Archive

Posts Tagged ‘Siria’

Mosul : la madre de todas las batallas.

October 20, 2016 Comments off

 

En las primeras horas del domingo comenzó la esperada ofensiva para liberar a Mosul de manos de los yihadistas. La segunda ciudad de Irak, con una población original de dos millones de habitantes,  fue capturada por el Estado Islámico (EI) en junio de 2014. El ataque en curso podría auspiciar el fin de la dominación territorial del EI en Irak.

La lucha por Mosul involucra tanto a potencias locales como a otras más distantes.  Según su desenlace podría cambiar la configuración del mapa de la región. El control sobre  Mosul reverbera en Siria, Turquía, Irán, Jordania y sobre todo el mundo árabe.

En primer lugar está el brutal choque entre la facción de musulmanes chiítas, que gobiernan Irak,  y los sunitas que son mayoría en Mosul.  El EI, que pertenece a la corriente sunita,  ha declarado una guerra a muerte contra los chiítas. Sus ataques suicidas han detonado bombas en mezquitas y concurridos mercados. Es la continuación de la  guerra civil librada entre ambas denominaciones, 2006-2007, que dejó medio millón de muertos.  Se  calcula  además que por tres  muertes violentas hay que sumar otras dos a causa de desplazamientos forzados, colapso del sistema hospitalario, falta de agua y alimentos.

En la batalla de Mosul convergen tropas oficialistas que incluyen al ejército y milicias chiíes con vínculos con Irán. Son éstas últimas las que despiertan la mayor inquietud pues en el pasado han cometido atrocidades contra la población sunita. También participa un importante contingente de tropas de la minoría kurda. Estados Unidos está presente con un contingente de al menos 600 efectivos de fuerzas especiales y asesores. La planificación de la batalla  ha corrido por cuenta del Pentágono.

El EI capturó la ciudad con un par de miles de sus combatientes que  lograron batir a más 50 mil soldados del ejército iraquí que abandonaron sus armas para huir. Ahora unos 25 mil atacantes enfrentan a unos seis mil yihadistas atrincherados en una vasta superficie que aún mantiene una población estimada en 1,2 millones de personas. Se anticipa que el enfrentamiento provocará el éxodo de  700 mil civiles.

 

Las tropas oficialistas, junto a los kurdos,  tienen una abrumadora superioridad numérica y de poder de fuego. La táctica de los atacantes será lanzar ofensivas localizadas para obligar al EI a revelar sus posiciones. Entonces intervendrán los drones y las fuerzas aéreas de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña para aniquilar a los yihadistas. Se prevé que será un proceso lento y complejo para causar el menor daño a la población. Porque de ello depende, en última instancia, si Irak subsistirá como un país o derivara en una partición. Hay quienes anticipan que  surgirán tres nuevos estados. Uno chiíta que incluirá Bagdad y el sur del Irak actual. Otro sunita en el norte de Irak y parte de Siria y Jordania,  el tercero sería el Kurdistán que como mínimo abarcaría regiones de Irak y Siria. Lo que parece seguro es que se evapora el sueño yihadista de fundar un califato.

 

Advertisements

Las guerras asimétricas.

October 13, 2016 Comments off

 

El bombardeo aéreo de ciudades es una violación  del derecho humanitario. Hoy, sin embargo,  dos países reciben letales descargas aéreas en forma regular. Siria y Yemen son blancos de aviones que actúan con absoluta impunidad. En ambos países hay  guerras civiles en pleno desarrollo. En Alepo, la mayor ciudad siria, así como en Saná, la capital de Yemen, diversas fuerzas aéreas causan estragos. En esta última ciudad, el sábado pasado,  unas 140 personas murieron y más de 500 resultaron heridas en ataques aéreos atribuidos a la coalición liderada por Arabia Saudita con respaldo de Estados Unidos. Como es la práctica habitual la coalición negó su responsabilidad en los bombardeos. Otro tanto ocurre con las acciones aéreas rusas y sirias  que, con regularidad, destruyen hospitales y residencias en las zonas dominadas por los rebeldes.

