Archive

Posts Tagged ‘Francia’

Francia: la hora de las urnas.

May 4, 2017 Comments off

Los franceses optarán entre dos polos antagónicos. Uno encabezado por Emmanuel Macron el centrista que postula una política económica liberal, reformas para modernizar el Estado, léase una drástica reducción de la administración pública y sus servicios, así como mayor integración a la Unión Europea (UE).  Macron, que fue ministro del actual gobierno socialista de François Hollande afirma que no es de izquierda ni de derecha. Se proclama a favor de las buenas ideas vengan de donde vengan. El otro polo es liderado por  Marine Le Pen, la candidata del neo fascista Frente Nacional, que centra su campaña en el cierre de las fronteras francesas a nuevos inmigrantes y expulsar a cuántos de ellos le sea posible. Su eslogan es reconocible: Francia para los franceses. Eso significa, entre otras cosas, que es contraria a la pertenencia a la  UE y aboga por dejar el euro para volver al antiguo franco. Le Pen se proclama enemiga de la globalización  y la defensora de la vieja clase obrera industrial. En este ámbito ha tenido éxito pues aparece con la mayor intención voto en dicho segmento.

En la primera vuelta electoral, realizada el 23 de abril,  quedaron fuera François Fillon, conservador tradicional con 20 por ciento, Jean-Luc Mélenchon que atrajo el grueso de los votos izquierdistas con 19,6, y  Benoît Hamon, socialista que apenas consiguió un 6,4 por ciento. La participación electoral fue altísima con 78 por ciento de los inscritos. Ahora todos los votantes de estos tres candidatos deben repensar sus preferencias. Las encuestas a días la votación muestra a Macron como el amplio favorito con 59 por ciento por ciento frente a Le Pen con 41 por ciento. La candidatura de Macron salió reforzada luego del duro debate televisado que sostuvieron este miércoles.

Una victoria de Macron representaría una derrota para la extrema derecha. En Austria Norbert Hofer, candidato del fascistode Partido de la Libertad  casi  se impuso con  49,7 por ciento de los votos en las  últimas elecciones. Las corrientes anti inmigratorias hubiesen vencido si no fuese porque el conjunto del espectro político cerró filas tras Alexander van der Bellen, el candidato verde. En Holanda, donde se esperaba una alta votación  del ultraderechista Geert Wilders,  los vaticinios fallaron pues apenas logró un 13,1 por ciento de las preferencias. Así la amenazante ola del nacionalismo xenófobo ha sufrido una cadena de reveses y el domingo podría recibir un claro rechazo.  En Francia, a diferencia de lo ocurrido con las encuestas en Estados Unidos con Donald Trump y con el Brexit,  los sondeos de opinión pública coincidieron de manera precisa con los resultados de la primera vuelta.

Macron obtuvo 24 por ciento de los votos en el primer round. Si se cumplen los pronósticos rondará el 60 por ciento este domingo. El grueso de sus votantes serán franceses que lo consideran   el mal menor para  conjurar la amenaza del nacionalismo retrogrado de Le Pen. Así Francia podrá continuar su rol central en la construcción de un viejo continente unificado.

El Trump holandés

February 9, 2017 Comments off

En Holanda se anuncia una victoria electoral del nacionalismo ultraderechista.  Geert Wilders, motejado por la prensa como el Donald Trump holandés,  podría obtener la primera  mayoría en las elecciones del 15 de marzo. Así como Trump las ha emprendido contra los mexicanos Wilders lo hace contra los inmigrantes marroquíes. Las encuestas señalan que el Partido de la Libertad podría alcanzar el 31 por ciento de los votos y lograr 36 de 150 escaños parlamentarios.

Wilders ha ganado popularidad con la promesa de imponer estrictos controles fronterizos para frenar la inmigración, cerrar mezquitas e iniciar un proceso de deportaciones de inmigrantes que rechazan los valores nacionales o cometen delitos. Por estos valores alude a la condición cristiana del país y su carácter blanco  dominante. El año pasado Wilders fue condenado por la justicia bajo el cargo de discriminación. Ello por sugerir que expulsaría a los marroquíes del país. La condena no hizo más que incrementar la simparía pública por su postura.

