Archive

Posts Tagged ‘Wall Street’

El FBI descabezado

May 11, 2017 Comments off

El despido de James Comey, el director del FBI, levanta serias dudas sobre el proceder del Presidente Donald Trump. Es comprensible, sin embargo, que el mandatario estadounidense se sienta incómodo  con las indagaciones sobre sus relaciones con Rusia. El hombre que llegó a la Casa Blanca con el eslogan “América Primero”, que  proclama que cerrará las fronteras para impedir la llegada de inmigrantes, que se proyecta como un  líder patriótico, un nativista,  no puede tolerar que le imputen haber ganado la presidencia ayudado por  operaciones manipuladas desde Moscú.

El escándalo comenzó hace un año cuando se filtraron correos electrónicos de la campaña de Hillary Clinton. El mayor daño lo hizo una serie de mails  difundidos por WikiLeaks en los que ella aparecía defendiendo intereses de la gran banca, Wall Street como la llaman los estadounidenses. Según los partidarios de Clinton  agentes rusos entregaron el material a WikiLeaks. Incluso la candidata Clinton llegó a acusar a Trump de ser “una marioneta de Rusia”.

Las cosas empeoraron para Clinton cuando Comey, a once días de la elección, dijo que reabriría la investigación sobre el peligro que podían representar los correos filtrados. El FBI no solo está a cargo de investigar los crímenes cometidos a nivel nacional, federal, sino que también es responsable de la contrainteligencia, es decir de la detección de espías y colaboradores con potencias hostiles. En su momento Trump aplaudió a Comey por su coraje. Recién hace algunos días Clinton señaló a Comey como un factor clave en su derrota.

Comey, a su vez,  ordenó una investigación sobre los lazos de Trump y varios de sus más cercanos colaboradores con operativos rusos.  Uno de los indagados es el teniente general ( r) Michael Flynn, que tuvo que renunciar a su cargo, de consejero de seguridad nacional, luego que se estableció que recibió dineros rusos y faltó a la verdad cuando fue interrogado sobre ello.

Tanto Trump como Moscú señalan que las sospechas carecen de todo fundamento. Pero el inesperado despido de Comey, que se enteró de su abrupta cesación del cargo cuando se dirigía a miembros del FBI en Los Angeles, ha azuzado  las sospechas sobre el rol de Trump  en las manipulaciones informativas.  Ha trascendido que Comey venía de solicitar un notable incremento de personal y recursos para ampliar la indagatoria.

La oposición exige ahora el nombramiento de un fiscal independiente para que continúe la investigación truncada con la salida de Comey que se había convertido en un personaje impopular. Su desempeño era cuestionado por los demócratas encabezados por Clinton y recientemente por los republicanos. En otras palabras tenía pocos amigos políticos en Washington. En todo caso  improbable que Trump y los republicanos, que controlan ambas cámaras del parlamento, acojan la demanda del partido demócrata.

La relación de Trump con el inmenso y poderoso mundo de los servicios de inteligencia estadounidenses está severamente dañada. A no dudarlo vendrán nuevos enfrentamientos en el esfuerzo por aclarar los alcances de la “conexión rusa”. Un tema que está en el centro de la lucha de poder en Washington

Advertisements

Un tuit impacta la economía estadounidense

April 25, 2013 Comments off

“Última hora: dos explosiones en la Casa Blanca. Barack Obama está herido”. Un tuit improbable pero que provenía de una fuente prestigiosa: la Associated Press (AP), la principal agencia de noticias estadounidense. El tuit falso fue enviado, el martes 23, por un pirata que hackeó la cuenta Twitter de AP. El impacto fue instantáneo y la bolsa neoyorkina, más conocida como Wall Street, se fue a la baja. Las acciones del índice Dow Jones perdieron, en cuestión minutos, 145 puntos lo que equivale a 136 mil millones de dólares. Empresas como Microsoft y Apple perdieron del orden del uno por ciento de su valor. Más tarde, también en cuestión de minutos, recuperaron su valor original. En segundos el tuit había corrido como reguero de pólvora luego del phising, como se denominan a estas estafas informáticas. La supuesta nueva había sido retuiteada 4.700 veces y leída por muchos de los 1,9 millones de abonados de AP. Para calmar los nervios tuvo que intervenir la propia Casa Blanca donde Jay Carney, su vocero, señaló que: “El presidente está bien, acabo de estar con él”.
El pánico, aunque muy breve y sin mayores costos, dejó de manifiesta la imbricación entre Wall Street y las redes sociales. Los agentes financieros están a la caza de cualquier dato que afecta el valor de los bienes transables. Vigilan sus pantallas sin pestañar desde Twitter, publicaciones especializadas o la prensa abierta. Es un mundo cerrado, casi incestuoso, en que unos se alimentan de otros. Los periodistas tuitean noticias y rumores al igual que corredores dando origen a una danza circular en las redes sociales. Pero los que participan en este circuito conocen los riesgos. En realidad, la mayor caída, en este caso, provino de los programas computacionales El daño estaba hecho incluso antes que algún individuo procesara el famoso tuit. Los causantes fueron los programas conocidos como HFT (high-frequency trading, comercio de alta frecuencia) que también son llamados comercio algorítmico o como le dicen en Wall Street “algotrading”. En la práctica los HFT barren en forma sistemática una gran variedad de fuentes y calculan, en forma instantánea, el impacto económico de la información. Están programados para evaluar, sin dilación, el alcance de un desastre natural o incidente político mayor. Al mismo tiempo que se encienden las luces rojas de advertencia los HFT están diseñados para reaccionar sobre la marcha. Y eso fue lo que ocurrió con el tuit de AP que disparó los “algos” (algoritmos) antes que algún humano tomara cartas en el asunto. Así por un par de minutos entre las 10:08 y las 10:10 la principal plaza financiera del mundo estuvo manejada por computadoras. Algo que hasta ahora se pensaba que era propio de las novelas de ciencia ficción.