La aplicación de fuerza desmedida puede endurecer la voluntad del adversario. Ello ocurrió con los bombardeos masivos de ciudades durante la Segunda Guerra Mundial que causaron una enorme cantidad de muertes y destrucción, pero no provocaron la rendición de alguna de las partes. En el marco de las guerras asimétricas, en que se enfrentan contrincantes de fuerzas muy dispares, el bando más poderoso recurre a la aviación para golpear desde la distancia minimizando sus riesgos. Los atacados, a menudo insurgentes, buscan protegerse refugiándose entre la población civil. Así la pérdida de vidas inocentes se transforma en un costo político para el agresor.

Samuel Huntington en su libro El choque de las civilizaciones teoriza sobre el enfrentamiento con el terrorismo yihadista: “ En esta cuasi-guerra cada bando ha capitalizado sus fortalezas y ha explotado las debilidades de su contrario. En el campo militar, ha sido en gran medida una guerra de terrorismo versus poder aéreo. Entregados militantes islámicos aprovechan las sociedades abiertas de Occidente y ponen bombas en blancos seleccionados. Militares profesionales occidentales aprovechan los cielos abiertos del Islam y lanzan bombas inteligentes contra blancos seleccionados”.

En lo que toca a la precisión del armamento aéreo  el progreso es patente.  Durante los bombardeos contra la Alemania nazi, para destruir un centro de mando y control se necesitaban unas 4.500 misiones y la descarga de ocho mil toneladas de explosivos. Para conseguir el mismo objetivo en Vietnam bastaron  95 aviones y lanzar 190 toneladas. En la actualidad, un solo avión dotado con misiles y bombas inteligentes, debidamente programadas, puede acabar con el mismo blanco. Pese a ello distan mucho, como está a la vista, de tener una precisión quirúrgica. El empleo de  la fuerza nunca puede perder de vista el objetivo político final de todo conflicto. El propósito de la victoria bélica no es avasallar al enemigo pues ello, con frecuencia, planta las semillas amargas  del conflicto siguiente. El óptimo es lograr las metas bélicas al menor costo posible para ambas partes. Esa es la base para una convivencia futura.

El calvario sirio.

September 22, 2016 Comments off

“Justo cuando pensamos que las cosas no pueden ser aún peores la barra de la depravación se hunde todavía más bajo”. Estas son las palabras de Ban Ki-moon, el secretario General de Naciones Unidas, para describir lo que ocurre en  Siria. Hay un adagio que reza que la noche es más oscura  justo antes del amanecer. Con los conflictos, en especial con las guerras civiles que son los más sangrientos, los momentos de mayor peligro suelen ser las treguas destinadas a lograr  la paz.  Cada bando descarga entonces sus cartuchos por lograr ventajas militares de último minuto.

En Siria se concretó un cese de hostilidades, acordado por Estados Unidos y Rusia, que cobró efecto el lunes. La propuesta tenía más enemigos que partidarios. Entre los propios promotores tenían reservas. El Pentágono había expresado sus reparos al plan liderado por John Kerry, el secretario de Estado. Todo empezó mal. Un bombardeo  aéreo estadounidense  mató a 62  e hirió a más de una centena de soldados sirios, leales al Presidente Bashar al Assad. Washington se excusó señalando que fue un error. Entretanto la fuerzas rebeldes y del gobierno se acusaban de no respetar el cese al fuego. Para peor un convoy con ayuda de Naciones Unidas fue víctima de un ataque que mató a veinte personas y destruyó  varios camiones. Estados Unidos acusa a Rusia por ejecutar el bombardeo. Moscú niega  en forma vehemente su participación y entre sus argumentos destaca que no hay rastros de cráteres de bombas. Insinúa que el convoy pudo ser blanco de fuego de artillería. A fin de cuentas no faltan los interesados en sabotear un acuerdo de paz. La niebla, como se alude a la incertidumbre en situaciones bélicas, es muy espesa. Algo que acrecienta la tradicional desconfianza entre Rusia y Estados Unidos.