Los holandeses tienen reputación de ser un pueblo tolerante. En ese sentido Wilders, a diferencia de Trump, se erige como un defensor de valores liberales. Ello frente a lo que estima es la amenaza del Islam expresada en la ley islámica conocida como la sharia .  Denuncia que ella oprime a  las mujeres y castiga la homosexualidad.   También defiende la legalización de ciertas drogas.

Uno de los puntos con menos respaldo de su plataforma es la propuesta de retirar a Holanda de la Unión Europea (UE). El país fue uno los seis estados fundadores de la UE en 1993. El Brexit, la salida de Gran Bretaña de la UE, ha sido una inyección a la vena para quienes creen que el país perdió derechos soberanos frente a Bruselas, la sede la UE, pero en realidad piensan en el poderío de Alemania. Como en otros países europeos las empresas requerían mano de obra en los años 60 y 70 y atrajeron inmigrantes principalmente de Marruecos y Turquía. En la actualidad alrededor de diez por ciento de la población es de origen  o descendiente de inmigrantes.

Aún si Wilders obtiene buenos resultados el mes entrante es improbable que pueda conformar un gobierno en el fragmentado espectro político del país. Cerca de una treintena de partidos compiten y ello los obliga a pactar en un sistema de alianzas. Todos los grandes partidos advierten que no están dispuestos a gobernar con la extrema derecha xenófoba. Pero tras el Brexit y la victoria de Trump nada queda descartado. En todo caso el auge de una sólida votación de Wilders apoyaría al facistoide y antieuropeo Frente Nacional francés encabezado por Marine Le Pen. En mayo Francia tendrá la segunda vuelta electoral para elegir al próximo gobierno galo. Si ganase Le Pen, que ha prometido abandonar la UE, la Unión quedaría en una situación de extrema precariedad. Durante mucho tiempo han primado los criterios económicos para gobernar los países. Pero está visto que la última palabra proviene de la política. Esto a través de la voz de la ciudadanía expresada en las urnas.

 

 

 

 

La era Trump

January 19, 2017 Comments off

El mundo observa atónito lo que muchos creyeron imposible. Expertos vaticinaron que Donald Trump jamás sería el candidato del Partido Republicano. Luego anticiparon que Hillary Clinton lo derrotaría. En cuanto a su estilo agresivo y errático se pronosticó que era una  postura electoral pasajera y que evolucionaría si llegase a  ganar. No fue así. En su condición de presidente electo sus tuiteos mantienen la misma irreverencia e imprevisibilidad. Ha aplaudido el Brexit, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y adelantó que desea que otros países sigan su ejemplo. Así ataca de lleno a los gobiernos de Alemania y Francia, entre otros. Cuestiona a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la alianza entre Estados Unidos y Europa que  ha sido el pilar de la hegemonía militar occidental. Amenaza a China con una guerra comercial y con impedirle el  acceso a ciertos islotes en el Pacífico Sur ocupados por Beijing. Ni hablar de México, América Latina y el Caribe  han sido advertidos que millones de personas serán deportadas. Además insiste en construir un muro en la frontera mexicana para frenar el flujo   inmigratorio. El cuadro es confuso y por lo mismo cargado de una ominosa incertidumbre.

El mayor enigma es que ocurre en las relaciones con Rusia. Trump cree en el poder duro, militar y económico, y está dispuesto a emplearlo. En el ámbito castrense solo Moscú es  capaz de amedrentar a Washington. En consecuencia un entendimiento estratégico con Rusia despejaría al mayor adversario del escenario mundial. Mejor aún sería la cooperación entre los dos países para combatir a enemigos comunes. Trump ha señalado que el yihadismo y el Estado Islámico en particular  es la mayor amenaza internacional para Estados Unidos. Rusia también ve a los yihadistas como un reto a su seguridad interior. Nada mejor que un enemigo común para sellar un acuerdo entre los tradicionales adversarios que durante la Segunda Guerra Mundial fueron aliados contra el nazismo.

