Militares y las batallas pérdidas contra el narcotráfico.

July 11, 2019 Comments off

 

La tentación de involucrar a los militares en la lucha contra el narcotráfico es recurrente. En diversos momentos,  en distintos países latinoamericanos, las fuerzas armadas han participado  en operaciones antinarcóticos. Los resultados en México, Brasil  o Colombia, por destacar los más prominentes, han sido   entre decepcionantes y  desastrosos.

El primer paso para determinar una estrategia ante una amenaza es definirla con claridad. Muchos, erróneamente, creen que el combate contra el crimen organizado y  los narcotraficantes equivale a una “guerra”. El Presidente estadounidense Richard Nixon, en 1969, proclamó “la guerra contra las drogas”. Dos décadas más tarde, en 1989, George Bush subió la apuesta y prometió llevar la  guerra “casa a casa y calle a calle. A juzgar por los resultados las autoridades perdieron. El   combate contra las drogas sigue con triste vigencia en Estados Unidos donde, más allá de la retórica, los militares no se involucraron en la lucha doméstica contra el narcotráfico.

Suena bien ante la opinión pública cuando un mandatario habla duro, con toques belicistas, contra la lacra del crimen organizado.  “Son enemigos que hay que combatirlos sin tregua, sin darles ventajas y utilizando  todos los instrumentos a nuestra disposición” estas son palabras del Presidente Sebastián   Piñera al anunciar un decreto que habilita a las fuerzas armadas a realizar ciertas labores logísticas, inteligencia e incluso detenciones en la frontera norte del país.

La experiencia de otros países aconseja cautela. En México los militares ingresaron de lleno a la lucha contra los carteles bajo en el gobierno del Presidente Felipe Calderón  (2006-2012), una “guerra” que a nuestros días deja un saldo de 150 mil muertes. En Colombia se tildó a las FARC de ser una narco guerrilla. También era posible hablar de narco militares pues grandes regiones estuvieron dominadas por la asociación de paramilitares y uniformados que controlaban el tráfico de estupefacientes. En Brasil la intervención militar en populosos barrios ha tenido poco impacto en las operaciones de los carteles.

El arma más potente de los narcotraficantes es la corrupción y para ello cuentan con recursos. Involucrar a las fuerzas armadas, aún en tareas secundarias, es exponerlas a la infiltración por parte de elementos criminales. Si como en México o Colombia ganan pie en su seno hacen aún más difícil  el combate a un problema complejo de múltiples aristas. En Chile el narcotráfico permanece en el ámbito delictual y debe ser confrontado por las policías con todo el respaldo posible de la ciudadanía.

Hay un viejo chiste:

Un joven oficial es enviado a la frontera a combatir el tráfico de drogas.

Al mes manda un mensaje: Narcos me ofrecieron diez mil dólares por hacer la vista gorda, los corrí a balazos.

Al mes siguiente comunica: Me ofertaron cien mil dólares y otra vez los repelí.

Al tercer mes señala: No hay problemas, todo está tranquilo.

 

 

Advertisements

Amazonía: amenaza al pulmón del mundo.

July 4, 2019 Comments off

 

Otro récor: este mes de junio fue el más caluroso registrado en Europa. Al otro lado del Atlántico, en el Amazonas brasileño, no es el batir de alas de  mariposas sino que el rugido de las máquinas topadoras el que altera los ánimos. La mayor selva tropical del planeta desaparece a velocidad galopante. Eliane Brum, una reconocida periodista brasileña, señala que la deforestación “en  2019, el mes de mayo mostró un aumento del 34 por ciento con relación al de 2018: en solo un mes, desaparecieron 739 kilómetros cuadrados de selva, el equivalente a dos canchas de fútbol por minuto”. Es un tema que preocupa a todos pues la región genera 20 por ciento del oxígeno planeta.  Como tal es clave en la absorción del CO2, el principal gas de efecto invernadero, causante del calentamiento global.