Es un rompecabezas en el cual es difícil calzar las piezas. El gobierno sirio ha ganado terreno y cree que puede vencer a sus enemigos que están divididos. Una facción rebelde quiere una transición política que acabe con el régimen de Assad. Pero la voz cantante, en el plano militar, la tienen los yihadistas, esto es los extremistas islámicos que aspiran convertir el país en una teocracia. Estados Unidos está de acuerdo con Rusia en combatirlos. Pero Moscú duda de la seriedad de las intenciones de Washington pues Arabia Saudita y algunos emiratos les brindan ayuda a grupos de trayectoria islamista. Los kurdos sirios, por su parte, buscan crear un estado propio en las regiones en que son mayoría. Turquía, que tiene tropas al interior de Siria, los combate y brega por  impedir la desintegración del país.

Tras cinco años de lucha Siria es un país desangrado y en ruinas. La mitad de sus 22 millones de habitantes ha sido desplazada. Según algunas estimaciones las víctimas fatales alcanzarían las 400 mil personas. Unos cuatro millones han salido del país. Muchos están  en Turquía, Líbano, Jordania e Irak. Más de un millón ha optado por alejarse de las llamas y están en Europa.  El conflicto continúa con la batalla por el control de Alepo. Allí se multiplicarán las luctuosas estadísticas de un pueblo sufriente.

Juego de tronos en Turquía

August 12, 2016 Comments off

 

Turquía es un país influyente. Su postura es clave en todo el Medio Oriente y gravita de manera decisiva en la guerra siria que ya cumple cinco años. Desde un comienzo Turquía apoyó a los rebeldes que combaten contra el gobierno del Presidente Bashar-al-Assad. En esta trinchera colaboró con Estados Unidos y Arabia Saudita. Una consecuencia del conflicto es el desplazamiento masivo de sirios de los cuales unos cuatro millones están refugiados en Turquía. Más de un millón han buscado asilo en diversos países de la Unión Europea (UE) y en Alemania en particular.

Las cosas dieron un giro drástico, el 15 de julio, con el fallido golpe de estado militar contra el Presidente Recep Tayyip  Erdogan. Ankara no vaciló en culpar al clérigo musulmán Fetullá Güllen, un antiguo aliado de  Erdogan, de ser la eminencia gris tras la asonada. Más aún, el gobierno está convencido que Estados Unidos respaldó a los golpistas. Sin perder un minuto Erdogan lanzó una purga masiva contra un amplio espectro de opositores. A la cabeza de los arrestos están los seguidores de Güllen. La  enorme movilización antigolpista ha permitido además  una dura represión a  las organizaciones kurdas que nada tienen de gullenistas. También están tras las rejas numerosos  periodistas e intelectuales progresistas. Las cosas pueden empeorar. Erdogan  es partidario de reinstalar la pena de muerte en el país para castigar a los responsables del golpe. Dado que tiene una mayoría en el Parlamento es  posible que logre imponer la pena máxima abolida en 1984.

Las violaciones masivas a los derechos humanos y la libertad de expresión han provocado tímidas protestas internacionales. La UE teme que una fricción mayor con el gobierno turco puede llevarlo a abrir, de par en par,  las compuertas para los refugiados que deseen partir a Europa. El acuerdo en vigor estipula que la UE aporte miles de millones de euros para mantener en suelo turco a los buscadores de asilo.