Los servicios de  inteligencia estadounidenses, con la CIA a la cabeza, tienen sus propias teorías sobre la afinidad entre Vladimir Putin y  Trump pues insinúan que éste se habría beneficiado de operaciones de influencia rusas. Ello por los ciberataques a  los computadores del Partido Demócrata de Hillary Clinton. Las revelaciones  fueron filtradas a WikiLeaks  y  contribuyeron a su derrota. Además fue divulgado un memorando que alerta sobre videos en que Trump compartiría el lecho con prostitutas rusas. Hecho que lo pone en una situación de vulnerabilidad en la puede ser chantajeado con facilidad. Putin negó toda veracidad a las versiones y dijo que si bien las prostitutas rusas eran las mejores del mundo a Trump, organizador de concursos de belleza mundial,  no le faltaban mujeres hermosas.

Barack Obama deja la Casa Blanca por la puerta ancha con un sólido 57 por ciento de aceptación según las encuestas. Trump ingresa con el nivel más bajo de popularidad jamás registrado para un Presidente entrante: un mero 40 por ciento. Ello habla de un período de gracia  breve y un estrecho margen de maniobra.

 

Terrorismo y locura.

July 28, 2016 Comments off

Una sucesión de atentados ha sacudido a Bélgica Francia y Alemania. ¿Hay algo en común en estos ataques? Si lo hay, fueron perpetrados por individuos que tenían prontuarios policiales y varios además padecían de trastornos mentales. Estos rasgos, que no son categorías excluyentes, son comunes en ciertos sectores de la población. Jóvenes que han padecido privaciones y viven marginados son más proclives a cometer delitos. Entre los refugiados provenientes de Siria e Irak abundan los problemas psicológicos. Muchas personas están dañadas por la violencia, la pérdida de seres queridos, situaciones de miedo extremo además de los daños físicos sufridos. La parte más vulnerable de los humanos es el cerebro. Allí quedan alojadas heridas invisibles que pueden perdurar por el resto de la vida. Es en este ámbito donde las organizaciones yihadistas, con el Estado Islámico a la cabeza, lanzan sus redes de reclutamiento para conseguir sus “soldados suicidas”.

Los servicios de inteligencia europeos han tratado de elaborar el perfil del terrorista islámico. Pero tras años de esfuerzos numerosos expertos han concluido que no existe el “terrorista típico”. Es imposible distinguir la depresión que padecen cientos de miles de la de aquellos proclives al martirio terrorista. La gama de personas que, por razones diversas, confluyen en organizaciones dogmáticas que emplean tácticas terroristas de combate es muy variada. Los hay con muy distintas personalidades: extrovertidos, exitosos y populares entre sus pares. Así como están los que presentan las características opuestas. En otras palabras no se han detectado “desórdenes de carácter siquiátricos” particulares en las personas observadas. Algunos estudios en Alemania han establecido, sin embargo, que ciertos factores sociales gravitan entre los hijos de inmigrantes de países islámicos. O quizás sería más exacto decir que estos jóvenes, al igual que el resto de su grupo etario, pueden mostrar aburrimiento, un grado de beligerancia y cierto narcisismo. Los mismos sentimientos se aprecian entre jóvenes nacidos en especial en la ex República Democrática Alemana. Allí algunos canalizan su malestar a través organizaciones neo nazis. En todo caso entre los jóvenes musulmanes, muy pocos en relación al conjunto de la comunidad, buscan respuesta a sus inquietudes en el Islam.