La situación se ha agravado de manera aguda desde que Jair Bolsonaro asumió la presidencia hace seis meses. A lo largo de su campaña electoral  dejó claro que favorecía la apertura de la región a empresas ganaderas, madereras y mineras  antes que su conservación. Ello  en territorios que, en muchos casos, corresponden a tierras protegidas de los pueblos indígenas.

En la reciente reunión del G-20, en Japón, Bolsonaro apoyó con el resto de los participantes los Acuerdos de París, de 2015,  para combatir el cambio climático. Lo hizo abandonado al Presidente Donald Trump con quien tiene una gran afinidad política. Comparte además con él el escepticismo sobre el calentamiento global. Pese a ello dejó a  Estados Unidos aislado en la declaración final de la cumbre. Era la condición que le fijó la Unión Europea (UE) para la firma de un tratado de libre comercio con el Mercosur  en que participan a Brasil y Argentina entre otros. Como previsto el 28 de junio la UE y el Mercosur rubricaron el acuerdo que ha sido negociado durante  dos décadas. Chile se desgajó del Mercosur y firmó su propio tratado en 2003.

Los ecologistas europeos, representados por los ascendentes partidos verdes, han advertido que impedirán la ratificación del tratado a menos que Brasil de garantías de preservar la Amazonía y respetar a las poblaciones indígenas. Por su parte, François de Rugy,  ministro francés de Transición Ecológica y Solidaria,  apuntó que el tratado comercial “no ha sido ratificado aún, y no lo será a menos  que si Brasil respeta sus compromisos…No habrá ratificación si Brasil continúa con la deforestación” en el Amazonas advirtió Rugy.

El general ( r) Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional y que se desempeñó como jefe del Comando Militar de la Amazonia, respondió desafiante: “¿Quién tiene moral para hablar de la conservación del medio ambiente de Brasil?”. Es una repuesta riesgosa para Brasilia. Hace algunas décadas en Estados Unidos se postuló convertir a la Amazonia en patrimonio de la humanidad.

Palestinos ante “la oferta del siglo”.

June 27, 2019 Comments off

 

Estados Unidos reveló su esperado plan para superar el conflicto israelo-palestino. Jared Kushner, el yerno del Presidente Donald Trump y encargado de diseñar la propuesta,   expuso en un seminario internacional, en Baréin,  los contenidos en un documento titulado  “Paz a Prosperidad”.  Kushner  buscó entusiasmar a la audiencia con el siguiente escenario: “Imagine un efervescente centro comercial y turístico en Gaza y en Cisjordania, donde converjan y prosperen negocios internacionales”. Para conseguirlo se dispondría de un fondo de 50 mil millones de dólares que provendría en lo central  de países árabes, en especial de Arabia Saudita y los emiratos. El plan debería crear un millón de empleos y reducir a la mitad la pobreza entre los palestinos

Las legiones de diplomáticos que han buscado una salida para el conflicto,  que ya cumple siete décadas, deben estar perplejos.  Quien, en su sano juicio, invertirá en una zona de las más alta inestabilidad. Un ejemplo: la Unión Europea donó los recursos para la construcción del aeropuerto Yaser Arafat, en la franja de Gaza, que nunca llegó a funcionar porque  fue destruido por la fuerza aérea israelí, en 2001, durante la Intifada de Al-Aqusa. Asimismo, no prosperaron planes por 2 mil millones de dólares para modernizar  la red de internet en los territorios palestinos Ello a causa del  veto de Israel, por razones de seguridad,  y  recién el año pasado fue posible  desplegar modestas redes 3G.