Lo más sorprendente de la zigzagueante política turca es el reciente acercamiento a Moscú. Las relaciones entre ambos países estaban congeladas luego del derribo de un avión militar ruso, el 24 de noviembre del año pasado, que según Ankara volaba sobre su territorio El encuentro entre el Presidente ruso Vladimir Putin y Erdogan abre interrogantes. ¿Turquía cambiará de bando en la guerra en Siria? Erdogan tiene previsto un encuentro con el Presidente Hassan Rouhani  de Irán que es el mayor aliado del régimen de Assad. Podría tratarse de una maniobra táctica para fortalecer su posición negociadora frente a Washington y la UE para que no interfieran en su  política represiva doméstica. Es algo que está por verse. Pero desde ya se aprecia un cambio en el alineamiento de las fuerzas en el Medio Oriente

El asalto a la prensa

131 medios de comunicación han sido clausurados. Ninguna categoría está excluida de los cierres donde se cuentan diarios, radios, canales de televisión, revistas y casas editoriales. La acusación genérica es que responden al gullenismo o que apoyaron el golpe de estado. En rigor el cierre de medios y el acoso a periodistas independientes comenzó bastante antes del fallido golpe. De acuerdo a la organización Reporteros sin Fronteras, que monitorea la libertad de prensa en el mundo, Turquía  está relegada a los peldaños más bajos situándose en el lugar 151.

Europa: la inmigración en jaque

April 26, 2016 Comments off

Donald Tusk, el Presidente del Consejo Europeo, viene de señalar: “Hemos visto una reducción drástica del flujo de la  inmigración ilegal”. Según  algunas fuentes la llegada de refugiados e inmigrantes ha mermado en 80 por ciento en las últimas semanas. Ello no quita que la semana pasada el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reportó el hundimiento de una embarcación, en el Mediterráneo, en la que se habrían ahogado unas 500 personas. Entre los 41 sobrevivientes del buque, que había zarpado de Libia, se contaban somalíes, etíopes, egipcios y sudaneses.

Tusk junto a Angela Merkel, la canciller alemana, visitaron Turquía donde fueron escoltados por autoridades turcas a inspeccionar un campo de recepción de solicitantes de asilo. Tusk solo tuvo halagos para el gobierno anfitrión pues a su juicio es: “El mejor ejemplo en el mundo sobre cómo tratar refugiados”. Todo el mundo ha escuchado hablar de las visitas de la Cruz Roja Internacional a lugares de reclusión. Ese día los prisioneros comen carne y duermen en camas con sabanas. Partida la delegación el trato vuelve a su áspera y brutal rutina. Ha sido así desde los campos de concentración nazis a las cárceles de las dictaduras latinoamericanas. Ello a tal punto que la expresión “visita de la Cruz Roja” a centros de detención es sinónimo de un cínico y pasajero buen trato. Organizaciones humanitarias denuncian que la visita no mostró la verdadera condición en que viven ciento de millares de sirios, iraquíes y otros en el interior de Turquía.

Los europeos están de acuerdo en restringir a un mínimo la concesión de asilo. El problema es que no tienen muy claro cómo hacerlo dado que el flujo humano continua. Algunos estados, en especial en Europa del Este con Hungría y Polonía a la cabeza, han optado por restricciones unilaterales como  el cierre de fronteras.  El tema fue discutido con el Presidente Barack Obama en su paso por Alemania la semana pasada. Merkel, ya bastante complicada con el auge político de la derecha xenófoba y con relaciones tensas con el Presidente turco Recep Tayyip  Erdogan, ha postulado la posibilidad de crear zonas protegidas al interior de Siria para la población que busca asegurar su supervivencia hasta que  pase el peligro. Así se  cortaría el flujo de refugiados hacia Turquía y Europa. Obama, sin embargo, es contrario a la idea y se lo planteó a la mandataria alemana. A juicio de Washington solo cabe crear santuarios para la población civil si están  protegidos por un contingente militar convincente. Ello significaría desplegar millares de soldados en Siria y Estados Unidos ha reiterado que no está dispuesto a asumir semejante compromiso. El Pentágono tiene en la memoria las atrocidades cometidas en Bosnia Herzegovina ante la vista y paciencia de tropas internacionales. Entretanto,  los resultados las elecciones presidenciales austríacas dieron un insólito 35 por ciento de los votos a un candidato xenófobo y de orientación fascista. Una señal dura contra la recepción de refugiados en Europa.  Es un dilema que opone el drama de millones refugiados e inmigrantes al rechazo  de muchos europeos. Un choque trágico para el cual aún no se vislumbra una solución.