En Estados Unidos John Horgan, director del Centro de Estudios sobre el Terrorismo y la Seguridad de la Universidad de Massachusetts Lowell, señala que ha estudiado “por cuatro décadas quienes llegan a ser terroristas y por qué” y no ha logrado establecer un perfil. Baste con señalar que los dos últimos casos de ataques, con resultado de muerte,  contra  policías fueron ejecutados por  afroamericanos que sirvieron en las fuerzas armadas estadounidenses.

La racha del terror

En el último mes un tunecino en Niza embistió un camión contra una masa de personas que celebraban el  14 de julio, día  de La Bastilla que conmemora el derrumbe del viejo régimen monárquico galo. Cuatro días más tarde, en Alemania,  un joven afgano hirió con un hacha a cinco pasajeros a bordo  de un tren.  El 22 de julio en Múnich un germano iraní dio muerte a nueve personas. En este caso no hubo conexión con el yihadismo. El 24 de julio un asilado sirio  en Reutlingen asesinó con machete a una mujer y dejó a otros dos heridos. El mismo día otro refugiado sirio, cuya petición para asentarse en Alemania fue rechazada, se voló en el pueblo Bávaro de Ansbach hiriendo a una docena de personas. El 26 de julio dos yihadistas ingresaron a una iglesia en el norte de Francia, en Saint-Etienne-du-Rouvray, un suburbio de Rouen, y degollaron a un sacerdote católico.

Fidae entre el ahorro y el terrorismo

April 1, 2016 Comments off

Los tiempos cambian y así muta la naturaleza de los conflictos. Hace algunas décadas en la Feria Internacional del Aire y el Espacio (Fidae), realizada en los años pares,  abundaban los aviones de guerra. Las mejores máquinas de combate competían sobre los cielos de Santiago para seducir a los compradores. Eran años de vacas gordas en los que varios países de la región modernizaban sus arsenales aéreos. La presentación de los aparatos más avanzados incitaba a una carrera entre  los estados por disponer de los mejores equipos. Ello con la hipótesis de que el peligro mayor provenía de un choque  bélico con algún vecino. Los temores, como era previsible, no se materializaron. Ello no fue  gracias a los poderosos aviones, adquiridos entre otros por Chile, sino que  los gobiernos han preferido la diplomacia antes que el enfrentamiento.

En estos años el conjunto de la región enfrenta una dura desaceleración económica. El fin de la bonanza del precio de las materias primas cala profundo en los recursos de las naciones. Los fabricantes de onerosos sistemas de armamentos lo tienen claro y se abstienen de los fastuosos gastos de representación del pasado. Ausentes están  los aviones de última generación de Gran Bretaña, Francia, Rusia, Suecia y otros que solían realizar maniobras para exponer la potencia de sus prototipos. En esta Fidae,  la XIX, aparte del F-22 Raptor de Estados Unidos solo se aprecian los modelos de la Fuerza Aérea de Chile. El grueso de los aparatos es de transporte o de ala rotativa como llaman a los helicópteros.

Desde hace algunas versiones en la feria prolifera el material de empleo dual: civil y militar. El énfasis se desplaza en forma creciente desde la defensa a la seguridad. El acento ya no está en el poder de fuego sino que en la capacidad de vigilancia. Por ejemplo, en forma soterrada se libra una batalla entre los abastecedores de satélites de observación. Más de media docena de empresas se empeñan en proveer a Chile con su próximo ojo espacial.  Los aviones no tripulados o drones también están bien representados y son recomendados como un vigilante infatigable de las fronteras. Se los señala como el vigía más económico contra el narcotráfico y un explorador en casos de desgracias naturales. Las comunicaciones y los sistemas de mando y control, que permiten tener información oportuna y desplegar fuerzas de la mejor manera, están a la orden del día. Los abastecedores concentran sus esfuerzos en ofertar modernizaciones de los equipos existentes antes que en la venta de un 0 kilómetros.  En la hora de la austeridad es más fácil vender equipos que permiten aprovechar mejor lo que se tiene antes que ofertar costosas novedades. También es un reflejo de la preocupación a nivel mundial con la lucha contra el terrorismo, la ampliación de los llamados conflictos asimétricos, así como un mayor control de  las fronteras frente a movimientos migratorios.  Fidae es una buena ventana para apreciar las tecnologías de punta de los tiempos que corren.