La Autoridad Palestina (AP) no asistió al evento realizado esta semana Las relaciones con Washington está cortadas desde 2017. Ello porque Trump, contraviniendo lo dispuesto por Naciones Unidas, reconoció a Jerusalén, que es también reclamada por los palestinos, como la capital de Israel. Las delegaciones presentes fueron del mínimo nivel compatible con la convocatoria Para los palestinos, y muchos gobiernos occidentales,  no tiene sentido un plan de reconstrucción económica sin antes abordar las causas políticas que enfrentan a las partes. La ambición central palestina es constituir un estado independiente que garantice su identidad y soberanía. La propuesta de “Paz a  Prosperidad” despierta la sospecha  en Ramala, sede de la AP, que es un paso más del gobierno de Trump por desconocer los compromisos de Estados Unidos en pos de un estado palestino como quedó establecido en los Acuerdos de Oslo de 1993. Trump ha cortado los fondos que suministraba a la AP y agencias de Naciones Unidas que sostienen a los refugiados en Gaza, zona que tiene un desempleo de 55 por ciento. Washington ha reconocido la legitimidad de la ocupación de los Altos del Golán, pertenecientes a Siria, y la expansión de los asentamientos en Cisjordania. Numerosos analistas palestinos perciben la reciente propuesta  como “una coima” para renunciar a  un estado y aceptar lo que Kushner denominó “la oferta del siglo”.

 

 

 

El corto brazo de la justicia internacional.

June 20, 2019 Comments off

 

Tres crímenes fueron ventilados esta semana. Uno,  el derribo del avión Malaysian Airlines, en julio del 2014, sobre territorio ucraniano ocupado por fuerzas filo rusas. Dos, el asesinato del periodista saudí Jamal Kashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, en octubre del año pasado. Tres, la muerte de Mohamed Morsi el lunes, mientras comparecía ante un tribunal. Los casos han derivado en investigaciones internacionales, o el pedido a Naciones Unidas en el caso de Morsi, para  castigar a los culpables.

El derribo del avión malayo, en que perecieron 298 personas, ha sido investigado por un comité especial holandés que viene de imputar a cuatro individuos: tres oficiales rusos en retiro, que sirvieron en fuerzas especiales o el espionaje,  además de un ucraniano,   El cuarteto enfrentará acusaciones de asesinato por el disparo de un misil BUK, de fabricación rusa, que abatió la aeronave.  En el tribunal holandés, que sesionará  en  marzo entrante,  los acusados no estarán presentes. Rusia ha desechado la investigación. Alega que la evidencia provino de los servicios de inteligencia ucranianos interesados en culpar a Moscú. Si los imputados  fuesen sentenciados  será en ausencia y  no pagarán por el crimen.

Sobre el asesinato de Jamal Kashoggi , un periodista y disidente saudí, existe abrumadora evidencia de la participación del gobierno de Arabia Saudita. Hay filmaciones de un comando proveniente de Riad, están las grabaciones de la inteligencia turca de lo ocurrido en el consulado y muchas pruebas más. Ahora una relatora del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que investigó el crimen, acusa que importantes miembros del gobierno saudí, incluido el príncipe heredero y gobernante de facto, Mohamed bin Salman, por la ejecución del crimen.  La imputación no tendrá consecuencias pues será descartada  por Arabia Saudita que es una pieza clave para Occidente, tanto por su flujo petrolero, compra de armas y alianzas para cercar a Irán.

Finalmente, está el caso de Mohamed  Morsi, el único  presidente democráticamente electo en la milenaria historia de Egipto. Morsi, un islamita,  fue elegido representando la Hermandad Musulmana, en junio de 2012,  y fue depuesto en un cruento golpe militar en julio de 2013. Desde entonces estuvo en la cárcel donde sufrió torturas, estuvo confinado solitario la mayoría del tiempo y no recibió medicamentos para su diabetes. Por ello hay quienes, como el presidente turco Recep Tayyip Erdogan,    acusan al régimen egipcio de haber propiciado su muerte y piden una investigación sobre las circunstancia de su deceso.  Es improbable que la iniciativa prospere. En materia de justicia internacional suele pesar  más el poder de los protagonistas  que la evidencia de los hechos.

Rusia: justicia insólita.

June 13, 2019 Comments off

 

 

El periodista investigativo  ruso Ivan Golounov fue arrestado en Moscú. De inmediato fue llevado a una comisaria donde en una mochila, que  Golounov señaló que no le pertenecía y jamás había visto, los policías descubrieron  drogas. Su casa fue allanada y allí encontraron  una “cantidad importante de estupefacientes” que, según  señalaron los policías, el periodista tenía la intención de vender. La acusación de narcotráfico estaba implícita y con ella una larga sentencia de cárcel.