El precedente de la ex Yugoslavia.

 

En Bosnia, en 1993, Naciones Unidas adoptó una resolución que aseguraba la protección de la zona de Srebrenica. Pero no fueron asignadas tropas suficientes para inhibir a las fuerzas serbo-bosnias que asolaban el área y que cercaron los enclaves con refugiados bosnios musulmanes. Las unidades de cascos azules holandeses, responsables de protegerlos permitieron, en julio de 1995, que todos los varones fueran separados de sus familias para, más tarde, ser exterminados en forma masiva. Más de ocho mil hombres y niños desarmados fueron asesinados a sangre fría por unidades serbo-bosnias. Es la mayor masacre perpetrada en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

Siria: el comienzo del fin de la guerra.

March 17, 2016 Comments off

Moscú anunció el retiro de sus fuerzas militares de Siria. Las cámaras captaron el despegue de bombarderos que volvían a sus bases en Rusia. Allí les esperaban ceremonias de bienvenida con familiares de los uniformados despachados al país árabe. El momento escogido por el Presidente Vladimir Putin para reducir su participación en el conflicto no podía ser más oportuno. Lo hizo luego de tres semanas de una cesación de hostilidades que pocos creyeron que duraría tanto. Además a las puertas de las conversaciones de paz en Ginebra entre la oposición y el gobierno del Presidente Bashar al Assad. Así Rusia disminuye su presencia, luego de cinco meses de bombardeos contra los enemigos de Damasco, desde una posición fuerza y tras haber logrado parte importante de sus metas declaradas. Sus objetivos fueron neutralizar los esfuerzos occidentales, incluida Turquía y Arabia Saudita entre otros, que aspiraban a imponer un gobierno sunita afin a sus intereses. También era importante dar un golpe a  los islamistas que figuran  entre las amenazas que preocupan al Kremlin. Se estima que unos dos mil yihadistas rusos combaten junto a las organizaciones fundamentalistas islámicas.

Rusia ha impuesto sus condiciones frente a Occidente. John Kerry, el secretario de Estado norteamericano, aceptó que la salida de Assad no era un prerrequisito. En sus palabras: “Estados Unidos y nuestros aliados no buscamos el así llamado cambio de régimen”. Moscú y Washington coinciden que no hay una salida militar al conflicto que ya cumplió cinco años. La solución será diplomática pero determinada por la correlación de fuerza militar en el terreno. Y es en ese plano que Rusia considera que ha fortalecido sus posiciones lo suficiente como para sentarse a negociar. La memoria de la intervención soviética en Afganistán está fresca aún. Allí el Ejército Rojo fue desangrado y aunque no perdió militarmente su intervención fue un fracaso. Hecho que gravitó en la caída y desmembramiento de la Unión Soviética.

Dada la sangre derramada en Siria: más de 300 mil muertos según algunas estimaciones, unos once millones de personas desplazadas, la mitad de la población, es difícil visualizar un arreglo aceptable para la mayoría sunita y los aluitas (chiítas) encabezados por Assad. Hay quienes creen que a la larga el país terminará dividido entre ambas facciones y los  kurdos que buscan su independencia. Ello sin considerar que la amenaza yihadista del Estado Islámico, Al Qaeda  y otras organizaciones sigue muy presente. Una  salida posible es la creación de una federación que dé a las partes la mayor autonomía posible. En todo caso cualquier fórmula aceptada por todos será un progreso ante la situación de violencia actual.