 

El duelo Airbus vs Boeing

El consorcio europeo Airbus  dejó atrás a la empresa estadounidense Boeing en lo que respecta a las presentaciones en Fidae. En la versión anterior Airbus trajo al A-380,  el avión de dos pisos que puede transportar el mayor número de pasajeros. Boeing brilló por su ausencia entonces y ahora. Esta vez Airbus se hizo presente  con el A-350 que consume un cuarto menos de combustible y es llamativamente silencioso. La empresa Latam ha adquirido 27 unidades.

Cecil, el león que “mató” inmigrantes.

August 6, 2015 Comments off

Es un decir en periodismo que una noticia mata a otra. Un escándalo acaparará titulares hasta la llegada del siguiente que lo “mata”. Las audiencias adoran las historias de animales. El caso del león Cecil, muerto de un flechazo por un cazador estadounidense en Zimbabue, captó el interés público en asuntos mundiales. La indignación recordó el repudio suscitado por el monarca español Juan Carlos I que abatió un elefante.

Sobre Cecil se supo tenía un hermano llamado Jericó y también seis cachorros. Se temió sobre la suerte de esta parentela huérfana de su protector. Ahora se sabe que Jericó cuida de las crías. Buena noticia, además que toda la batahola ahuyentará a nuevos aventureros en busca de trofeos de caza.

Todo ello ocurre mientras miles inmigrantes árabes y africanos tratan de arribar a Europa. En lo que va corrido del año han muerto unas dos mil personas ahogadas en el Mediterráneo. Noche tras noche cientos de jóvenes buscan ingresar desde Calais, en Francia, a Gran Bretaña a través del Eurotúnel. David Cameron, el Primer Ministro británico, aludió a los millares, quizás unos tres mil aspirantes a asilo,  como un “enjambre” que amenazaba el país. La derecha populista inglesa exige el despacho del ejército para proteger las fronteras.

De lo que se sabe un gran número de los que pretenden entrar a Inglaterra son refugiados que huyeron de sus países en guerra. 20 por ciento proviene de Siria. Sus vidas corrían peligro en sus países natales. Pero a diferencia de Cecil poco se sabe de sus familias. Pero es claro que desesperadamente necesitan trabajo. Hoy los puestos escasean en Francia y en la Europa austral. Las posibilidades de empleo son mejores en el Reino Unido. Los alienta la esperanza, como a cientos de miles de migrantes latinoamericanos, de tener un ingreso que les permita enviar remesas a sus seres queridos. Con suerte amasar un pequeño capital para algún día, cuando las condiciones lo permitan, volver a sus terruños. Estos inmigrantes, como lo muestran varios estudios, son un aporte neto a la economía que requiere mano de obra joven no calificada. Pese a ello un sector de la prensa los presenta como una carga para los servicios sociales Londres estudia una ley que penará con cinco años de cárcel a quien arriende una vivienda a personas que están sin sus documentos de inmigración en regla. Una encuesta mostró que 80 por ciento de los británicos es partidario de endurecer las leyes migratorias y las que permiten la entrega de beneficios sociales. En todo caso un número mucho mayor de inmigrantes prefiere Alemania y Suecia.

La bomba demográfica

El ritmo de crecimiento de la población europea y africana es dispar: en África se cuentan nueve niños menores de diez años por cada persona de la tercera edad. En Europa, la población de menos de diez años es idéntica a la de mayores de sesenta. En África la tasa de natalidad es de seis hijos por mujer contra 1,5 en Europa. En cuanto a los migrantes, la población clave es la que tiene entre 15 y 24 años. En 1960 había 52 millones de africanos en esta franja, en 1980 eran 91 millones, y el 2000 eran 170 millones, se estima que para el 2025 serán 275 millones.