Golounov, investigador del medio digital Meduza, venía de publicar un reportaje sobre “las mafias de las pompas fúnebres”. Detallaba el caso de una mujer a la que se le exigía un cobro mayor por el entierro de un pariente. Algo que ocurre a muchos ciudadanos que sin más prefieren pagar lo que se les pide.  Ello, en circunstancia que los sepelios son gratuitos pues los municipios reciben fondos para ese propósito. La crónica señalaba como funcionarios de las pompas fúnebres, policías y elementos mafiosos presionaban a los deudos para que pagasen altas sumas.

Durante su estadía en la comisaría Golounov recibió una paliza, a manos de dos agentes,  antes de comparecer en un  tribunal. Su caso despertó una instantánea ola de rechazo.   En un caso inédito tres de los diarios más influyentes de Rusia titularon igual este lunes:   “Nosotros somos Ivan Golounov. Más adelante señalaron : “Estimamos que las pruebas de culpabilidad de Golounov , aportadas por los investigadores, no son convincentes y la circunstancia de su arresto  indican que fue violada la ley… No excluimos  que su arresto esté ligado a sus actividades profesionales”.  Los medios, que son lectura regular  de la clase política y empresarial, sacudieron a la opinión pública. En forma espontánea a través de redes sociales se sumaron veinte mil firmas exigiendo la liberación de Golounov.

Las autoridades enviaron al acusado a detención domiciliaria y poco después  lo liberaron porque no existían cargos en su contra. En las drogas encontradas no apreció ninguna huella de Golounov. El caso del periodista desató una ola de indignación pública que culminó con una manifestación este miércoles en la que fueron detenidas cerca de 200 personas. La protesta  apuntaba más allá del investigador maltratado. La indignación nacía ante la arbitrariedad del poder que recurre con frecuencia a cargos falsos para acallar denuncias. Como en el caso de las pompas fúnebres en otros sectores de la sociedad rusa se tejen trenzas mafiosas que son protegidas por la policía y los servicios de seguridad. El ministro del Interior, en toco caso,  adelantó que serán dado de baja los funcionarios que participaron en el operativo  así como otros oficiales.   Está por verse si el caso marca un punto de inflexión o es una golondrina pasajera.

 

La extinción avanza.

June 6, 2019 Comments off

 

 

Estados Unidos tiene uno de los “climas más limpios”, viene de declarar el Presidente Donald Trump durante su visita al Reino Unido. En la oportunidad culpó a China, India y Rusia por el deterioro de la calidad del aire y el agua. El viejo hábito de culpar a otros sin asumir las responsabilidades propias. El negacionismo de Trump no solo se expresa con su chiste recurrente  cuando enfrenta una audiencia en un día frio: “¿ Dónde está el calentamiento, por favor tráiganlo?” Según el  New York Times el gobierno ha instruido a los científicos que preparan las proyecciones climáticas para el informe del  National Climate Assessment, previsto para 2022,  que omitan los peores escenarios sobre cambio climático. También se les instruyó que no hagan proyecciones más allá del 2040, cuando se experimentará el mayor impacto.

 

El método para medir las concentraciones de gases de efecto invernadero, de los cuales el principal es el CO2, es determinar la partículas por millón (PPM). Hace una década comenzó una campaña para que las PPM no superaran las 350. En mayo de este año alcanzaron a las 414,8. A este ritmo el planeta camina a las 450 PPM en una década. Alrededor de esa cota los científicos vaticinan  un punto de inflexión; se precipitarán una serie de reacciones en cadena con aumentos de temperatura que provocarán  eventos catastróficos: derretimiento de los polos y glaciares; en los Andes los glaciares ya han perdido 70 por ciento de su masa. Subida del nivel de los  mares y alteración de los padrones de lluvias, que redundará en sequías, las lluvias en México y Centro América han disminuido  a la mitad, en algunas regiones se desatan enormes incendios forestales y en otras huracanes e inundaciones. El impacto, que ya está a la vista,  golpea profundo a las sociedades más pobres en África y el Medio Oriente. En Asia los grandes ríos que fluyen de los  Himalayas, que surten a más de mil millones de personas, han perdido un tercio de su flujo.