Los refugiados sirios.

El retiro ruso tomó por sorpresa a Occidente. Ello porque muchos en Estados Unidos y Europa creían  que  Moscú tenía interés en convertir a los refugiados sirios, unos cuatro millones, en un arma. Fue lo que declaró el general norteamericano Philip Breedlove, comandante supremo de la OTAN.  Los bombardeos rusos, según esta teoría, buscaban  aumentar el número de refugiados que marcharan rumbo a Europa. Ello para  causar dificultades sociales y políticas que debilitaran a los gobiernos europeos. Los hechos desmienten esta especulación pero ponen de relieve el abismo de confianza entre Washington y Moscú.

Los refugiados como arma.

March 3, 2016 Comments off

Una afirmación insólita: “Juntos, Rusia y el régimen de Assad, están deliberadamente convirtiendo la migración en un arma (weaponising), en un intento por avasallar  las estructuras europeas y quebrar su voluntad”.  Este  fue el reciente planteamiento del general estadounidense Philip Breedlove, comandante  supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ante el Comité de los Servicios Armados del Senado de su país.

La evidencia del general Breedlove para una acusación tan drástica descansa en una débil interpretación circunstancial: “El empleo de armas indiscriminadas  por parte de  Bashar al Assad, y el uso de armas del mismo tipo por las fuerzas rusas, no me dejan encontrar otra razón que no sea la de provocar  refugiados y crear así problemas para otros”.

La masa de refugiados y migrantes excede por mucho a la guerra civil siria. Hay cientos de miles de personas provenientes de Irak, Afganistán, Somalia, Libia y otros países que sufren guerra y miseria. Los sirios representan menos de un tercio de los que buscan el asilo europeo. Washington bombardea y participa con tropas en las guerras libradas en Irak y Afganistán donde los rusos están ausentes. De acuerdo con la lógica de Breedlove Washington debería asumir una responsabilidad en los flujos humanos que buscan ponerse a salvo de la violencia. El general norteamericano  hace suya una postura de Donald Trump y la extrema derecha europea. A su juicio elementos criminales,  extremistas y combatientes se esconden en el seno del flujo migratorio. Lo mismo es verdad de los millones turistas que entran y salen del viejo continente.  En toda gran muchedumbre habrán elementos antisociales de un tipo otro. En el caso los que huyen del Medio Oriente, arriesgando sus vidas para cruzar el Mediterráneo, más del 30 por ciento son menores.

Lo que es indisputable es el drástico efecto político y social que causa la llegada masiva de refugiados en el viejo continente. El auge de los movimientos xenófobos alcanza a la mayoría de los países. Es llamativo, sin embargo, que la popularidad de la canciller alemana Angela Merkel recupera altas cotas, situándose en un respetable 54 por ciento según una encuesta reciente, un alza de nueve puntos. Dado que Berlín ha sido por lejos el mayor receptor  de refugiados y Merkel recibió severas críticas  la subida de su aceptación indicaría que la crisis está en vías de superación. La gran incógnita es que ocurrirá con las fronteras abiertas entre los países de la Unión Europea. Hasta hace poco era posible viajar en el seno de la Unión sin restricciones. Pero ahora varios estados han levantado barreras y restablecido controles fronterizos. Si esta tendencia continuase marcaría un retroceso mayor en uno de los logros más notables en la construcción de una Europa unida. .

El flujo humano crece.

El año pasado llegaron a Europa más de un millón de personas en busca de asilo. Esta cifra podría resultar superior en el año en curso de acuerdo a las proyecciones. Tan solo entre enero y febrero, pleno invierno boreal, han llegado 131 mil refugiados e inmigrantes. 30 veces más que el año pasado en los meses citados de acuerdo a Frontex, la agencia fronteriza de la Unión Europea.