Viva Charlei

January 15, 2015 Comments off

Francia hizo un  duelo ejemplar. Los asesinatos perpetrados por  tres yihadistas franceses dieron pie a la mayor manifestación de la historia del país. Casi 4 millones de ciudadanos se volcaron a las calles en defensa de la libertad y contra el oscurantismo religioso. Los franceses recuerdan  una de las reflexiones de Napoleón Bonaparte antes de morir: “A la larga, el espíritu siempre vence al sable”. La idea fue traducida por muchos caricaturistas con un lápiz enfrentado a un fusil. El semanario Charlie Hebdo, con  una modesta circulación de 60 mil ejemplares, se había erigido en un campeón del anticlericalismo. Hay quienes estiman que las caricaturas contra el Profeta  Mahoma  eran ofensivas. Sin duda lo eran. Pero a favor de Charlie, una revista que me entretuvo e hizo reír de buenas ganas,  hay que decir que no discriminaba pues no se mofaba solo del dogmatismo islámico. El Papa y el Vaticano,  así como los rabinos,  eran blancos  recurrentes del humor iconoclasta. También católicos y judíos  practicantes protestaron, en más de una oportunidad, por caricaturas que consideraron próximas a la blasfemia. Su vocación anarquista apuntaba a  escandalizar al burgués y, en este caso,  a muchos otros.

Muchos de los que hoy proclaman “Soy Charlie” lo hacen en la vena de lo proclamado por  filosofo francés Voltaire:  “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”.  Desde los atentados su “Tratado sobre la tolerancia” ha vendido 120.000 ejemplares.    El tema de fondo no es cuan ofensivas son  las caricaturas. Nadie está obligado a comprar la revista. A quien le incomode no tiene más que ignorarla. Lo que es inaceptable es el derecho que los yihadistas se arrogan de imponer al conjunto de la sociedad sus estrechos criterios. Los extremismos religiosos  pretenden  que todos acaten sus normas. Así fue durante la inquisición y así es hoy con los fundamentalistas islámicos. Y entre las principales víctimas de la intolerancia están las mujeres a las que las somete a la condición de sirvientas privándolas, incluso,  de derechos humanos básicos.

En muchos países de Europa como Francia, Alemania, Holanda e Italia, entre otros, crece el fenómeno de la islamofobia. Es un proceso tóxico y peligroso en extremo. Se acusa a ciudadanos  de religión islámica, que han nacido y educado, por ejemplo en Francia, de constituir una suerte de entidad con una voluntad política uniforme. Así se habla del “peligro musulmán” como si el conjunto de ellos, que conforman el 7,5 por ciento de la población,  compartieran una visión monolítica. Hay musulmanes de izquierda, de centro y derecha. Los hay creyentes y laicos que adhieren a los ritos porque nacieron en una familia que los mantiene. Algo que ocurre en todas las religiones. El daño que algunos miles de yihadistas hace al conjunto de la sociedad pero, en especial, a los franceses musulmanes es inconmensurable.  Pero en su fanatismo y ceguera, es probable, que eso es lo quieran: separar aguas y radicalizar. Las masivas manifestaciones son un gran paso para frustrar a los fanáticos.  La edición de Charlie que viene de apareceru, con una tirada de cinco millones de ejemplares,  trae al Profeta en primera plana.  No podía ser de otra forma. Viva Charlei

 

La islamofobia

En Francia el Frente Nacional, un partido de corte fascista,  bordea el 30 por ciento de la preferencias de voto. En su plataforma electoral aboga por el fin de la inmigración en especial de personas de fe islámica. Es contrario al ingreso de Turquía a la Unión Europea dado que la gran mayoría de sus 75 millones de habitantes son musulmanes. Además aboga por programas de repatriación de todos aquellos inmigrantes que no cuenten con su  documentación al día.  La corriente xenófoba contra los practicantes del Islam  gana fuerza en Europa. Esta corriente de odio  se verá reforzada por  el yihadismo y el fundamentalismo que lo sustenta.