Home > Uncategorized > México: cae capo de los Z

México: cae capo de los Z

July 17, 2013

La captura de Miguel Ángel Treviño, apodado el Z-40, es un gran éxito para el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. La detención del jefe del más temido cartel del narcotráfico, los Z, es además una buena noticia para muchos migrantes que cruzan México en dirección al norte. Los Z, el cartel dominante que controla buena parte del país con tentáculos en Centroamérica y al interior de Estados Unidos, desde hace mucho extendió sus actividades desde la droga a la extorsión, el secuestro y la trata de personas. La organización ganó notoriedad luego de la matanza de 265 centroamericanos, en el noreste de México, que se negaron a servir de mulas para tráfico de drogas o ser esclavizados. Infundir el máximo terror ha sido la impronta de los Z. Treviño inició una confrontación con antiguos aliados del cartel de Sinaloa y la decapitación de rivales, cuyos cuerpos eran abandonados en carreteras, fue rutinaria. Uno de sus métodos favoritos de asesinato era el “guiso”, que consistía en meter a la víctima en un barril de petróleo y quemarla.
Treviño fue arrestado en un camino rural por infantes de marina. La armada mexicana ha tenido un rol prominente en el desmantelamiento de diversos carteles. La detención fue lograda sin disparar un tiro en las proximidades de Nueva Laredo. Un cambio ya visible en la forma pues en el gobierno anterior donde tanto el líder del cártel del Golfo Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén alias Tony Tormenta, como Ignacio Villarreal, uno de los cuatro líderes del cártel de Sinaloa, así como Heriberto Lazcano Lazcano, alias El Lazca, el líder de los Z, murieron abatidos por las autoridades. Fue la muerte de Lazcano la que hace siete meses permitió a Treviño asumir el liderazgo.
El golpe a la organización criminal fortalece la estrategia de Peña Nieto que criticó a su predecesor, Felipe Calderón, por la postura de guerra frontal contra el narcotráfico y bajo cuyo sexenio, iniciado en 2006, costó la vida a más de ochenta mil personas. En los siete meses desde que asumió Peña Nieto han continuado las muertes y el gobierno señala que requiere más tiempo para controlar la situación. Pero existe un creciente consenso en México e incluso en Estados Unidos que es un error hablar de “guerra” contra el narcotráfico y el crimen organizado, un negocio que controla del orden de 13 mil millones de dólares. El nuevo enfoque busca desmantelar los cárteles por la vía de más y mejor inteligencia que permita su aislamiento antes que por el enfrentamiento armado.
Por lo pronto los Z ya tienen un nuevo líder conocido como Z-42 u Omar Treviño, el hermano menor de Z-40 que tampoco proviene del ejército. El núcleo de los Z está integrado por desertores de unidades de fuerzas especiales. A Z-42 le resultará difícil consolidar su posición y muchos analistas esperan que el más brutal de los cárteles experimente luchas intestinas que, en definitiva, conduzca a su fragmentación y debilitamiento.

Advertisements
%d bloggers like this: