que huyen de conflictos y la pobreza no amaina. Las columnas que avanzan por tierra o arriban por mar oscilan entre cinco y ocho mil personas diarias. Los pronósticos sobre el volumen de los arribos han errado. Con la llegada de las lluvias, fríos y mares embravecidos se estimó que el éxodo declinaría. No ha sido el caso y las causas están a la vista: las razones de la desbandada son más fuertes que nunca. En Siria, donde casi la mitad de la población ha sido desplazada de sus hogares y más de cuatro millones han huido del país,  aumenta la ferocidad de los combates.

En Alepo, la mayor ciudad del país, se libran duros choques entre fuerzas rebeldes y tropas del gobierno del Presidente Bashar al Assad respaldadas por bombardeos aéreos rusos. También están presentes, en ciertos suburbios, las fuerzas yihadistas del Estado Islámico. En la práctica quien no milita en un bando no puede permanecer allí. En los últimos días 35 mil personas han abandonado la zona. La visita de Assad a Moscú y el aumento del envío de armas a los rebeldes, por parte de Estados Unidos y sus aliados, auguran enfrentamientos mayores.

La llegada masiva de refugiados e inmigrantes a los países de la Unión Europea (UE) ha revelado su impotencia política. A lo largo de los meses sus gobiernos no han podido fijar una posición común. Así las repúblicas que conformaron la ex Yugoslavia cambian sus posturas casi en forma diaria. Un día dejan pasar y al siguiente restringen la llegada. El gobierno húngaro tomó la posición más agresiva contra los refugiados y simplemente selló sus fronteras con alambradas.

Alemania, que ha adoptado una ejemplar política solidaria hacia quienes huyen, comienza a experimentar cuestionamientos serios en el seno del partido gobernante, la Democracia Cristiana (DC). En sus filas un grupo de parlamentarios propugna el cierre de  las fronteras germanas. La canciller Angela Merkel, líder de la DC, ha percibido la amenaza a su liderazgo. Para frenar el flujo viajó a Turquía donde ya residen más de dos millones de refugiados sirios e iraquíes. La UE ha ofrecido a Ankara una ayuda por más de 3 mil millones de euros para mejorar las condiciones de los desplazados y así mermar su partida a la UE. Recep Tayyip Erdogan, el presidente turco, ha enrostrado a los europeos su tardanza en acudir al socorro. Además  aprovechó para reiterar el interés de su país por ser incorporado a  la UE. Ante esta petición Merkel respondió que apoyará la petición. Pero para el ingreso turco se requiere del apoyo de los 28 países que integran la UE. Y  como están las cosas es improbable que ello ocurra. Así la crisis Siria se proyecta sobre Europa.

El factor turco

Turquía hace valer su condición de país estratégico. Su posición geográfica situada entre Europa y Asia la convierte en la puerta al Medio Oriente. Además su condición de país islámico le permite gravitar en el mundo árabe. Así lo que hoy aparecen como fortalezas en el pasado fueron consideradas debilidades por algunas capitales europeas. Se ha señalado que Ankara está en Asia y solo una pequeña parte del país, cinco por ciento,  forma parte del viejo continente. El Vaticano y algunos países católicos prefieren dejar al margen a un gran estado musulmán. La actual coyuntura podría, después de todo, ayudar a Turquía.

Refugiados dividen a la Unión Europea.

September 4, 2015 Comments off

El reciente flujo de refugiados e inmigrantes ha desnudado a la Unión Europea (UE).   Las grandes crisis tienen la virtud de mostrar cómo son las cosas más allá de la retórica. Ante la llegada cientos de miles de buscadores de asilo, lo que algunos llaman un fenómeno de “proporciones bíblicas”, la UE se ha mostrado incompetente y dividida en cuanto a cómo proceder.

La corriente de los que huyen por sus vidas y de la miseria era previsible. Nadie podía saber su exacta magnitud. Pero los campos de refugiados en Jordania, Turquía y otros países del Medio Oriente albergaban números crecientes de personas. Los gobernantes de la UE y su burocracia tuvieron el tiempo para preparar planes para la contingencia. Prefirieron ignorar el tema dejando el peso a los países de primera línea como Grecia e Italia, entre otros. No asumieron su responsabilidad, por tratados internacionales suscritos, de preparar la recepción de refugiados provenientes de Siria, Irak, Afganistán, Libia, Somalia y Yemen países abatidos por la violencia.

El insólito desorden de la UE está dictado por las fuerzas políticas xenófobas que ganan fuerza en su seno. Es popular acusar a los necesitados de representar un peso económico que deteriora los estándares de vida. Algo que varios estudios demuestran que es inexacto. Dado que la edad de la abrumadora mayoría de los refugiados es inferior a los 30 serán una beneficiosa inyección a una fuerza laboral que envejece. Están, claro, los prejuicios y el racismo que tiene profundas raíces culturales en el viejo continente. Pero la UE, como el resto del mundo, deberá aceptar que en la era de la globalización son necesarias respuestas globales a las que ninguna nación puede sustraerse. En la reacción de sectores nacionalistas de mentalidad estrecha predomina una visión egoísta y de corto plazo. Son rerflejos conservadores, transversales en la diversas capas sociales, que se aferran a lo conocido y rechazan la diversidad en todos los campos. Los movimientos migratorios, aún sin refugiados, en nada afectan a la inmensa riqueza europea.

Desde una perspectiva política la UE, que mostró incoherencias e incapacidad a lo largo de la inconclusa crisis griega, enfrenta hoy un reto monumental. Su prestigio como un ente político capaz de actuar como un todo está cuestionado. El “camión de la vergüenza”, en Austria en que perecieron asfixiados 71 refugiados, los miles de ahogados en el Mediterráneo exigen a los europeos una respuesta dinámica y humanitaria. Nunca hasta ahora hubo más refugiados y desplazados, ya suman unos 60 millones. Es una crisis humana, de personas de carne y hueso, que llegan a las puertas de la UE. Del trato que reciban dependerá el respeto y la credibilidad de los europeos.

El modelo alemán.

Una vez más Angela Merkel, la canciller alemana, muestra sus condiciones de liderazgo con la voz más clara frente a la crisis. Merkel ha dicho que su país está preparado para considerar unas 800 mil solicitudes de asilo. Precisó que los sirios, que constituyen 20 por ciento de los solicitantes, tendrán la primera opción. Andrea Nahles, la ministra de economía, declaró “Necesitamos trabajadores adicionales en muchas áreas de la economía alemana. Queremos aprovechar esta situación y abrir oportunidades para que los refugiados vengan aquí legítimamente a una nueva y mejor vida en Alemania”. Nahles estimó que el costo de absorción entre albergues, cursos de idioma y aprendizaje de oficios oscilaría entre1,8 mil y 3,3 mil millones euros. Una cifra modesta en la perspectiva “bíblica”.

El debate sobre el genocidio armenio

April 30, 2015 Comments off

Entre 1 millón y un millón y medio de armenios cristianos murieron de hambre o asesinados en un proceso de deportación. Ello ocurrió a partir de  1915, en plena Primera Guerra mundial. El Imperio Otomano inició las marchas forzadas masivas en que armenios desarmados, en su mayoría mujeres y menores, privados de alimentos fueron blancos de bandas armadas. Para los armenios y muchos países este proceso constituyó un genocidio. Algo que sucesivos gobiernos turcos rechazan. La versión oficial turca  señala primero que las víctimas no fueron tantas y, además, que no  cabe hablar de genocidio pues nunca hubo la intención de exterminarlos. Además apuntan que concluida la guerra, algunos oficiales turcos fueron juzgados por la propia Turquía.

El debate reflotó pues acaba de conmemorarse los cien años del mortífero proceso. El Papa Francisco  habló, sin ambigüedad, de genocidio y al respecto dijo:   “Esconder o negar un mal es permitir que una herida siga sangrando sin vendarla”. El gobierno turco respondió retirando su embajador del Vaticano. El Presidente Tayyip Erdogan señaló: “Nosotros no permitiremos que incidentes sean sacados de su contexto genuino y sean utilizados como un instrumento contra nuestro país… Yo condeno al papa y me gustaría advertirle que no cometa errores semejantes nuevamente”.

Lo cierto es que  crimen no sancionado es una invitación a repetirlo. Se señala que  uno de los generales del dictador Adolfo Hitler le preguntó cómo enfrentarían las acusaciones frente al planificado Holocausto de millones de judíos. Hitler habría respondido  con una pregunta: “Después de todo, ¿quién habla hoy de los armenios?”. Como con tantas cosas, el genocida nazi estaba equivocado por completo. Toda la nación alemana ha debido vivir bajo la sombra y la vergüenza de crímenes aberrantes. Pese al siglo transcurrido  los turcos no han podido escapar al juicio histórico.

No faltan, sin embargo, ciudadanos  que llaman a admitir las atrocidades cometidas En 2006 el laureado  Orhan Pamuk, el primer escritor de lengua turca en ganar el Premio Nobel,  proclamó: “Lo repito, lo digo claro y fuerte, que un millón de armenios y treinta mil kurdos han sido asesinados en Turquía”. Pamuk fue enjuiciado acusado de difamación. El juicio llevó  a la Unión Europea a protestar contra Ankara pues consideró que era inaceptable  el  encausamiento de un intelectual por expresar sus convicciones. Ello, señalaron funcionarios europeos, contradecía el espíritu de la Unión. En definitiva, el escritor fue exonerado de todo cargo por la corte.

 

El significado de genocidio

 

El concepto de genocidio fue acuñado por el polaco Rafael Lemkin en 1943.  Elaboró el término genocidio, tomando del griego la palabra genos, que significa raza o tribu, y la palabra cide del latín que significa matanza. Además de matanza, el crimen de genocidio incluye: atentados graves a la integridad física o mental de los miembros del grupo perseguido, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que puedan  acarrear su destrucción física total