 

La proyección de las pérdidas  económicas realizadas por 215 de las mayores corporaciones internacionales alcanza a un trillón  de dólares.  Algunas empresas ya han sucumbido a los efectos del calentamiento global como la Pacific Gas and Electric,  la mayor compañía eléctrica de California, que se declaró en quiebra tras enfrentar demandas por 30 mil millones de dólares a causa de una ola de devastadores incendios forestales. Sus líneas de transmisión habrían desencadenado algunos de los siniestros que ganaron fuerza gracias a la sequía. El costo de los últimos huracanes se acerca también al trillón de dólares. Aun dejando de lado las muertes y el sufrimiento, está cercana la hora en que el inmovilismo resultará más caro que enfrentar el cambio climático.

 

 

El turismo que asfixia.

May 30, 2019 Comments off

 

El punto más alto del planeta. Nadie esperaría que en la escarpada cumbre del monte Everest, a  8.848 metros de altura, fuese necesario aguardar, en una larga fila, para ascender a la cima. Este año se estima que unas 600 personas alcanzaron “el techo del mundo”, el jalón máximo del andinismo. Sin embargo, un récor de once personas dejó sus huesos en los hielos de la montaña considerada sagrada por los nepaleses. En el Everest conspiran una serie de factores que lo hacen especialmente letal. La temporada de ascensos es de apenas algunas semanas y las condiciones climáticas pueden reducirla aún más. Así, este año,  en un corto lapso unos  600 escaladores culminaron sus expediciones. Pero para algunos la congestión significó horas de espera mientras consumían sus preciosas reservas de oxígeno.

La masificación del turismo no solo afecta al Everest donde para escalar  es necesario un permiso, otorgado por el gobierno nepalés, que es de once mil dólares por persona. Un colador económico,  para muchos.  La afluencia masiva de visitantes afecta también a ciudades y bellezas naturales.  Europa es la principal destinación de los 1.400 millones de viajes turísticos realizados anualmente. Es una industria que crece a un promedio de seis por ciento anual. Ello conforme al crecimiento de las economías de países emergentes. El principal destino del turismo mundial es Europa donde se contabilizan  713 millones de viajes. Durante mucho tiempo algunas  urbes promovían sus encantos. Ya no más. Ámsterdam, por ejemplo, ha cortado la propaganda destinada a atraer visitantes. Su hermoso centro histórico, con sus característicos canales, está saturado. Durante los fines de semanas es necesario que los peatones circulen como los autos: a un lado de las calles peatonales los que van una dirección y por el orto los que van en la dirección contraria. Otro tanto ocurre en Venecia donde hay una activa campaña contra la llegada de enormes cruceros con millares de turistas. Hoy para visitar ciertas mansiones y museos es necesario hacerlo en lotes de 30 o 40 personas. El tiempo que está permitido permanecer en cada sala es determinado  por el personal del recinto. Son lapsos breves para permitir el ingreso del mayor número de personas.

Lo mismo ocurre en algunos parajes donde una gran afluencia daña un delicado entorno natural. Es el caso, por ejemplo, de Machu Pichu, la Isla de Pascua o las Torres del Paine o las colosales ruinas  de los templos  de Angkor  Wat en Cambodia.  A la larga la única forma de preservar sitios que ganan cada vez mayor popularidad es establecer cuotas de visitantes.  Este es un asunto delicado pues si el acceso es restringido por la vía del cobro se excluirá ante todo a los jóvenes mochileros. El criterio más equitativo es el orden de llegada. Es decir, contar con un sistema de inscripciones. Ese es el precio de lo que se conoce como el sobreturismo.